Campaña Toca Granada esta Primavera. Patronato de Turismo

Consejos para unas vacaciones en paz

Blog - El ojo distraído - Jesús Toral - Viernes, 15 de Julio de 2016
viajacontuhijo.com

Llenas una maleta corriendo para no perder un minuto de tus vacaciones, se te olvidan gran parte de las cosas importantes e introduces lo más superfluo; se te estropea el coche en el camino, pierdes la reserva de hotel que tan buena pinta tenía porque no te fijaste en que había que pagar un adelanto antes de ese día, te quemas en la playa, discutes con tu pareja, te enfadas con los hijos, te gastas el doble de lo que pensabas y disfrutas la mitad y regresas a casa después de 15 días de infierno deseando volver al trabajo hasta que a media mañana del primer día ya se te olvidó que te fuiste e incluso añoras de nuevo los cuatro buenos ratos que has pasado en vacaciones. ¿Es así en parte o por completo?

Bueno, pues, aquí van unos cuantos modestos consejos para que este año sea diferente, disfrutes al máximo y te estreses al mínimo:

.-Antes de hacer la maleta piensa en tu destino, visualízate allí, con la temperatura de ese lugar en esta época del año y concéntrate en las 10 cosas esenciales que necesitas llevar…Date tu tiempo, no te precipites…esos objetos con los que te sientes más seguro, más tranquilo…Ya sea ropa o libros, el ordenador personal, la Tablet, o el CD de Pear Jam…Si puedes, no lo dejes para el último día, eso te concede plazo para sustituir lo imprescindible.

Que sepas que se te olvidarán cosas y si así ocurre será porque no son importantes, así que no te estreses cuando lo descubras. Hoy en día hay de todo en todas partes. Que esa preocupación no te quite un minuto de tu tiempo.

.-Revisa el vehículo antes de salir y considera el viaje una aventura en sí misma. Si se te pincha una rueda, que todo puede pasar, sonríe y no te sulfures…A veces los incidentes inesperados traen sorpresas muy gratas en el interior…y tal vez el pinchazo te lleve a una situación agradable. Al menos, ya es una anécdota que no se te olvidará y con la que te reirás al volver a casa. Además, si supiéramos lo que es mejor para nosotros no nos equivocaríamos reiteradamente.

Vete preparado para que suceda lo que tenga que suceder y plantéate los imprevistos como regalos del destino para otorgarte algo mejor.

.-Confirma la reserva del hotel o apartamento por teléfono, busca fotos, mira en foros y hazte una idea más o menos exacta del lugar adonde vas para que no te lleves sorpresas desagradables. Llámales antes y pregunta todo lo que necesites saber, no te conformes con lo que te hayan dicho a través de Internet.

Y si, después, al llegar, hay alguna novedad, no la juzgues como buena o mala, respira un par de veces y deja para mañana ese juicio. Busca la parte positiva y no olvides que estás de vacaciones con las personas que más quieres en el mundo.

.-Proponte pocos objetivos y muy concretos para las vacaciones y permítete incumplirlos siempre que así lo decidas. No seas rígido, el verano es para disfrutarlo pero también para sufrir, llorar, cabrearte…como el resto del año.

Si eres aficionado al cine de terror, estoy seguro de que mientras veas una buena película de miedo sufrirás, pero al acabar considerarás que ha merecido la pena y que te ha encantado. Así es como deberíamos vivir las emociones, sabiendo que todas hay que vivirlas y que después pasan, te dejan y en el camino te enriquecen.

.-No dejes de hacer ejercicio en esos días: camina, haz natación, corre, pasea por el monte, por la playa…reserva un espacio para ti solo o para ti y tu pareja.

Y si no te gusta hacer deporte, descansa, tampoco te empecines, ni te fustigues por no hacerlo, pero obsérvate y  no te dejes vencer por el nerviosismo  ni por las decisiones de los demás. Si nunca haces lo que quieres porque te encanta sacrificarte luego no culpes al resto. El sacrificio sólo conduce a la infelicidad y pese a que así lo creas, nunca nadie te lo agradecerá como tú esperas que hagan.

.-Disfruta de las pequeñas cosas: comer un trozo de sandía sentado en el paseo frente a la playa; el simpático gesto de tu hijo probando por primera vez el limón, la carcajada de tu pareja al verte salir despeinado y ojiplático de un mar de olas más grandes de lo que imaginabas, los recuerdos que te regala una canción que hacía años que no escuchabas…

Si te quejas del calor, recuerda que tú elegiste viajar al sur; si te quejas de los bichos, no olvides que fuiste tú quién escogió el campo; si te quejas de que no tienes un instante para ti, haz memoria: aceptaste ir con toda tu familia, hermanos, cuñados, sobrinos. Si dejas de ver las quejas empezarás a ver motivos para ser feliz.

Nos pasamos todo el año planificando nuestras próximas vacaciones y una parte de la población, por desgracia, se pasa estos días buscando los peros que los convierten en incompletos. No dejemos que el mundo nos estropee la mejor época del año: Felices Vacaciones a los que tengan la suerte de disfrutarlas.

 

Imagen de Jesús Toral

Nací en Ordizia (Guipúzcoa) porque allí emigraron mis padres desde Andalucía y después de colaborar con periódicos, radios y agencias vascas, me marché a la aventura, a Madrid. Estuve vinculado a revistas de informática y economía antes de aceptar el reto de ser redactor de informativos de Telecinco Granada. Pasé por Tesis y La Odisea del voluntariado, en Canal 2 Andalucía, volví a la capital de la Alhambra para trabajar en Mira Televisión, antes de regresar a Canal Sur Televisión (Andalucía Directo, Tiene arreglo, La Mañana tiene arreglo y A Diario).