Un verano en el Parque de las Ciencias.
Crónica

El que no ama está muerto

Cultura - Patri Díez - Sábado, 10 de Agosto de 2019
La fotoperiodista Patri Díez nos acerca en esta crónica al espectáculo 'Lorca y la pasión. Un mar de sueños', en cartel en los Jardines del Generalife hasta el próximo 31 de agosto.
Composición fotográfica.
Patri Díez
Composición fotográfica.

¿Qué es el amor? Pregunta el folleto nada más entrar al Generalife. Una pregunta leída para dentro, corta, y donde la palabra amor aparece, nos convierte en cómplices desde el principio. O al menos en Público. Podríamos hacer una elipsis antes de seguir con la lectura, y sentarnos a ver qué cuenta el espectáculo.  

LORCA Y LA PASIÓN un mar de sueños ya está sobre el escenario y no son las diez de la noche. 

Cuatro mares enmarcados, cuatro cuadros visuales de mareas bajas y altas se mueven constantemente para recibir a los espectadores. Un mar cuatro veces, uno por cada mujer de las cuatro obras escenificadas: El Público, Bernarda Alba, Así que pasen cinco años y Mariana Pineda. Lorca siempre es sangre pero Lorca también era mar. ¿Qué es el mar? el grado cero de las cosas. El origen. La vida hasta el punto de ser vida antes de serlo. Y eso nos acerca al amor femenino. A la mujer. Al nacimiento, otra vez: a la vida. Y es que Federico era dueño de ese ver a no saber y así multiplicaba la belleza. “La poesía debe ser esto. Esto es un auto, por eso lo toco. Todo lo demás es antipoético. La verdad, siempre la verdad, sin cambiarla, expresarla siempre”, le dijo a Manuel Altolaguirre cerca de la playa. Él hacía nacer las cosas una y otra vez, en incesante vaivén como la mar, en incesante temblor como la pasión, en incesante vaivén de brazos, de cuna. Y así aparece en escena el primer hombre de perfil, paseando sobre las imágenes. Se sabe figura y así se desplaza sobre el escenario, marcando su contorno sobre la proyección de las distintas pantallas. Arrastra los pies. Suenan los mares. Y ahora los mares son ciudades, partidos de rugby, mecanografías, público otra vez, coches. El mundo de las ideas comienza su andadura, en una obra sobre cuatro obras a la que se accede desde el reflejo, desde la sombra, desde el mundo sensible. Lorca y la Pasión se lee desde la representación platónica, como si la respuesta a la pregunta ¿qué es el amor? estuviera en el desdoblamiento, ahí se recrea todo el universo lorquiano y no es de extrañar que el programa empiece con Un mar de sueños y acabé pregonando por fandangos Yo soy la libertad para despedirse con Sangre. En Granada decir Granada, en la Alhambra hablar de la Alhambra y en la tierra de Lorca proclamar los sueños, la sangre y la libertad, ¿cómo no?, a través de su obra.   

Con este, el programa Lorca y Granada en los Jardines del Generalife llega al espectáculo dieciocho. Verano tras verano se desarrollan propuestas artísticas que aúnan, muy especialmente, la palabra de Federico con el flamenco. Del 18 de julio al 31 de agosto de 2019, a las diez de la noche, comienza LORCA Y LA PASIÓN un mar de sueños.  

Idea y dirección: MARINA HEREDIA 

Guión y dirección escénica: ROSARIO PARDO 

Ayudante de dirección-realizador: JOSÉ SÁNCHEZ MONTES 

Creación y dirección coreográfica: EVA ‘YERBABUENA’ 

Dirección musical: JOSÉ QUEVEDO ‘BOLITA’ 

Colaboraciones especiales: MIGUEL POVEDA. JOSÉ VALENCIA. FARRUQUITO 

Actores: MARÍA ALFONSA ROSSO. CHEMA DEL BARCO 

 

<<El que no ama está muerto>>.

San Juan de la Cruz.

Última lectura del folleto, después del espectáculo.