Loading
Este verano, el ciclo Lorca y Granada en el Generalife  une la voz de Federico a Nicolás Guillén y Alejo Carpentier  Con el espectáculo ‘Oh Cuba’, arte de las dos orillas  Del 18 de julio al 26 de agosto, de martes a sábado
Reunión de la comisión de control de la televisión municipal

La anterior productora que gestionaba TG7 exige vía tribunales 700.000 euros

Comunicación - IndeGranada - Lunes, 29 de Agosto de 2016
El juzgado contencioso administrativo ha dado diez días de plazo al Ayuntamiento para que presente sus alegaciones. CBM reclama medio millón que no figuraba en el contrato y que no estaba presupuestado, además de 115.000 euros por intereses de demora y 97.000 por daños y perjuicios.

El gobierno local ha dado cuenta a los grupos municipales de las acciones judiciales que ha planteado CBM, la anterior productora que gestionaba TG7 y que sejó el servicio en plena polémica por la gestión económica e informativa de la televisión municipal. La productora reclama medio millón por servicios prestados fuera de contrato, para los que no había consignación presupuestaria, y suma a esa cantidad 115.000 euros por intereses de demora y 97.000 por daños y perjuicios.

El portavoz del gobierno local, Baldomero Oliver, ha informado en rueda de prensa que el juez ha dado diez días de plazo al Ayuntamiento para que formule sus alegaciones. Para ello, los técnicos ya preparan el escrito de contestación con la argumentación técnica. Oliver ha reiterado la posición del gobierno local, que no reconoce esa deuda, al considerar que no tenía soporte presupuestario.

La productora ha presentado como soporte documental para reclamarla los justificantes de gasto autorizados en su día por el concejal del PP Juan Antonio Fuentes, cuando estaba al frente del servicio. Precisamente la polémica por el agujero económico de la televisión, reconocido en su momento por el propio gobierno del PP, y las denuncias de los trabajadores por la situación laboral que padecían apartó a Fuentes de la televisión. Oliver ha aclarado que no ve suficiente estos justificantes y que ha solicitado facturas.

"Alguien gastó más de lo que tenía y de lo que debía", ha resumido para añadir que esta actuación judicial en ningún caso afectará al normal funcionamiento de TG7. En todo caso el Ayuntamiento, lo que el equipo de gobierno confía en evitar, las consecuencias que podrían derivarse se centrarían en tener que asumir un gasto extraordinario más, el que reclama CBM, y -como ha añadido Oliver-, las consecuencias políticas que puedan exigirse de aquellas decisiones. 

Precisamente en la comisión de control celebrada este lunes se ha dado cuenta de la adjudicación provisional del contrato a Media Sur, la empresa que se encargará a partir de ahor de su gestión. El portavoz del gobierno local ha recordado que la Mesa de Contratación la adjudicó a esta empresa que presentó una cantidad "sensiblemente inferior" al precio de salida y con "mejoras" que implican la apertura de posibilidades de negocio para TG7 que, "si no permitirán la autofinanciación, sí al menos su sostenibilidad", según ha explicado. 

El gobierno local prevé que la adjudicación definitiva se haga a finales de septiembre. De este modo, desde el 31 de agosto la televisión funcionará ocn una prórroga forzosa del actual contrato, que fue temporal en tanto que se cerraba el concurso.