Ven a Sierra Nevada, mucho más que una estación de esquí
Comotelocuento Teatro estrena estviernes a las 20.15 h 'Paisaje tras la batalla' en el Mira de Amescua de Guadix

La difícil tarea de asumir el destino humano

Cultura - IndeGranada - Miércoles, 2 de Noviembre de 2016
Representación de 'Paisaje tras la batalla' por Comotelocuento Teatro.
Comotelocuento Teatro
Representación de 'Paisaje tras la batalla' por Comotelocuento Teatro.
  • Comotelocuento Teatro estrena el viernes 4 de noviembre a las 20.15 horas 'Paisaje tras la batalla' en el Teatro Mira de Amescua, de Guadix

El séptimo montaje de la compañía de teatro liderada por el actor, director y dramaturgo Enrique Torres se representará por primera vez ante los accitanos y accitanas. Enrique Torres ha elegido el Mira de Amescua para presentar la última puesta en escena que escribe y dirige para el grupo de teatro amateur imbricado en la Asociación Cultural Barataria. “Un grupo estable, cohesionado y con una gran predisposición para explorar los distintos códigos y lenguajes teatrales, y una increíble capacidad de aprehender mis deseos e indicaciones para la puesta en escena, así como de entenderse y complementarse entre ellos a la hora de trabajar”, explica Torres.
 

Comotelocuento Teatro afronta su séptimo montaje.Comotelocuento Teatro

Si en algunos montajes de Comotelocuento Teatro el humor o la crítica social destacaban como principales ingredientes, este nuevo trabajo se presenta más intimista y reflexivo. Con un lenguaje algo más lírico y simbólico, y una esmerada apuesta por la estética visual, los intérpretes Antonio Molina, Lucía Torres, Sara Navío, Adela Hódar, Yolanda Jiménez, Olga Rojas y José Antonio Moreno ofrecen una propuesta escénica contemporánea que, además de estimular los sentidos del espectador, le invitan a cuestionarse sobre la realidad que le rodea y sobre su propia vida.
 


Paisaje tras la batalla es una alegoría escénica que reflexiona sobre la que, según su director, “sea tal vez la única batalla que merezca la pena librar, independientemente de su resultado: la de la condición humana que viaja en busca de ese territorio utópico y simbólico donde sea posible la armonía”. 
Esta obra –basada en el título homónimo de la novela de Juan Goytisolo- habla de la imposibilidad de unos personajes de trascender su propia naturaleza para ser en paz; de las batallas que libran intentando buscar un sentido a su existencia, y su subsiguiente fracaso. Pero también, puntualiza Enrique Torres, “habla de la posibilidad. Aquella que nace tras asumir la derrota y eliminar la connotación negativa de la condición de `vencido´. Una liberación que permite al fin a los personajes existir de una manera plena”.