Disfruta del Mundial en Sierra Nevada
'La otra vida' de los Cero

091: "El nuevo disco está a la altura, pero no podemos competir con la nostalgia"

Cultura - José Miguel Muñoz - Jueves, 17 de Octubre de 2019
La mítica banda granadina estrena este viernes sus esperadas nuevas canciones, después de 24 años. "Es el disco que mejor suena de todos los que hemos hecho", aseguran.
De izqda. a derecha, Jacinto Ríos, José Ignacio Lapido, Víctor Lapido y Tacho González.
María de la Cruz
De izqda. a derecha, Jacinto Ríos, José Ignacio Lapido, Víctor Lapido y Tacho González.

Saben el reto al que se enfrentan. Cuando se disolvió, en 1996, 091 dejó un legado de canciones que a lo largo de los años se han hecho míticas, se han convertido en himnos que, como se demostró en la gira Maniobra de Resurrección de 2016, sus fans corean y sienten como parte de sus vivencias más emocionales. 

Ahora, los Cero han hecho un nuevo disco. A partir de este viernes, canciones como 'Vengo a terminar lo que empecé' o 'Leerme el pensamiento', los dos temas que ya se han dado a conocer, junto a las otras ocho que componen 'La otra vida', aspiran a despertar las mismas emociones que a lo largo de más de 30 años han cimentado 'El baile de la desesperación', 'La canción del espantapájaros' y otras tantas, innumerables e inolvidables. 

Saben que, si el nuevo disco es distinto a lo que está en el imaginario colectivo de sus fans, les dirán que no suena a los Cero y habrá quien se sienta defraudado. Pero, si suena igual que lo de antes, otros les achacarán que no han evolucionado, que siguen haciendo lo mismo que hace 25 o 30 años. 

Por eso quizá los Cero se sienten como los paracaidistas de la portada del nuevo disco, se han lanzado al vacío y no tienen claro dónde aterrizarán. 

"El poder de la nostalgia es muy fuerte. En esas canciones hay otras connotaciones que no son estrictamente musicales, se trata de vivencias personales y luchar contra eso es imposible. Nuestro objetivo era hacer un disco en el que las canciones estuvieran a la altura, del que nos sintiéramos orgullosos. El disco está a la altura que queríamos, pero no podemos competir con la nostalgia", resume José Ignacio Lapido, compositor de todas las canciones del disco y que atiende a El Independiente de Granada junto a Tacho González (batería), Jacinto Ríos (bajo) y Víctor García Lapido (guitarra). Solo faltó José Antonio García (voz).

Jacinto, Lapido, Víctor y Tacho, en el Lemon Rock, donde se realizó la entrevista. maría de la cruz

Pregunta: ¿En qué se diferencia este disco con lo que hicísteis en la anterior etapa?

Lapido: Este disco no está planteado como un punto y seguido respecto al último que editamos. En todo este tiempo hemos madurado como músicos y personas, no podemos retroceder 25 años y retomarlo como lo dejamos. Hemos hecho el disco que nos tocaba hacer por edad y por experiencia en 2019, sencillamente.

Víctor: Es un disco muy variado, hay canciones más rítmicas, otras más lentas, hay teclados, piano, medios tempos...

Jacinto: Yo pienso que es un disco típico de 091 pero en el siglo XXI, no sabría decir si por los arreglos, por el sonido... Somos conscientes del reto que supone hacer un nuevo disco después de 25 años, pero no nos ha influido al ahora de hacer las canciones.

Tacho: Hay una depuración, en los discos anteriores las canciones eran muy complicadas, al tocarlas notábamos que algunas tenían 'trampas', esquemas y variaciones diferentes que debíamos memorizar, ahora todos nos hemos depurado, hemos ido más a la esencia,  las canciones fluyen con más naturalidad. Es imposible quedarte en el pasado congelado, hemos escuchado música diferente a lo largo de estos años, hemos cambiado, también en la forma de tocar y todo eso tiene que estar ahí, está presente, por ejemplo, en canciones como 'Al final' o en 'Por el camino que vamos'. 

Gestos serios, habituales en la banda. maría de la cruz

Menos guitarras contundentes

En 'La otra vida' quizá no suenen guitarras tan contundentes como las de sus últimos discos, esa fuerza y distorsión propia de los conciertos de su anterior gira. Tampoco hay punteos espectaculares. Es un disco con una mayor variedad de estilos y arreglos, con la aportación de los teclados de Raúl Bernal (colaborador habitual de los discos de Lapido), alguna guitarra acústica e incluso con sonidos de palmas en alguna canción, y una cuidada proporción entre canciones más rítmicas y potentes, medios tiempos y otras más lentas, pero con el denominador común de estribillos y melodías pegadizas, y no falta la armónica de José Antonio García ni, por supuesto, esos riffs de guitarra tan característicos del grupo.

