Campaña Toca Granada esta Primavera. Patronato de Turismo
Entrevista a Ramón Arenas

Ramón Arenas: "Ha merecido la pena, nadie va a tener que sufrir lo que hicieron conmigo, una estafa y un acto de corrupción política"

Política - M.A. - Martes, 13 de Abril de 2021
El empresario presentó la principal denuncia que activó, hace hoy cinco años, la Operación Nazarí en la que fueron detenidos el exalcalde José Torres Hurtado y la exconcejala de Urbanismo Isabel Nieto, además de funcionarios y constructores. En una entrevista con El Independiente de Granada habla de la batalla judicial que libra. "Es la lucha de David contra muchos Goliats", resume.
El empresario Ramón Arenas tiene 63 años y hace 16 empezó una larga lucha para demostrar el grave perjuicio que le ocasionó el supuesto trato de favor que el Ayuntamiento de Granada, en la etapa de los sucesivos mandatos del PP con Torres Hurtado como alcalde, dio a un constructor con las parcelas colindantes a su terreno. El expediente Mulhacén, que investiga las irregularidades que denunció, es una de las piezas en las que se separó el Caso Nazarí. Alguna ya está archivada, otra espera juicio y, en su caso, está en el tramo final de la investigación. 

- Se cumplen cinco años de la Operación Nazarí y seis de su denuncia. Son muchos años. 

- Muchos no, muchísimos. Porque a esto habría que añadirle los diez años de intentar arreglarlo por las buenas. Desde que me vendieron la parcela son dieciséis años ya. Y eso es una eternidad. La Justicia es lenta, luego también he tenido la mala suerte, por llamarlo de alguna manera, con la pandemia, y claro... También confío en que llegue. La Justicia tarda, pero llega. Si llega, lo daremos por bien empleado.

- ¿Qué ha supuesto esta larga batalla judicial?

- En lo personal, pues un desgaste grande. Un desgaste como persona, como empresario, como miembro de una familia pues, evidentemente, desgaste personal sobre todo. Y después, pues una guerra muy desigual. Al ser la Justicia tan garantista, esto se basa en recursos, recursos e ir retrasándola y colma a cualquiera.

- ¿Merece la pena tantos años de lucha?

Medité mucho lo que tenía que hacer y en el fondo me decía: 'lucha por lo que te han hecho y lo que te han robado, que nunca tus hijas ni tus nietos te puedan reprochar no haberlo hecho'. Y eso es lo que me llevó a decirme 'tienes que luchar'

- Voy a ser claro, desde el año 74 que me quedé sin padre, que es lo peor que le puede ocurrir a una familia, yo tenía quince años entonces, peor que en aquel momento no me voy a ver nunca. Bien, decido denunciar cuando muere mi madre en 2013, ella era lo que me paraba, porque esto comienza el año 2005 cuando me vendieron una parcela que estaba judicializada, y eso ya es un delito. La Junta pidió que se embargara la finca y no se pudiera vender, porque era una parcela que viene de las cesiones obligatorias de los planes parciales. Desde ese momento era cuando tenía que haber empezado a tomar cartas en el asunto, pero vivía mi madre, que era entrañable, querida y respetada, no merecía que un escándalo de estos enturbiara sus últimos años de vida. Cuando ella muere me digo, 'Ramón, hasta aquí'. Y lo que me llevó a tomar la decisión fueron los principios y valores que mis padres me inculcaron y el respeto hacia mis hijas y mis nietos. Medité mucho lo que tenía que hacer y en el fondo me decía: 'lucha por lo que te han hecho y lo que te han robado, que nunca tus hijas ni tus nietos te puedan reprochar no haberlo hecho'. Y eso es lo que me llevó a decirme 'tienes que luchar'.

¿Merece la pena? Muchos días tengo reproches incluso de la familia y de los amigos cercanos. Yo siempre digo una cosa, el día de las detenciones brindé, no porque se detuviera a nadie, la venganza no existe, sino por que a nadie más le pasara lo que me había pasado a mí. Y me ha merecido la pena. Nadie va a tener que sufrir lo que hicieron conmigo, que fue una estafa y un acto de corrupción política importante. 

