Loading
Este verano, el ciclo Lorca y Granada en el Generalife  une la voz de Federico a Nicolás Guillén y Alejo Carpentier  Con el espectáculo ‘Oh Cuba’, arte de las dos orillas  Del 18 de julio al 26 de agosto, de martes a sábado

Un plan de conservación permite catalogar y digitalizar la colección de fotos antiguas de la Fundación Rodríguez-Acosta

Cultura - Indegranada - Miércoles, 12 de Julio de 2017
Una de las imágenes del archivo.
Fundación Rodríguez Acosta.
Una de las imágenes del archivo.
  • La iniciativa ha avalado la inclusión de las imágenes custodiadas por la Fundación dentro del Censo Guía de Archivos de España e Iberoamérica

Los fondos fotográficos de la Fundación Rodríguez-Acosta son el patrimonio cultural y artístico más desconocido de la institución, ese que el público habitualmente no ve cuando visita su sede.

Desde enero de 2015 un proyecto de conservación, documentación y difusión de dicho legado, realizado en colaboración con el Ministerio de Cultura y la Fundación Cruzcampo, está haciendo posible la catalogación y conservación de la colección fotográfica y, por consiguiente, su difusión.

La empresa Arte y Proyecto ha sido la encargada de realizar esta iniciativa tras detectarse la necesidad urgente de preservar la colección fotográfica, compuesta por unas 20.000 imágenes de temática variada en diversos formatos. Los fondos proceden de las donaciones Gómez-Moreno, José Martínez Rioboo, la colección personal de José María Rodríguez Acosta y los trabajos de autores como Jean Laurent, J. Lacoste y Manuel Torres Molina, que abarcan el último cuarto del siglo XIX y el siglo XX completo.

La complejidad de este proyecto es grande, ya que comprende desde realizar un cuadro de clasificación, hasta conservar, documentar y digitalizar el material custodiado. Hablamos de distintos soportes especialmente sensibles, expuestos a la oxidación, sobre los que hay que actuar con sumo cuidado. Por lo que respecta al acondicionamiento, se ha mejorado el sistema, separando los soportes rígidos de los flexibles, más inestables, y clasificando el material por formatos, trabajando con negativos originales en vidrio, placas estereoscópicas, autocromos y albúminas, entre otros.

Para frenar el deterioro se ha empleado material especializado de conservación. Por último, se ha adquirido mobiliario específico para organizar los fondos, custodiándolos una vez inventariados en la posición correcta, de forma que se les eviten golpes y la agresión de agentes externos, como la humedad.

Precisamente este proyecto de conservación ha permitido sacar a la luz una selección de fotos inéditas, tomadas por José María Rodríguez-Acosta durante los años que duró la construcción del carmen, sede de la Fundación. Las instantáneas, pertenecientes a la colección personal del pintor, han sido expuestas y disfrutadas por el público en la reciente muestra, “La construcción de un sueño. Centenario del carmen de la Fundación Rodríguez Acosta”. Las fotos formaban parte del legado, pero no habían sido dadas a conocer hasta ahora.

La colección de fotografía personal de José María Rodríguez Acosta, que ya ha sido objeto de actuación dentro del plan de conservación, incluye no sólo imágenes de Granada, sino también de las más importantes capitales del mundo a comienzos del siglo veinte. Nueva York, El Cairo y Damasco, entre otras, fueron captadas por su cámara. Son de especial valor la serie de más de 70 autocromos, el sistema ideado por los hermanos Lumiére para plasmar el color. El pintor las empleó para captar instantáneas de ciudades monumentales, como Luxor o Pompeya.

El plan de conservación, documentación y difusión de los fondos fotográficos de la Fundación Rodríguez-Acosta seguirá adelante en una próxima fase, en la que se trabajará con otras partes de la colección fotográfica, entre ellas las correspondientes al legado de José Martínez Rioboo, ingeniero muy aficionado a la fotografía que realizó una prolija labor de documentalismo gráfico de la Granada de los primeros años del siglo XX.