Loading

La desigualdad salarial aumenta en Granada

E+I+D+i - José Miguel Muñoz - Martes, 5 de Mayo de 2015
La brecha entre los sueldos de los empleados que más ganan y los que menos se ha incrementado en la provincia durante los años de crisis.

El crecimiento de la desigualdad en la riqueza y los salarios, de la diferencia entre los que más ganan y los que menos, se ha convertido en uno de los temas que más preocupan a la sociedad tras tantos años de crisis. Numerosas organizaciones institucionales y sociales (Eurostat, OCDE, Organización Mundial del Trabajo, Ofxam, Fundación Alternativas...) sitúan a España como uno de los países europeos, si no el que más, donde en mayor medida se ha incrementado la desigualdad en los últimos años y cuya brecha entre ricos y pobres es actualmente más amplia.

Y en Granada, ¿qué esta pasando? Pues en Granada también ha aumentado la desigualdad, favorecida por una tasa de paro entre las más altas del país. La diferencia entre los que perciben más sueldo y los que menos se ha ampliado desde que estalló la crisis, según la estadística sobre salarios que elabora la Agencia Estatal de Administración Tributaria a partir de las declaraciones del IRPF.

Apenas 1.500 euros para todo el año

Si observamos lo que pasaba en 2007, antes de la recesión, ese año había en la provincia unas 86.000 personas que declararon sueldos por debajo de la mitad del Salario Mínimo Interprofesional (fijado en unos 8.000 euros en aquel año), con una media por persona de 1.513 euros brutos de ingresos en todo el ejercicio. En el lado opuesto, 1.623 empleados disfrutaron de remuneraciones superiores a diez veces el salario mínimo. La media por declarante fue de 110.519 euros anuales. Eso quiere decir que ese selecto grupo con los mayores ingresos multiplicaba por 73 las percepciones del grupo con menores sueldos.

En 2007, los mayores sueldos multiplicaban por 73 a los más bajos. En 2013 los multiplicaron por 81

En 2013 (último año con datos disponibles), tras más de cinco años de crisis a las espaldas, el número de personas que percibieron salarios por debajo de la mitad del salario mínimo (que ese año se fijó en unos 9.000 euros) había aumentado en la provincia hasta las 111.200 personas (25.200 más), con unos ingresos medios prácticamente idénticos, 1.567 euros (solo un 3,6% más). Por su parte, el grupo de sueldos más altos se había reducido más de la mitad, a solo 741 personas, pero sus remuneraciones han crecido hasta los 127.700 euros de promedio, un 15,6% más que en 2007. Sus salarios en 2013 eran 81 veces más altos que los del grupo de sueldos más bajos, frente a las 73 veces de 2007.

Siguen aumentando las diferencias

Si ampliamos el abanico salarial, también crece la desigualdad. En 2007 los salarios de 128.000 personas de la provincia se quedaron por debajo del salario mínimo. Su media de ingresos en ese año por persona apenas rozó los 3.000 euros. Por arriba en la escala salarial, los que obtuvieron sueldos superiores a cinco veces el salario mínimo (más de 40.000 euros) fueron unas 20.000 personas, con un promedio de 56.640 euros por cabeza, casi 19 veces más. Seis años más tarde, los que han percibido sueldos por debajo del salario mínimo han aumentado hasta las 152.000 personas y sus ingresos incluso han bajado, de 2.993 a 2.962 euros. Y, por contra, las remuneraciones del grupo de más de cinco veces el salario mínimo -cuyos integrantes se han reducido a unos 13.000 empleados- han subido hasta los 62.006 euros (un 9,5% más que en 2007). Sus salarios multiplican por 21 a los del grupo con menores sueldos, dos veces más que en 2007.

