El Patronato Provincial de Turismo de Granada, en Fitur 2022

La empresa granadina Eider creará una fábrica de abono ecológico con residuos del olivar en Guadix

E+I+D+i - IndeGranada - Martes, 18 de Mayo de 2021
Visita a las instalaciones de la empresa en Guadix.
junta de andalucía
Visita a las instalaciones de la empresa en Guadix.

La empresa granadina Ecoindustria del Reciclado (Eider) creará una fábrica de abono ecológico procedente de residuos del olivar en en Guadix, proyecto para el que ha solicitado incentivos a la nueva Agencia IDEA.de la Junta, que ya le ha concedido 168.000 euros para la modernización y ampliación de sus instalaciones.

La delegada de Transformación Económica de la Junta en Granada, Virginia Fernández, ha visitado la empresa y ha destacado su apuesta por el emprendimiento y la innovación. Ubicada en Guadix, está especializada en la gestión de residuos (áridos, plásticos, maderas y neumáticos).

Fernández ha subrayado que Eider es "una pyme surgida en 2001, compuesta por cerca de una docena de socios de distintos sectores de la industria y la construcción que conocen perfectamente el sector, con inquietudes e interés por el medio ambiente, y que han puesto en marcha unas instalaciones modélicas en el campo de la recogida selectiva de residuos".

Transformación Económica, a través de la Agencia Idea, ya concedió a Eider, en distintas convocatorias, incentivos cercanos a los 168.000 euros para la modernización y ampliación de la capacidad productiva, durante el desarrollo de la primera fase del complejo ambiental.

"Son ayudas enmarcadas dentro del Programa de I+D+i Empresarial, con las que la Junta de Andalucía apoya el esfuerzo que realizan las pymes en el aumento de su competitividad, a través de la generación e incorporación de conocimientos, tecnologías e innovaciones destinadas a la mejora de procesos y a la creación de productos y servicios tecnológicamente avanzados y de mayor valor añadido", ha explicado Fernández.

Gestión de numerosos tipos de residuos

La delegada de Transformación Territorial, junto a Pedro Rus y Joaquín Onieva, concejales de Empleo y Urbanismo, respectivamente, del Ayuntamiento accitano, y los responsables de la empresa, han recorrido las distintas áreas del complejo. Está formado por varias plantas: la de residuos de la construcción y demolición (RCD); la de secado y compostaje de lodos; la de residuos no peligrosos (RNP), como cartón, plástico agrícola, plástico industrial, maderas y metales, y la de gestión de neumáticos fuera de uso (NFU).

El recinto también cuenta con autorización administrativa de residuos sanitarios, un centro de recepción y descontaminación de vehículos, una planta de hormigón de áridos reciclados y una planta de prefabricados de hormigón.

En la planta de RCD se generan áridos reciclados (con marcado CE) para su uso en obra civil; en la de secado y compostaje se genera 'compost Eider' para distintos cultivos; en la de NFU se seleccionan los neumáticos para su valoración energética, y en la de RNP se recepcionan distintos tipos de residuos mezclados para su triaje, selección y posterior tratamiento (reducción de volumen mediante embalado o triturado) para derivarlos a distintos productos de materia prima reciclada. Dispone también de sesenta contenedores que dan servicio a las distintas empresas y explotaciones agrícolas instaladas en la comarca de Guadix.

Se considera residuos especiales aquellos residuos no peligrosos que, por sus características peculiares, necesitan de un sistema de gestión particular respecto a los demás residuos sólidos urbanos. La idea de abordar este tipo de residuos por parte de Eider surge cuando detecta que había un desconcierto generalizado en España en la gestión de estos residuos. En cuanto a su ubicación en Guadix, se pretende dar cobertura a la zona geográfica del levante andaluz.

Actualmente, la empresa tramita un nuevo complejo, colindante con el actual, cuya primera fase dedicada al compostaje y secado de lodos podría entrar en funcionamiento durante 2022. A ello se suma la planta que ya funciona en Huétor Tájar y próximamente la de Gádor (Almería), más la gestión conjunta que la empresa mantiene con UTE que operan en distintas provincias andaluzas y Melilla. Igualmente, está en fase de diseño la implantación de unas instalaciones para el tratamiento de FORM (fracción orgánica de residuos municipales) a través de boxes y una planta de biometanización, y nuevas plantas de RCD y RNP de mayor capacidad.

Eider también trabaja en la estabilización de lodos de depuradora con distintos tipos de ceniza, una labor que coordina la Estación Experimental del Zaidín, perteneciente al Consejo Superior de Investigaciones Científicas, y colabora en distintos estudios con el Instituto de Investigación del Agua de la Universidad de Granada y centros universitarios de Orihuela y Elche.