Loading
Sierra Nevada en Verano, una montaña por descubrir
La ciudad del rock pierde el bar de referencia

Cierra el mítico 'Ruido Rosa', acosado por la legislación que restringe conciertos

Cultura - IndeGranada - Martes, 21 de Marzo de 2017
En Granada, la ciudad del rock, cierra el bar más carismático y referencia de la buena música y de conciertos en directos: el 'Ruido Rosa', acosado por el 'afán recaudatorio' de las administraciones que derivan de las leyes que restringen los conciertos en directo.
Imagen del Ruido Rosa.
https://es.pinterest.com
Imagen del Ruido Rosa.

Una triste noticia para la Cultura de Granada. Cierra después de 30 el 'Ruido Rosa', el local de referencia por donde han pasado los músicos locales -es decir, lo mejor del panorama nacional-, españoles y extranjeros, de gira por Granada. Lugar de encuentros tras conciertos de rock.

Y los mejores conciertos en directo. La mejor música. 

'Local Para paladares exquisitos'

Como destaca Conciertos en Granada, la página de referencia sobre conciertos en la ciudad, el 'Ruido Rosa' es un local "para paladares exquisitos". Así lo describe: "Local para paladares refinados, con pasión por la música de guitarras de los sesenta y los setenta. Los hermanos García Lapido -Javier, José Ignacio y Víctor- y Tacho González, el núcleo de 091, abrieron el Ruido Rosa en noviembre de 1987. Entre los socios fundadores se encontraba el manager que compartieron con Enrique Morente, Paco Ramírez. ‘Chico’ Lapido tomó las riendas como propietario único en el año 2000".

 

 

Vender a Granada como ciudad del rock, con el 'Ruido Rosa' cerrado, es como vender las playas de Andalucía sin sol, ni arena, ni mar

Mucho que si fomentar y ayudar a los locales de música para promover los conciertos en directo pero la realidad es que la ley andaluza es altamente restrictiva e impone sanciones elevadas.

Nada a favor del rock y la música en directo, por muy buenas intenciones que ofrezcan desde el Gobierno municipal socialista. Solo intenciones.

Vender a Granada como ciudad del rock, con el 'Ruido Rosa' cerrado, es como vender las playas de Andalucía sin sol, ni arena, ni mar.
 
Reproducimos por su interés el comunicado íntegro de despedida del 'Ruido Rosa', publicado en su página de Facebok:
"ESTA NO ES MANERA DE DECIR ADIÓS"

Sí, amigos, durante los últimos 30 años hemos intentado hacer de Granada una ciudad mejor. Nuestro empeño ha sido difundir la cultura musical en todas sus formas, contribuir a crear una escena musical alternativa a la corriente mayoritaria y también, por supuesto, hacer de Granada una ciudad más divertida. Pero nos vemos obligados a decir adiós.

Han sido tres décadas en las que hemos formado una gran familia en torno al Ruido Rosa, un lugar en el que nos hemos visto reír y llorar, amar y odiar, cantar, disfrutar en la búsqueda constante del mejor arte. Tras las puertas del Ruido hemos sido capaces de crear un pequeño espacio para la libertad, pero ahora esa libertad no es posible.

No queremos despedirnos sin dedicar un recuerdo muy especial para los que se quedaron en el camino, para los que de un modo u otro habéis trabajado en el Ruido, y a todos los que asiduamente o de vez en cuando os apoyasteis en nuestra barra, vosotros lo hicisteis grande. Y, cómo no, a todos los artistas que os subisteis a su pequeño escenario, a todos muchas gracias por vuestro arte, gracias y adiós.

Adiós porque esto muere, desaparece, se pierde por el empeño de las administraciones en aplicar leyes que impiden el desarrollo de actividades musicales en locales como el nuestro.

El apoyo a la escena musical de nuestra ciudad no debe consistir sólo en gestos y proyectos de cara al turismo. Al menos habría que cuidar que no se destruya el tejido musical ya existente.

Teníamos una larga lista de actuaciones para este año, pero la estricta normativa y la presión de las sanciones han terminado por asfixiar uno de los últimos templos de la música granadina. El Ruido cierra sus puertas para siempre.

En estos 30 años hemos visto pasar por el Ayuntamiento de Granada todo tipo de opciones políticas, todas con un denominador común: la constante persecución a la música en cualquiera de sus manifestaciones. Tres décadas de constantes normativas, tanto del Ayuntamiento de Granada como de la Junta de Andalucía, que limitan, vigilan, presionan y hacen imposible el desarrollo normal de cualquier actividad. Claro está, con un claro y desbocado afán recaudatorio.

En el Ruido se ha movido buena parte de la escena musical granadina, y ellos lo saben. Hemos sido la contracultura, los que contestan, los que no se callan, y eso no les gusta.

Esto es lo que está pasando realmente en Granada, "la ciudad del rock", la misma que entierra sus rios, mata a sus poetas y ahora también calla su música.

Esta vez ganan ellos, pero a veces hace falta un cadáver para que empiece una revolución. Pues bien aquí, lo tenéis.

Hey hey, my my, rock & roll will never die!

RUIDO ROSA"