Los salarios más altos son precisamente los que más han subido durante la crisis

La estadística tributaria muestra que el número de granadinos con los tramos de sueldos más bajos se ha incrementado notablemente con la crisis, pero no así su salario, que se ha mantenido o incluso ha bajado. La cifra de trabajadores con mayores sueldos, por su parte, ha descendido -los despidos y cierres de empresas también les han afectado-, pero los que han mantenido sus empleos han visto subir sus remuneraciones, y se da la circunstancia de que, precisamente, el mayor aumento de ingresos (15,6%) corresponde al tramo de salarios más alto (por encima de diez veces el salario mínimo). En otros tramos intermedios de sueldos los incrementos oscilan entre el 11% y e 13%, según se desprende de los datos que ofrece la Agencia Tributaria.

El informe de la AEAT nos dice las rentas salariales que declara cada año en el IRPF cualquier persona que haya realizado un trabajo por cuenta ajena. En la provincia de Granada el total de asalariados ascendió en 2013 a 331.052 personas (son unas 37.000 menos que en 2007). En ellas están incluidos tanto los trabajadores que estuvieron contratados todo el año como los que tuvieron contratos de meses o incluso de días. Y también las personas que, durante ese año, además de realizar un trabajo por cuenta ajena recibieron alguna prestación por desempleo o se jubilaron y empezaron a recibir la pensión. Por eso la cifra total de trabajadores que contabiliza la Agencia Tributaria es superior a la de otras fuentes como la EPA o la afiliación a la Seguridad Social, que apenas supera las 300.000 personas aun incluyendo a los autónomos. En las cifras de salarios ofrecidas por la AEAT están incluidas también las prestaciones por desempleo que pudieran percibir durante el año.

Casi la mitad cobra menos del SMI

En 2013 el 46% de los asalariados granadinos ganaba menos del Salario Mínimo Interprofesional. Antes de la crisis (2007) el porcentaje no llegaba al 35%. Y si tenemos solo en cuenta a los que declararon menos de la mitad del SMI, el porcentaje es de un 33,6% del total de trabajadores. Es decir, uno de cada tres empleados granadinos ingresó apenas 323 euros al mes. Y son cifras brutas, a las que habría que descontar las retenciones, aunque en el caso de salarios tan bajos suelen ser de escasa cuantía.

COMPARATIVA ENTRE GRANADA Y ESPAÑA
Asalariados que cobran menos del SMI 2007 2013
Granada 34,8% 46%
España 26,9% 34,5%

Fuente: Agencia Tributaria

La desproporción salarial entre los que más cobran y los que menos también queda clara en el siguiente dato: en 2013, el 4% de los asalariados de Granada (esas 13.000 personas que ganaron más de 5 veces el SMI) obtuvieron el 16,5% del total de sueldos declarados en la provincia. Y, por contra, el 46% de trabajadores con salarios por debajo del salario mínimo recibieron en conjunto solo el 9,2% del total de sueldos. A nivel nacional, los porcentajes difieren un poco respecto a Granada. Son algo más los que ganaron más de cinco veces el SMI, un 6,2% frente al 4% de Granada, y se llevaron más tarta de los sueldos, el 23,4%. Por contra, los que en España cobraron por debajo del salario mínimo son menos (un 34,5% de asalariados), por lo que aglutinaron una menor proporción de los sueldos, el 6,7%.

Más lejos de la media

El empobrecimiento de cada vez más asalariados ha hecho también que los sueldos medios registren una considerable caída desde que se inició la crisis. Por ejemplo, en 2009, pese a que la recesión ya estaba afectando de lleno al empleo, se alcanzó el mayor salario medio anual en la provincia de Granada, con 16.108 euros anuales brutos, según los datos de la Agencia Tributaria. En 2013 esa cifra había descendido hasta los 14.721 euros, 1.387 euros menos por persona, un descenso del 8,6%. Una evolución mucho peor que la registrada a nivel nacional y que aleja aún más a Granada de la riqueza media. En España el salario medio declarado a Hacienda era de 19.085 euros en 2009 y de 18.507 en 2013, una caída que no llega ni a la mitad de la producida en Granada.