Un verano en el Parque de las Ciencias.

El Fondo de la Cuestión (III). El Estado del Bienestar

Blog - Reflexiones del Por Venir - Chema Rueda - Sábado, 20 de Octubre de 2018
Pedro Sánchez, en un acto del PSOE.
Indegranada
Pedro Sánchez, en un acto del PSOE.

En esta tercera entrega de las cuestiones de fondo que se están abordando en España con el gobierno socialista, haré referencia a las políticas que definen, desde el punto de vista socialdemócrata, lo que es y debe ser un verdadero Estado del bienestar, que, sin obviar la coyuntura europea en la que nos desenvolvemos, no por ello, renuncia a establecer unas condiciones políticas y un marco presupuestario que permita el desarrollo de medidas de estricta justicia y solidaridad, que posibiliten un mejor reparto de la riqueza y una mas proporcional distribución de las cargas.

Medidas, como he dicho, nítidamente socialdemócratas, no creo que nadie esperara otra cosa, que afectan al núcleo central de la política social y económica, y que suponen un punto y final respecto de la grosera indiferencia que los gobiernos de la derecha mostraron hacia los sectores más perjudicados por la crisis y, desde luego, un grito de esperanza para millones de personas

Medidas, como he dicho, nítidamente socialdemócratas, no creo que nadie esperara otra cosa, que afectan al núcleo central de la política social y económica, y que suponen un punto y final respecto de la grosera indiferencia que los gobiernos de la derecha mostraron hacia los sectores más perjudicados por la crisis y, desde luego, un grito de esperanza para millones de personas. Esa, y no otra, es la auténtica razón de la vociferante, y a veces incluso malsonante (por insolidaria y por insensible) reacción de las derechas políticas y mediáticas ante las políticas planteadas por el gobierno.

Un Estado del bienestar que merezca tal nombre, al igual que los países europeos mas desarrollados, debe ofrecer unos parámetros de ingreso y gasto público razonablemente homologables a las necesidades de la mayoría de la población. Y sobre todo, debe luchar contra la resignación a la que la misma ha sido sometida por las políticas conservadoras. Desde esa perspectiva, cabe destacar como medida fundamental la elevación del Salario Mínimo Interprofesional hasta los 900 euros, lo que supone una subida algo superior al 20%, para dar dignidad a la gente, pero además para permitir una mayor recaudación por cotizaciones a la Seguridad social (valorada por el Ministerio de Hacienda en más de 1.000 millones). Incomprensibles y espeluznantes las reacciones contrarias a esta propuesta.

Cabe destacar como medida fundamental la elevación del Salario Mínimo Interprofesional hasta los 900 euros, lo que supone una subida algo superior al 20%, para dar dignidad a la gente, pero además para permitir una mayor recaudación por cotizaciones a la Seguridad social (valorada por el Ministerio de Hacienda en más de 1.000 millones). Incomprensibles y espeluznantes las reacciones contrarias a esta propuesta

Otras medidas planteadas para la reconfiguración de nuestro Estado del bienestar son la recuperación del subsidio por desempleo a mayores de 52 años, medida en favor de la dignidad de las personas, así como el establecimiento de la igualdad salarial y de trato en el empleo para hombres y mujeres y la equiparación de permisos de paternidad y maternidad, que se establece en 16 semanas para el año 2021. Junto a esto, se garantiza la financiación completa del Pacto de Estado contra la violencia de género, cifrado en  220 millones.

Se procede al establecimiento de un Ingreso mínimo vital para todas las personas y se plantea la subida en un 3% para las pensiones mínimas y no contributivas, además de establecer una política de Ayudas a Comedor Escolar por valor de 25 millones. Se dota de mayor financiación la Dependencia y se procede a la recuperación de la cotización de las personas cuidadoras. Nadie, de manera sincera, puede oponerse a la citada batería de medidas políticas y presupuestarias. Cierto que supone un aumento del Capítulo de Gastos. Por ello, también se establecen una serie de propuestas destinadas a aumentar el Capítulo de ingresos, seguramente las que más irritan a nuestras egoístas derechas políticas.

Otras medidas planteadas para la reconfiguración de nuestro Estado del bienestar son la recuperación del subsidio por desempleo a mayores de 52 años, medida en favor de la dignidad de las personas, así como el establecimiento de la igualdad salarial y de trato en el empleo para hombres y mujeres y la equiparación de permisos de paternidad y maternidad, que se establece en 16 semanas para el año 2021

Se eleva el tipo mínimo del Impuesto de sociedades al 15% y se procede al aumento del 1% en el Impuesto sobre el Patrimonio a partir de 10 millones. Se trabajará en la implantación de dos nuevas figuras impositivas, el Impuesto sobre las Transacciones financieras y el Impuesto a las empresas tecnológicas. Y por último, en el Impuesto sobre la Renta de las personas físicas, se eleva 2 puntos para rentas a partir de 130.000 euros, y 4 puntos para rentas que superen los 300.000 euros.

En definitiva, un conjunto de medidas que dejan bien a las claras quien gobierna y para quien gobierna, pero sobre todo, para que se gobierna. Para lograr una sociedad más justa, mas solidaria y más igualitaria, pues ese es el ideario de las fuerzas políticas llamadas a conformar mayorías parlamentarias que logren dar el visto bueno a dichas medidas. La regeneración del país y la disminución de las tremendas brechas salariales y de derechos que el PP dejó como herencia de su paso por el gobierno, eran dos de las principales razones que justificaron la salida del poder de aquél. Logrado este objetivo básico, sólo cabía esperar una propuesta presupuestaria como la planteada o incluso más avanzada. Por tanto, la infantil y rabiosa reacción de PP y Ciudadanos, con sus apoyos mediáticos a la cabeza, sólo cabe interpretarla como un intento (uno más) de ensuciar y embarrar el escenario político. Vano intento, pues la gran mayoría de la población española, asiste con esperanza a esta posibilidad de volver a creer en el Estado del bienestar.

Si no tuviste la ocasión de leer los dos artículos anteriores sobre el 'Fondo de la cuestión' o quieres volver a leerlos:

 

 

Imagen de Chema Rueda

Nacido en Guadix (Granada) en 1963, por tanto de la generación de "A hard days night" y "Satisfaction". Licenciado en Derecho por la Universidad de Granada y funcionario de Administración Local, grupo A, trabaja en el Edificio de Los Mondragones. Fue concejal del PSOE en el Ayuntamiento de Granada (desde 2003 y hasta junio de 2015. Ha sido Secretario general del PSOE de la ciudad de Granada entre 2008 y 2017 y es Miembro del Comité Federal del PSOE desde el 39 Congreso. Me apasiona escribir (lo que pienso), debatir y participar en la vida pública, desde todos los ángulos posibles. Me duelen bastantes cosas de la vida y de la política actual, y no pienso dejar de intentar arreglarlas. Me apasiona la vida, la amistad, la Alpujarra y el Atlético de Madrid.