La conexión 'mariana'

Blog - Hombres de Luz - Domingo Funes - Lunes, 4 de Junio de 2018
Sánchez, junto a Cuenca y Jiménez en una de las visitas del líder socialista a Granada.
M.R.
Sánchez, junto a Cuenca y Jiménez en una de las visitas del líder socialista a Granada.

La moción de censura que ha llevado a Pedro Sánchez a la Moncloa, además de demostrar la audacia del varias veces resucitado líder socialista, provocará, como ocurre con el efecto mariposa, movimientos secundarios e imprevisibles en decenas de gobiernos a todos los niveles. En Granada capital, el hecho de que Sánchez acceda al Gobierno en sustitución de Rajoy, otorga un valioso e inesperado balón de oxígeno a Paco Cuenca que, bien aprovechado, lo puede llevar en volandas y ventilado hasta las próximas municipales y superar por fin el techo de 8 concejales, ampliando sus posibilidades de repetir como alcalde. Quién lo iba a decir hace tan solo unas semanas, cuando Montoro le envió aquél correo electrónico amenazante a propósito de las insostenibles cuentas de un Ayuntamiento que por deber debe hasta de callarse. Así, se puede decir que al alcalde, con la moción de censura, se le ha aparecido la virgen. O lo que es lo mismo, que Cuenca ha tenido una aparición mariana; justo lo contrario que Sánchez, que ha tenido, en todo caso, una desaparición mariana.  

Se puede decir que al alcalde, con la moción de censura, se le ha aparecido la virgen. O lo que es lo mismo, que Cuenca ha tenido una aparición mariana; justo lo contrario que Sánchez, que ha tenido, en todo caso, una desaparición “mariana”

Hasta ahora, Cuenca, con un gobierno local en clara minoría, tiene que pasar las de Caín para logra sacar propuestas adelante. Los apoyos a su investidura como alcalde tras la detención de Pepe Torres, sobre todo Ciudadanos, se quedaron en eso, simples apoyos para su nombramiento, prestados a regañadientes. Nada más. A partir de ahí, el marcaje de estos “aliados” al equipo de gobierno municipal lo lleva, de facto, a la parálisis casi absoluta. Cosas de la nueva política, que en ocasiones tanto se parece a la de siempre.

Luego, la oposición se queja de que el chanero esté todo el día haciéndose fotos, pero es que no le han dejado margen para mucho más. Ahora, sin embargo, eso puede cambiar. Y es muy probable que ocurra si Cuenca es capaz de convencer al nuevo responsable de Fomento para que acabe con el aislamiento ferroviario de Granada permitiendo la circulación de trenes a través de la línea de Moreda. Bastaría con eso para apuntarse un tanto muy importante, de alto valor simbólico, y que preocupa a una buena parte de la ciudadanía. Una vez conseguido esto, soterramiento, desdoblamiento y demás reivindicaciones ferroviarias, se pueden abordar de forma seria y con un cronograma creíble y factible. Sin perder nunca de vista, que lo que no se haga a la primera, no se hará en décadas. Pero el valor de ese tanto, especialmente si se logra de forma rápida, se me antoja trascendental para Cuenca.

Si Cuenca es capaz de convencer al nuevo responsable de Fomento para que acabe con el aislamiento ferroviario de Granada permitiendo la circulación de trenes a través de la línea de Moreda. Bastaría con eso para apuntarse un tanto muy importante, de alto valor simbólico, y que preocupa a una buena parte de la ciudadanía

Hay que recordar que el PSOE ha tratado de capitanear –no sin críticas  y contestación de parte de los colectivos implicados– el movimiento vecinal que exigía la reconexión por Moreda, un AVE de verdad con entrada soterrada, sin muros, y la variante de Loja. Los socialistas incluso han impulsado y aprobado en el Parlamento de Andalucía alguna Proposición no de Ley en este sentido, por lo que ahora no se comprendería que habiendo alcanzado el PSOE el Gobierno central ignorase las reivindicaciones que ha hecho suyas con particular énfasis durante los últimos años. No olvidemos que el propio Pedro Sánchez apoyo las reivindicaciones de la ciudadanía en su última visita a Granada.

En principio, no hay razón para pensar que tanto el alcalde como el presidente de la Diputación y el resto de responsables socialistas, no actuarán en consonancia con sus recientes posicionamientos en esta materia, más aun sabiendo que la incoherencia, cuando es palmaria, también tiene un coste político muy elevado, como todos sabemos. Pronto saldremos de dudas acerca de los que nos depara esta gran oportunidad que la “conexión mariana” ha proporcionado a Paco Cuenca. Ojalá el alcalde esté a la altura y sea capaz de cambiar el destino que algunos, desde la distancia, han dibujado para esta tierra.

Domingo Funes (Granada, 1967) es Licenciado en Derecho por la UNED y abogado en ejercicio, trabajando en las ramas administrativa y civil, fundamentalmente, y defensa de los consumidores. En los últimos años ha compaginado su profesión con la colaboración en el Grupo Editorial Tres Ediciones, especialmente en Granada Económica, uno de los periódicos del grupo, donde coordina la sección de opinión. Hijo del éxodo rural de los 60, pasa su juventud en el barrio granadino de la Chana, donde su familia se instala proveniente del pequeño municipio de Salar.