Ven, conoce la provincia de Granada.

El PP fuerza que la comisión de TG7 para aclarar las posibles irregularidades de su gestión sea a puerta cerrada

Comunicación - M.A. - Martes, 25 de Abril de 2017
El concejal Juan Antonio Fuentes, que estuvo al frente de la televisión, apela a su derecho constitucional al honor, la intimidad y la imagen para evitar que su comparecencia y la de la excoordinadora del medio público se celebren en abierto.
Las comparecencias en la comisión se han celebrado finalmente a puerta cerrada.
IndeGranada
Las comparecencias en la comisión se han celebrado finalmente a puerta cerrada.

La comisión de control de TG7, la televisión municipal de Granada, ha oído este martes las explicaciones del concejal del PP Juan Antonio Fuentes y la excoordinadora del medio Cristina García sobre su cuestionada gestión al frente de la televisión, uno como responsable político y la otra de la discutida línea informativa del medio. 

El objetivo de estas sesiones es aclarar el agujero económico de la televisión, los gastos extraordinarios fuera de contrato y sin soporte de expedientes municipales y también la publicidad que gestionó directamente la productora adjudicataria en su momento del servicio, sin pasar por controles del Ayuntamiento.

Pero esas dos comparecencias no se han podido seguir en abierto. Fuentes ha apelado a su derecho constitucional al honor, la intimidad y la imagen para impedir que el público -fundamentalmente medios de comunicación y trabajadores de la televisión afectados por la gestión de ambos comparecientes- siguiera sus intervenciones. 

Tras más de una hora de debate, los representantes de los grupos políticos han votado para decidir si se celebrar a puerta abierta o no. Lo han hecho, siguiendo las indicaciones del secretario del Ayuntamiento, que ha aplicado lo dispuesto en el Reglamento para los plenos. Con carácter general los plenos son públicos y solo excepcionalmente, cuando se decide que un asunto puede vulnerar un derecho fundamental, se vota y si obtiene mayoría absoluta, se debate a puerta cerrada. 

No es una opción a la que se recurra. No se hizo, y así se ha encargado de recordarlo el portavoz del gobierno local y presidente de la comisión de control de TG7, el teniente de alcalde Baldomero Oliver, cuando se debatió la reprobación del alcalde, Francisco Cuenca. Oliver ha explicado no obstante que su grupo no impediría que se hiciera a puerta cerrada como pedía el PP, para que no pudiera utilizarse como motivo de impugnación. 

Así que PP y PSOE han votado a favor; IU y Vamos Granada han votado en contra; y Ciudadanos, que en el debate previo ha evitado pronunciarse si estaba a favor o no, ciñéndose a lo que dijeran los informes jurídicos, ha plasmado su posición en una abstención. 



En el turno de debate político, el concejal de IU, Francisco Puentedura, ha recordado que la comisión no iba a investigar a personas, sino a aclarar asuntos de la gestión pública y por tanto ha rechazado que dar explicaciones fuese a vulnerar derechos ni atentar contra la intimidad ni el honor, como ha planteado Fuentes. 

Para Vamos Granada tampoco había "justificación" para dar explicaciones a puerta cerrada, recordando que el resto de órganos municipales se celebran en abierto, como el pleno o el resto de comisiones informativas, según ha expuesto su portavoz, Marta Gutiérrez.

La concejala de Ciudadanos Lorena Rodríguez ha recordado que fue su grupo el que pidió que las comisiones se celebraran en abierto, aunque finalmente ha considerado que era Fuentes el que debía de manifestar si consideraba vulnerado algún derecho. 

Por parte del PP, el propio Fuentes y después su portavoz, Rocío Díaz, y también Antonio Granados han defendido que no debía ser en abierto, considerando que se sentaría "un precedente" y obligaría a que todas las comisiones, incluidas las de aspectos laborales como la mixta-paritaria, debían ser públicas. Díaz ha incidido en que no podía generar dudas sobre su voluntad de transparencia la petición, puesto que tanto Fuentes como García comparecían voluntariamente. El grupo del PP ha hecho hincapié, además, en que la excoordinadora no era política ni corporativa y, por tanto, no está "acostumbrada" a esa exposición, a diferencia de Fuentes. 

En cualquier caso las comparecencias no son secretas, así que podrá conocerse a posteriori lo que hayan respondido al cuestionario de 13 preguntas que recibieron este lunes por la noche. De ahí que pueda conocerse el contenido de las manifestaciones que hayan hecho tanto el concejal del PP como la que fuera coordinadora de la televisión municipal.