Recicla, para respirar un aire más limpio
'Lorca en el país de ninguna parte' se presenta en el Balneario de Lanjarón

Un libro documenta la presencia de Lorca en La Alpujarra

Cultura - IndeGranada - Domingo, 3 de Diciembre de 2017
El Balneario de Lanjarón ha sido el escenario elegido para presentar en Lanjarón-La Alpujarra la edición del libro “Lorca en el País de Ninguna Parte” que han editado el presidente de la asociación cultural Poeta Juan Gutiérrez Padial de Lanjarón, Fernando Rubio y la profesora jubilada del Departamento de Filología Francesa de la Universidad de Granada, Adoración Elvira, con motivo del Centenario de Lorca en Lanjarón-La Alpujarra.
Fernando Rubio, Adoración Elvira y Raúl Ruiz.
Mancomunidad Alpujarra
Fernando Rubio, Adoración Elvira y Raúl Ruiz.
  • La edición de Adoración Elvira y Fernando Rubio se ha realizado con motivo del Centenario de la primera presencia documentada de Lorca en Lanjarón en 1917

'Lorca en el país de ninguna parte', que vió la luz hace una semana en La Madraza dentro del ciclo “Memoria de Lorca” organizado por la directora de la Cátedra Federico García Lorca de la Universidad de Granada, Amelina Correa y la Mancomunidad de La Alpujarra, recoge la presencia de Federico García Lorca en La Alpujarra, a través de las cartas y postales que enviaba a sus amigos durante sus estancias en estas tierras. Estancias que aprovechó para escribir, dibujar y recoger antiguos cuentos y romances de tradición oral.
El prólogo lo ha realizado Juan de Loxa, miembro de la Academia de Buenas Letras de Granada y director del Museo Casa Natal Federico García Lorca de Fuente Vaqueros durante más de veinte años, que define esta obra como “guía literaria lorquiana de la Alpujarra”.
 
 
El vicepresidente de la Mancomunidad de Municipios de la Alpujarra Granadina, delegado de Turismo y Cultura, Raúl Ruiz, ha puesto de manifiesto que  “Lorca en el País de Ninguna parte. Lanjarón –Alpujarra” es un homenaje a Federico y a la presencia tan importante que tuvo en la Alpujarra que quedó reflejada en su obra”.
 
“2017 se ha convertido en la proyección de una excelente imagen cultural del ‘País de ninguna parte’, como bautizó Lorca a La Alpujarra en una carta dirigida a Melchor Fernández Almagro” ha subrayado Ruiz, añadiendo que “este es el título de una edición que agrupa el rastro que Lorca dejó en tierras alpujarreñas y que perdura en manifestaciones artísticas y obras diversas en nuestra comarca”.
 
“Son muchos los documentos que acreditan la presencia de Federico García Lorca en Lanjarón y la Alpujarra: cartas y postales enviadas por él a sus amigos, poemas escritos y firmados aquí, dibujos o testimonios de su hermana Isabel que en su libro ‘Recuerdos míos’ deja patente el disfrute que para el poeta suponían sus estancias en Lanjarón y sus viajes por la Alpujarra” ha detallado el vicepresidente, apostillando que “el Centenario de la primera presencia documentada parte del libro ‘Lorca y el mundo Gay’ de Ian Gibson, que hace referencia a una singular estancia de García Lorca en Lanjarón que originó la vivencia tan ilusionante como breve con María Luisa Natera Ladrón de Guevara”.
 
Además, Ruiz ha destacado las visitas del poeta a Lanjarón, Órgiva, Carataunas, Haza del Lino, Pitres, o Cáñar, “quedando reflejadas en algunos de los poemas del Romancero Gitano como “La Reyerta de los Mozos”, de la que se dispone del manuscrito original, firmado en Lanjarón, y que está en el libro de Adoración y Fernando”.
 
“Desde la Mancomunidad somos conscientes de lo que significa este libro para la comarca, que ha proyectado nuestro patrimonio cultural material e inmaterial relacionado con Lorca. Una espléndida guía cultural de La Alpujarra, a través de la mirada de Lorca en la que podrán encontrar manuscritos del poeta a través de Impresiones, expresiones y ‘salutares aquae’” ha manifestado Ruiz. Además, completan la obra un relato poético sentimental, la huella que aún pervive de Federico en calles, plazas o pilares de La Alpujarra y las referencias epistolares y fotográficas por orden cronológico.
 

Lorca en el País de Ninguna Parte. Lanjarón-Alpujarra

Federico visitó varias veces Lanjarón y La Alpujarra entre los años 1917 y 1934. Desde allí escribió a amigos y familiares cartas y postales en las que comentaba las impresiones que los lugares y las gentes le producían. Al recogerlas en nuestro libro –señalan Adoración Elvira y Fernando Rubio- “nos encontramos que todos esos testimonios, eran de un gran valor”
 
El libro se ha organizado a través de “Impresiones” como la carta dirigida a sus padres desde Nueva York, el 23 de septiembre de 1929 en la que les dice: “el otoño en Lanjarón es precioso…”, la postal a Melchor Fernández Almagro desde Lanjarón en el 17 de agosto de 1924:“debes venir a este paraíso en cuanto puedas.”, o la carta a su hermano Francisco, en febrero de 1926, en la que le dice sobre las gentes alpujarreñas: “vi a una reina de Saba desgranando maíz sobre una pared color betún y violeta y vi a un niño de rey disfrazado de hijo de barbero”.
 
 
Otra de las partes son las “Expresiones Artísticas”, unas literarias, otras pictóricas. Así, a Sebastián Gasch, en septiembre de 1927 le dice: “yo aquí en Lanjarón trabajo como siempre. Me he propuesto terminar el Romancero Gitano. He hecho dos romances nuevos que me han costado un esfuerzo extraordinario”. Se refería a “Reyerta de mozos” y a “La casada infiel”. O los dibujos a plumilla que realizó de San Sebastián y otros motivos.
 
También recogen en esta edición las alusiones que Federico hizo respecto a los saludables resultados que el consumo de las aguas del balneario producían en su madre, razón primera de su presencia en el pueblo.
 
Y se ocupan de los momento que Lorca compartió con María Luisa Natera, Incluyendo en el libro el testimonio escrito de Pilar Hitos Natera, hija de María Luisa y dos fotos inéditas de ésta.
 
En otro capítulo, dejan patente que tanto Lanjarón como otros pueblos de La Alpujarra han sabido recoger las huellas del paso de Federico y han engalanado sus calles o rincones con versos lorquianos dedicados a su memoria en murales de azulejos.
 
 
El libro se cierra con un breve texto del poeta local Juan Gutiérrez Padial sobre su trato directo con Federico.
 
Adoración Elvira y Fernando Rubio han querido agradecer a todas las personas e instituciones que han impulsado este libro, y en especial a la Fundación Federico García Lorca y a su presidenta Laura García Lorca que ha colaborado activamente aportando documentos inéditos que reflejan la estandia del poeta en tierras alpujarreñas.
 
“Un libro ameno, coloreado por acuarelas, instructivo, que aporta una faceta más de la intensa y breve vida del gran Federico y que queda a disposición del mundo lorquiano” han concluido los editores.