Loading
86 aniversario

14 de abril de 1931: Granada celebra la proclamación de la II República

Cultura - IndeGranada, Miguel Ángel del Arco Blanco, con la colaboración de Granada Republicana UCAR - Viernes, 14 de Abril de 2017
Conmemoramos los 86 años de la proclamación de la II República en Granada, recordando cómo se vivió en la capital granadina, con dos artículos del prestigioso historiador, investigador y editor Miguel Ángel del Arco Blanco, con la colaboración de Granada Republicana UCAR.
Portada de El Defensor de Granada, del 15 de abril de 1931.
Portada de El Defensor de Granada, del 15 de abril de 1931.

El 14 de abril de 1931 Granada se echó a la calle para celebrar la proclamación de la II República, tal y como contó El Defensor de Granada, el diario dirigido por Constantino Ruiz Carnero, una referencia del periodismo. El diario fue clausurado por el franquismo y su director, fusilado. Esta es una de las múltiples informaciones que publicaba el diario en su edición del 15 de abril de 1931.





La editorial de El Defensor de Granada y una de las múltiples informaciones publicadas en la edición del 15 de abril de 1936.



Consulta la portada de El Defensor de Granada para poder leerla en el siguiente enlace:

Artículos elaborados por Miguel Ángel del Arco Blanco:

 

En la Plaza del Carmen se proclamó la República en Granada. Tras la victoria de las candidaturas republicanas en la capital, la población salió a la calle con aire festivo y pacífico. Eran días de sueños y esperanza

El 14 de abril de 1931, tras la celebración de las elecciones municipales y la victoria de la candidatura republicana en la ciudad, se produjo una manifestación espontánea que se dirigió a la plaza del Carmen, donde se encontraba el ayuntamiento. Los manifestantes, a eso de las 16.30, penetraron en el consistorio, dando vivas a la República desde todos los balcones, en uno de los cuales colocaron una bandera roja. Después, el retrato del rey Alfonso XIII fue lanzado al centro de la plaza, mientras que la multitud aplaudía, lanzaba petardos y cohetes y daba vivas a la República y mueras al monarca.

A las 17.00 horas, los republicanos elegidos en las elecciones se presentaron en el ayuntamiento, desde cuyo balcón pronunciaron discursos y recomendaron seguridad y orden; entre los oradores estuvieron José Palanco Romero, José Santa Cruz, Ricardo Corro, José Raya y José Pareja Yébenes. Según El Defensor de Granada, a la llegada de los nuevos concejales al ayuntamiento se produjo una conversación entre Fermín Garrido, alcalde hasta entonces de la Monarquía, y Alejandro Otero, concejal socialista elegido en las elecciones de dos días antes: el segundo aseguró al primero que "sería respetado", y que los nuevos concejales representaban la verdadera "voluntad popular".

Hubo un momento en que la tensión alcanzó su culmen. Llegaron a la plaza las fuerzas de la guardia civil, que se limitaron a mantener el orden; pero también lo hizo el regimiento de Caballería de Lusitania, comandado por el capitán Rubio, que entró de forma violenta en la plaza y causó tres heridos. Se produjo una gran alarma, habiendo "sustos y carreras". En ese momento, los republicanos José Palanco y José Santa Cruz, pronunciaron discursos recomendando orden y disciplina, "para que la naciente República no se viera manchada por la sangre".

A las 17.25, se constituyó el nuevo poder municipal. Palanco Romero presidió la sesión y, en su discurso, señaló que "los hombres elegidos por el pueblo vienen al Ayuntamiento a sacrificar su tranquilidad y bienestar en defensa de Granada y de la Patria", además de alabar la actitud de la población, que "ha dado en estos momentos un alto ejemplo de ciudadanía jamás igualado por pueblo alguno en el mundo". Después, Pareja Yébenes fue elegido alcalde de forma interina.

Nacía en la plaza del Carmen, en la plaza del ayuntamiento, la II República. En los siguientes años esta plaza se convertiría en el espacio político por excelencia de la ciudad. Allí se dirigirían y concentrarían los manifestantes para expresar sus demandas u opiniones políticas. Los granadinos eran conscientes que comenzaban un periodo histórico decisivo. Como afirmaba en un titular El Defensor del 15 de abril de 1931: "La República es una página en blanco que empezamos a escribir todos los españoles. ¡Vamos a reconstruir la vida de España! ¡Vamos a reconstruir la vida de nuestra ciudad! ¡Adelante todos, con el corazón lleno de optimismo, de entusiasmo y de fe!"

Fuentes y bibliografía

El Defensor de Granada, 15 de abril de 1931.

La Publicidad, 15 de abril de 1931.

Miguel GÓMEZ OLIVER: José Palanco Romero: la pasión por la Res Pública, Granada, Universidad, 2007.

Mario LÓPEZ MARTÍNEZ y Rafael GIL BRACERO: Caciques contra socialistas. Poder y conflictos en los ayuntamientos de la República. Granada, 1931-1936, Granada, Diputación, 1997.

Nieves SANIGER MARTÍNEZ: El ayuntamiento de Granada en la II República (1931-1936), Granada, 2000.

Manuel TITOS MARTÍNEZ (Coord.): Historia de Granada, Granada, Ideal, 2002-2003.