De los 6 millones de la concesión, ustedes reconocen que se han gastado 1,7 millones. ¿Y el resto del dinero? ¿Y las cocheras que a los 40 años volvían a los granadinos? ¿Y las pistas de pádel y de tenis dónde están? ¿Y todo lo que le falta al Pabellón Mulhacén? Eso es incontestable. Todo lo demás es ganas de marear

Y no es que lo diga yo, son datos muy claros. Mi parcela se me vende y la de al lado que había salido a la venta también, sale en concesión administrativa. Una concesión administrativa que se concede por seis millones de euros, y que se tiene que hacer un pabellón con unas características específicas, que a lo largo de los años ha quedado como un pabellón que no sirve ni para un colegio, y eso quedó demostrado con la Universiada. Pero es que, además, llevaba tres pistas de pádel, una de tenis al aire libre y 200 cocheras debajo. Y después llevaba 1.153 metros de terreno terciario que iba en un edificio en la esquina. Allí está, todo el mundo lo puede ver. Lo que existe es un edificio de dos plantas, un Mc Donald's y un pabellón que no sirve para nada. No sirvió para el Eurobasket ni para la Universiada, que para que se celebra en enero de 2015 tuve que ceder mi parcela. Y de los 6 millones de la concesión, ustedes reconocen que se han gastado 1,7 millones. ¿Y el resto del dinero? ¿Y las cocheras que a los 40 años volvían a los granadinos? ¿Y las pistas de pádel y de tenis dónde están? ¿Y todo lo que le falta al Pabellón Mulhacén? Eso es incontestable. Todo lo demás es ganas de marear. 

Y una señora concejala que decía que no se reunía jamás con los constructores, me llamó loco, miserable, de todo. Y aparecen los correos electrónicos [durante la investigación] y el constructor le dice, me tienes que ayudar, que en Tráfico -del Ayuntamiento- me dan la entrada por la rotonda pero tengo que salir por calle Torre de la Pólvora. Y si nos ponemos delante del Mc Donald's, veremos que existe una calle transversal como se había pedido y eso fue lo que invadió mi parcela, 333 metros. Y eso está en los correos electrónicos entre ellos, correos privados entre ellos, entre el constructor, la concejala y los técnicos de Urbanismo. Y me ganó un contencioso administrativo, sí, con pruebas falsas. Puse un contencioso y un interdicto pidiendo al juez que paralizara las obras, pero todo el mecanismo de Urbanismo y del Ayuntamiento trabajó a favor de eso. 

Los condenarán o, a lo mejor la Justicia los absuelve, pero son unos estafadores, y lo que me ocurrió a mí no le va a ocurrir a más nadie. Y con eso me siento pagado. Me ha merecido la pena, sí. 

Imagen de archivo del Pabellón Mulhacén. Foto: M.Rodríguez

-¿En qué punto está la instrucción?

- Son varias piezas. El expediente Registrador está en el Supremo porque la recurrimos, la Audiencia decidió archivarlo y lo recurrimos.

Está la pieza de Obispo Hurtado, que vuelve a recaer en la Audiencia, Dos de tres jueces que habían enjuiciado el Serrallo archivan el Registrador y vuelven a ser dos de tres los que tienen que enjuiciar la pieza de Obispo Hurtado. Dijeron al final que no eran competentes para juzgarla y pedimos que fuese a un Juzgado de lo Penal, y esperemos que sea convenientemente juzgado.

En la pieza del Pabellón están ultimándose las pruebas que hemos pedido. El día 18 vuelve a declarar la administradora de Fontdeis, la empresa que construyó el pabellón, y el 19 Telesfora [Ruiz] la exconcejala [de Medio Ambiente] y una serie de periciales que esperemos que lleguen. Y con eso se pueda cerrar la del Mulhacén. Pero quedan otras

-¿Por qué es tan complicado sacar adelante estas denuncias?

