Plan Recclaje Diputación de Granada.
Para fijar "una posición unitaria" de cara a solicitar "respuestas"

El alcalde de Loja (PP) asegura que el Poniente ve "con preocupación" las "afecciones" de la Variante del AVE a espacios protegidos

E+I+D+i - IndeGranada - Lunes, 16 de Mayo de 2022
El Ayuntamiento de la localidad acoge una reunión con representantes municipales, comunidades de regantes y cooperativas.
Reunión en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Loja.
Ayto. Loja
Reunión en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Loja.

El alcalde de Loja, Joaquín Camacho, ha advertido en una nota de prensa de las "incertidumbres" que la Variante de Loja despierta en el Poniente. 

"Diez años después vuelve el debate del AVE a Loja. Los avances del Gobierno de España en cuanto a la construcción de la Variante lojeña vuelven a levantar recelo entre la ciudadanía del territorio del Poniente Granadino. Diferentes ayuntamientos afectados, comunidades de regantes y cooperativas, ven con preocupación un proyecto que afectaría a espacios de especial protección medio ambiental, cultural y de desarrollo", expone la nota difundida por el Consistorio lojeño.

Camacho evita criticar abiertamente el proyecto, que el PP descartó en su día y que ahora urgía al Gobierno de España, al que criticó reclamando más presupuesto. Antes de hacer públicas estas "incertidumbres" suscitadas por el proyecto, el PP, había criticado también el ritmo de las obras. Al ritmo inversor actual, llegó a decir, "tardaría 50 años en ejecutarse". Asegura que no quieren "confrontación" o "polémica", sino "colaboración".

Al descartar en su día la Variante y optar por el trazado histórico, el AVE llega a circular por un túnel del siglo XIX, adaptado ahora, pero que obliga a reducir la velocidad. 

El objeto de la reunión celebrada en el Ayuntameinto de Loja es "pedir al Gobierno medidas en el trazado que eviten afectar a su medio ambiente y desarrollo".

Los asistentes a la reunión coincidieron en "la necesidad de unión de la comarca al margen de polémicas o intereses políticos". "La preocupación existe por la afección que se puede producir en las captaciones de agua, la cercanía de la obra al acuífero de la Sierra de Loja, el cambio de la fisionomía medio ambiental del entorno de la comarca, el condicionamiento del desarrollo del Polígono Manzanil II o incluso, desde un punto de vista cultural, los condicionantes en la propia Villa Romana de Salar". 

"Queremos colaboración para enriquecer el proyecto que se tiene que hacer para que mejore el desarrollo del territorio"

El alcalde de Loja, Joaquín Camacho, asegura que "han escuchado todas estas incertidumbres y que ahora se busca contar con una valoración técnica adecuada para alejarse de la confrontación o la polémica". "Queremos colaboración para enriquecer el proyecto que se tiene que hacer para que mejore el desarrollo del territorio”, afirma el primer edil lojeño y reitera que no se oponen al desarrollo de Granada “pero que éste no puede ser acosta del Poniente granadino". Ha pedido también "una posición unitaria y el máximo celo y respeto por parte de los responsables que ejecutan la Variante de Loja". 

El alcalde de Loja duda de los beneficios de la Variante para la localidad

Camacho también ha expresado, ahora, sus "dudas" respecto a que el paso del AVE por este nuevo trazado posibilite más paradas de trenes en el municipio. "Una variante a más de 300 kilómetros por hora difícilmente nos dará más trenes para Loja", ha señalado para reiterar que "hay muchos interrogantes por resolver".

En cuanto a las afecciones en el municipio, ha pedido "seguridad" de que no se vea afectado el acuífero de Sierra Gorda, su medio ambiente, y de que no se afecte a la Cooperativa San Isidro y el desarrollo del Polígono Manzanil II. 

Para ello ha anunciado que ha pedido una reunión con el Delegación del Gobierno en Andalucía, la Subdelegación en Granada y con el presidente de la Diputación. "La provincia debe de conocer también la opinión del Poniente granadino", ha señalado

Entre los asistenes a la reunión estaba el presidente de la comunidad de regantes de Huétor Tájar, quien según el Ayuntamiento de Loja señaló que "algunas captaciones de agua se verían afectadas, lo que provocaría daños a la agricultura de la zona". Otra preocupación, según la nota, es la afección cultural al territorio al pasar dicho trazado cerca de la Villa Romana de Salar. "Esto preocupa al consistorio de este municipio que apuesta de manera clara por la riqueza que pueda crear este yacimiento arqueológico. Ante esto, los afectados afirman que esperan respuestas para mostrar una posición común", para reiterar "el desarrollo de Granada ciudad no puede ser a costa del de todo un territorio".