¿Con este disco hay un intento de llegar a más público del habitual de los Cero? 

Tacho: Nosotros siempre hemos querido llegar al máximo público posible, pero haciéndolo con honestidad y con unas pautas artísticas. 

Jacinto: Cuando creamos las canciones las hacemos de la forma más honesta que podemos. No sé si metiendo unas palmas o un piano vamos a llegar a más público o no, lo hacemos porque creemos que es bueno para esa canción.

Lapido: El peor pecado de un artista es querer contentar a todo el mundo. Lo que tienes que hacer es ser honesto artísticamente y que estés satisfecho con lo que haces. A cuanta más gente le guste, mejor, pero no podemos contentar a todos. La gente es libre de opinar, uno dirá que si hay demasiadas canciones lentas y otro dirá otra cosa, pero nosotros tenemos nuestra obligación de hacer lo que queremos hacer, y es lo que hemos hecho.

José Ignacio Lapido tiene ya una carrera en solitario aún más larga incluso que la que tuvo con 091. Como compositor de todos los temas, ¿Había algún temor a que las canciones salieran demasiado 'lapidianas', más parecidas a sus discos en solitario que a un sonido 091?

Lapido: Yo no tenía ningún temor, el único temor era que la canciones no fueran lo suficientemente buenas. Si iban a salir 'lapidianas' o no, no se me ha pasado por la cabeza. La personalidad del compositor tiene que estar en la obra. Cuando empecé a componer sabía que estas canciones las iba a tocar la banda al completo y que cuando estuvieran ya realmente hechas iban a adquirir la personalidad de todo el grupo, pero cuando estaba en mi casa sacando temas no pensaba en nada de eso, sino que en que fueran lo suficientemente buenas para figurar en un disco de 091. Solo eso.

El disco cuenta con el respaldo de una multinacional, Warner, quizá pensaréis que ya hubiéseis querido ese apoyo hace 25 años...

(Todos muestran una sonrisa irónica).  

Víctor: El apoyo de Warner ha sido fundamental, de hecho este es el disco nuestro que suena mejor. Hemos tenido el tiempo suficiente para hacerlo y con total libertad.

Tacho: La técnica ha avanzado una barbaridad, y eso ayuda mucho a la hora de hacer el disco.

Lapido: Se da una curiosa circunstancia, y es que la actual Warner, de alguna forma, es heredera, entre otras, de Dro, una de las discográficas con las que trabajamos en nuestros inicios y hemos vuelto ahora a trabajar con ellos, porque algunos siguen todavía.

Formación completa de 091. carlos bullejos

¿Ha sido difícil elegir los singles del disco? 

Lapido: Sí, ha sido difícil elegir porque creemos que había suficientes canciones para ser singles y eso es bueno. Normalmente se escogen para los singles temas que, con pocas escuchas, la gente se quede con ellas, y en este disco hay al menos cuatro o cinco así, que podían ser singles. 

Jacinto: Es otro de los motivos porque los que estamos orgullosos y tranquilos con el resultado de este disco, porque desde el primer momento empezamos a ver canciones que perfectamente podían ser potenciales singles. 

¿El procedimiento ha sido el mismo de siempre, Lapido llegaba al local de ensayo con una primera idea de las canciones que luego se iban armando entre todos?

Víctor: Sí, pero esta vez en realidad nos mandaba las canciones por Whattsapp, en eso también hemos cambiado respecto a hace 25 años. (Risas).

Lapido: Y a veces ni las escuchaban. (Más risas). 

En las canciones no hay títulos muy optimistas, algo ya marca de la casa: 'Condenado', 'Dejarlo morir', 'Mañanas de niebla en el corazón', 'Por el camino que vamos'... 

Lapido: Sí (risas), en nuestros discos suele haber nubes y lluvia, aunque quiero creer que también hay claros, y muchas veces estas referencias que parecen trágicas esconden un humor subterráneo.

También hay estribillos muy pegadizos.

Lapido: Si es así, perfecto. Soy un enamorado de la música de los 60, de esos temas clásicos con grandes estriibillos.

Tenéis ya ocho conciertos programados para la gira de presentación, pero no el de Granada.

Jacinto: Sí, lo primero era presentar el disco en distintas ciudades y darlo a conocer, y el concierto de Granada lo queremos preparar bien, estamos mirando la fecha y el lugar apropiado.

¿Los nervios de sacar un nuevo disco son ahora igual que antes?

Jacinto: Son un poco diferentes, hay miembros del grupo con una carrera musical después, que ya han grabado más discos, hay más experiencia, 25 años después es distinto. 

Tacho: No hay nada como la primera vez.  

Victor: Yo nervios en particular no tengo. 

Lapido: Más que nervios, quizá la expectativa de ver el resultado entre el público.

El público tiene a partir de este viernes la palabra. Comienza la otra vida de 091. 

Más información: