Loading
Reclaman que se le dé el nombre a una calle y a una sala en la Facultad de Farmacia

Movilización para honrar la memoria de Milagro Almenara, 'la boticaria roja'

Cultura - M.A. - Domingo, 11 de Junio de 2017
Tras la publicación en El Independiente de Granada de la espléndida investigación del periodista Gabriel Pozo Felguera, la asociación de mujeres La Volaera recaba apoyo institucional para rendir un homenaje a esta mujer avanzada a su tiempo que fue asesinada en 1936 por progresista y feminista.
Reunión con la diputada provincial de Igualdad, Irene Justo.
La Volaera
Reunión con la diputada provincial de Igualdad, Irene Justo.

Milagro Almenara Pérez puede ser "la punta de lanza de la recuperación de la memoria de las mujeres republicanas", doblemente silenciadas. Esa es la idea de la asociación de mujeres La Volaera que, tras conocer la historia de la llamada 'boticaria roja' a través de la extraordinaria investigación del periodista Gabriel Pozo Felguera, publicada en El Independiente de Granada, se ha movilizado para rendirle un homenaje.

Firma de Milagro Almenara Pérez. archivo histórico universidad de granada

La presidenta de la asociación, María Martín, se ha reunido ya con la diputada provincial de Igualdad, Irene Justo, y se ha puesto en contacto con el Gobierno andaluz y con el Ayuntamiento de Granada, y pretende recabar también la colaboración de la rectora de la UGR, para rescatar la memoria de Milagro Almenara. Lo ha hecho acompañada pordescendientes de familiares de la boticaria, que se dirigieron a la asociación tras conocer la investigación periodística de Pozo. Muchos de los detalles que recoge, ni siquiera lo conocían.

Según Martín, para honrar su memoria y dado que fue la cuarta mujer licenciada en Farmacia en Granada, asesinada entre Víznar y Alfacar, sería de justicia que una sala de la facultad llevara su nombre, tristemente silenciado. Señala también la posibilidad de dar su nombre al callejón en el que un día estuvo su botica. 

Para ello deben aclarar si este fue en su momento inmatriculado e incorporado al espacio que ocupa el colegio mayor. 

Sea como fuere, tras salir a la luz la figura de esta mujer, avanzada sin duda a su tiempo, la asociación considera una obligación moral recuperar su memoria.