El pueblo granadino demostró su júbilo por la proclamación de la República en la Plaza Mariana Pineda. La soberanía residía por fin en ellos y los días de tiranía y corrupción habían quedado enterrados

El día en que se proclamó la República, Granada era una fiesta. Muchas personas se lanzaron a las calles y, en un ambiente festivo, enarbolaron banderas republicanas, participaron en manifestaciones y concentraciones acompañadas por música y discursos. La democracia llegaba y, con ella, todos los ciudadanos podían participar en política. Prueba de ello fue lo sucedido el 14 de abril en la Plaza Mariana Pineda.

La plaza había sido un lugar de encuentro y celebración de libertades desde por lo menos mediados del siglo XIX. La "heroína de Granada" era un símbolo de la lucha contra el absolutismo y por la defensa de la libertad. Pero aquel día, mientras que los nuevos concejales estaban reunidos en el Ayuntamiento, muchos granadinos se dirigieron desde la plaza del Carmen a la de Mariana Pineda. Tomaron la calle Navas, acompañados por la música, los vítores y banderas republicanas. Al llegar a la plaza, un grupo de granadinos se introdujo en el jardín que rodeaba la estatua y, escalando a ella, rodearon a la heroína con una bandera tricolor. La plaza estaba invadida por el público. Algunas mujeres, ahora también protagonistas de la escena pública, dirigiéndose a la estatua, gritaron: "¡Venganza!" y "¡Libertad!". Un obrero proveniente de la Casa del Pueblo incluso pronunció un discurso. La multitud dio también vivas a los capitanes Fermín Galán y Ángel García Hernández, los dos primeros mártires de la República, ejecutados por su implicación en la sublevación de Jaca de diciembre de 1930. Mientras, se enarbolaban banderas rojas y tricolores al tiempo que se entonaba "La Marsellesa". La guardia civil también se presentó en la plaza minutos después y, pese a la tensión, el orden se mantuvo, aunque sí hubo un herido. Un ferroviario escaló a la estatua de Mariana Pineda y, desde allí, pronunció un discurso a la multitud para que, según El Defensor, "guardasen el orden y procurando, incluso sufriendo privaciones, ahorrar dinero y energías para el mantenimiento de la naciente República".

El júbilo de gran parte de los granadinos era imparable. La alegría se mezclaba con la crítica política. En las calles se entonaron canciones contra Alfonso XIII y en pro de la República: "¿Dónde vas, Alfonso XIII / dónde vas tú por aquí? / Voy en busca de Inglaterra / porque me echan de aquí".

Por la tarde-noche la fiesta no cesaría. Muchos granadinos desfilaron a partir de las 20.00 horas por las calles de la ciudad, acompañados de banderas y la banda municipal: calle Reyes Católicos-Embovedado-Plaza Mariana Pineda-Carrera-Paseo del Salón. En los nuevos tiempos, el pueblo ocupaba el espacio público de la ciudad, reflejando que la soberanía residía, por fin, en ellos.

Fuentes y bibliografía

El Defensor de Granada, 15 de abril de 1931.

La Publicidad, 15 de abril de 1931.

Jorge MARCO: “La multitud invadió las calles. Experiencia, repertorios y marcos simbólicos de protesta (1931-1936)”, en Encarna NICOLÁS y Carmen GONZÁLEZ, (Eds.), Ayeres en discusión, Murcia, Universidad, 2008.

Miguel GÓMEZ OLIVER y Ana JEREZ HERNÁNDEZ: “Mariana de Pineda en el imaginario republicano”, en Aurelia MARTÍN CASARES y Manuel MARTÍN GARCÍA, (Eds.), Mariana Pineda: nuevas claves interpretativas, Granada, Comares, 2008.

Mario LÓPEZ MARTÍNEZ y Rafael GIL BRACERO, Caciques contra socialistas. Poder y conflictos en los ayuntamientos de la República. Granada, 1931-1936, Granada, Diputación, 1997.

Manuel TITOS MARTÍNEZ (Coord.): Historia de Granada, Granada, Ideal, 2002-2003.
En junio de 2014, Republicana UCAR, culminó el Mapa de la Memoria Histórica de Granada, una web elaborada la empresa granadina Atrio. Arquitectura web, sobre un mapa Google en la que se muestran 130 lugares para el recuerdo, con su ficha descriptiva sobre lo acontecido en el pasado y su bibliografía. Un recorrido que permite un acercamiento al pasado para comprender la historia más cercana y que discurre por la II República (1931-1936), la Guerra Civil (1936-1939), el primer franquismo (1939-1959) y el segundo franquismo (1959-1979). Recientemente, tras no recibir ayudas de la JUnta, Granada Republicana UCAR ha renovado el compromiso con el proyecto, resultado del trabajo y del tesón de los investigadores Miguel Ángel del Arco Blanco, Claudio Hernández Burgos, Jorge Marco Carretero y María Candelaria Fuentes Navarro, combinado con la pericia y la paciencia del fotógrafo Sergio Rojas García y el trabajo de Atrio. Arquitectura web, que dirige David Moya.



Para este este excepcional trabajo, que te invitamos a visitar y consultar (Mapa de la Memoria Histórica de Granada), fueron elaborados los dos artículos que publicamos para conmemorar la proclamación de la II República en Granada, firmados por el historiador, investigador, profesor de la Universidad de Granada y editorr MIguel Ángel del Arco Blanco.