El día que se proteja a los funcionarios que denuncien corrupción, probablemente la corrupción en este país se acabe 

- Es un proceso garantista... En primer lugar, yo nunca lo entenderé y me llevé una gran sorpresa, una persona que está imputada puede mentir, está en su derecho. Y puede decir la mayor barbaridad el mundo y no pasa nada. A partir de ahí... Y luego está el tema de los recursos, se juega con gente que tiene mucho poder y que tiene mucho dinero, y que todo se gana con recursos, recursos y recursos hasta agotar a cualquiera. Tengo la gran suerte de tener a un abogado que es un primor, que tengo amigos que me han ayudado y no me dejaron y que tengo una familia que no ha dado un paso atrás ni para tomar impulso. Si no, cualquier persona tendría que abandonar esta lucha porque es de David contra Goliat. De David contra muchos Goliats.

Yo siempre digo que la corrupción en este país se acabaría el día que se protegiera a los funcionarios que denuncien. No digo a cualquier persona. El día que se proteja a los funcionarios que denuncien corrupción, probablemente la corrupción en este país se acabe. 

-¿Cree que se les presiona para no hacerlo?

- Lo hemos visto, los relegan, les hacen el vacío, los castigan, los mandan a un cuarto oscuro, como si estuviéramos en la época del franquismo y fuéramos niños de colegio, exactamente igual. Lo hemos visto, precisamente en la causa Nazarí. Por lo que ves, por lo que escuchas y por lo que se documenta. En el Serrallo y en la causa Nazarí. Funcionarios que alzaban la voz y fueron retirados. 

- ¿Cuántos papeles ha aprendido a mover y ha reunido en estos años?

- He aprendido mucho. Mientras que la parte de los acusados obtiene los papeles del Ayuntamiento muy fácilmente, a mí, y ya se ha cambiado el gobierno dos veces, se me niega el pan y la sal. Los pido, me quejo por carta porque no se me dan, no se me da o se me da capada la documentación, porque no se me da completa, me obligan a pagar las fotocopias de los expedientes. Y me he hecho experto en buscar por internet, lo he encontrado casi todo: expedientes, aprobaciones, plenos, comisiones....Me ha costado y he movido muchos papeles, muchos miles de folios, me atrevería a decir que puedo tener entre 50.000 y 60.000 folios de trabajo, de búsqueda y de archivo.

Solar junto al Pabellón Mulhacén. Foto: IndeGranada

- ¿Ha calculado un horizonte temporal para llegar a juicio?

- Ninguna de las fechas se cumplen. En diciembre de 2018 se declaró ilegal el estudio de detalle de la parcela. Todavía está en el TSJA, porque el Ayuntamiento del PSOE impugnó esa sentencia, y todavía estoy a la espera de que el TSJA admita o rechace el recurso. Sinceramente es muy complicado. El que puedo vislumbrar, pues la pieza se tenía que haber terminado cerrando por junio de 2020, pero al declararse la pandemia todo quedó parado. Ha de suponerse que para junio de 2021 ha de terminarse la pieza del Pabellón Mulhacén y para 2022 se pueda estar juzgando. 

- Es un caso de gran envergadura. 

Durante los hechos que se han ido probando han resultado muchísimas más cosas, pero un Juzgado no puede tirar con una cosa tan grande, y yo no puedo ser el Llanero Solitario, ni puedo ni debo por salud

- Durante los hechos que se han ido probando han resultado muchísimas más cosas, pero un Juzgado no puede tirar con una cosa tan grande, y yo no puedo ser el Llanero Solitario, ni puedo ni debo por salud. Daría para hacer un libro de muchísimas miles de páginas, y se podrían haber sacado muchas cosas, pero nadie quiere complicarse, nadie quiere ayudar. Y tienes que parar. Pero es muy gordo lo que han perdido los granadinos. Como granadino me queda por ejemplo la satisfacción que aunque hayan archivado Casa Ágreda [otra de los casos en los que ha ejercido acusación], al final Casa Ágreda se ha quedado para Granada. 

- ¿Qué mensaje puede transmitir sobre esta lucha que está llevando adelante?

-A pesar de todo me ha merecido la pena. Por una sencilla razón, porque a mí me gustaría dejar un mundo mejor que el que me encontré. Animo a la gente que se entere de casos de corrupción a que los denuncie. Animo a la gente a que lo haga. Es verdad que es duro, que te señalan, pero lo que se pueda aportar ahí queda. He aportado mi granito de arena. Animo a que se haga.