Ven, conoce la provincia de Granada.

El gobierno local rechaza reconocer nuevas deudas a la productora que gestionó TG7

Comunicación - M.A. - Viernes, 17 de Junio de 2016
La Junta de Gobierno Local desestimó en su reunión de este viernes una factura que alcanza los 115.594,44 euros.

La productora que gestionó el servicio de televisión municipal reclama el cobro de un total 115.594,44 euros en concepto de intereses de demora provocados por el retraso en el pago de facturas del contrato que mantuvo con el Ayuntamiento por TG7. Esa cantidad se suma al casi medio millón de euros pendiente de cobro, por servicios fuera de contrato, que el Ayuntamiento se niega a reconocer.

La Junta de Gobierno Local desestimó, en su reunión de este viernes, esa reclamación. El gobierno local se niega de esta manera a reconocer con Central Broadcaster Media (CBM) la factura de 115.594,44 euros. No obstante, sí tuvo que aprobar otra obligación con la productora de 10.810,84 euros, puesto que ya había sido reconocida. 

Esta es una de las primeras medidas relacionadas con la deuda acumulada por la televisión municipal que le toca gestionar al nuevo gobierno local. 

Tras la grave crisis vivida el pasado año en el seno de TG7, que provocó entonces la salida como responsable del concejal del PP Juan Antonio Fuentes y de la directora de la televisión, el Ayuntamiento dio por finalizado el contrato con CBM. Se negó entonces a reconocer ese medio millón de euros y la empresa puso en marcha los correspondientes procedimientos para reclamar su cobro. Entre ellos, uno para la liquidación de los daños y perjucios y el lucro cesante correspondiente a la resolución anticipada del contrato, al entender que este estaba en vigor hasta noviembre de 2016, como consecuencia de "la prórroga tácita" del mismo y que sin embargo había sido resuelto.

El equipo de gobierno del PP, con el apoyo de los grupos municipales, hizo una encomienda de gestión a la empresa municipal Gegsa para dar una salida a los trabajadores que habían formado parte de la plantilla -contratados a través de CBM- y dio los pasos para convocar un concurso para adjudicar el servicio a otra productora.