El Patronato Provincial de Turismo de Granada, en Fitur 2022

Manifestación de UGT para pedir a los gobiernos que salven la industria granadina

E+I+D+i - IndeGranada - Miércoles, 16 de Diciembre de 2020
El peso de las fábricas en la provincia es mínimo, muy inferior a la media española y también menor que la andaluza.
Concentración frente a la sede de la Junta en Granada.
ugt
Concentración frente a la sede de la Junta en Granada.

La Federación de Industria, Construcción y Agro (FICA) de UGT Granada ha celebrado este miércoles una manifestación desde la Delegación de Gobierno de la Junta de Andalucía hasta el Ayuntamiento de Granada para reivindicar el sector industrial como motor del necesario  cambio modelo  de modelo productivo que necesita la economía de nuestra provincia.

Francisco Ruiz-Ruano, secretario general de FICA-UGT Granada, ha explicado que Granada apenas cuenta con 3.948 establecimientos industriales, la mayoría de ellos vinculados a la industria de la alimentación (902, un 22,84%); seguido por la fabricación de productos metálicos (657, un 16,64%), al suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado (517, un 13,09%), teniendo el resto de subsectores una representación menor al 10%.

Estas cifras demuestran para el representante sindical  que el peso de la industria en la economía granadina es mínimo: apenas representa un 5,7% del total de los establecimientos con actividad empresarial en Granada.  Además, apunta, el "peso" del sector industrial en la provincia de Granada solo supone un 9,56% del PIB, a mucha diferencia del de España (17,59%), e inferior también al andaluz (12,69%).

Solo el 8,3% del empleo

Respecto a los niveles de empleo, el ugetista señala que la industria también tiene escasa relevancia. La EPA cifraba en 28.200 los trabajadores en activo del sector al cierre del año pasado, apenas un 8,3% del total de ocupados de la provincia (342.000). La industria cerró el año como la segunda actividad con menor nivel en el empleo, sólo con unos 2.000 trabajadores más que la construcción, y la diferencia respecto al sector servicios es abrumadora. Lo peor es que la frágil situación del sector se ha debilitado todavía más durante la crisis del COVID en 2020. Aunque ha resistido mejor que el resto de los sectores por ser considerada esencial, la industria no ha sido inmune a los problemas económicos y la falta de actividad.  En 2020 hay 26.200 trabajadores en el sector, y se han perdido 2.000 puestos de trabajo respecto a 2019.

La protesta llegó hasta la plaza del Carmen. ugt

"Granada lo que necesita es industria", ha expresado el representante sindical, "el cambio de modelo productivo tiene que venir forzosamente de un sector que ha ocupado un segundo y tercer plano durante demasiado tiempo". Sin embargo, recuerda que el desmantelamiento industrial, muy vinculado a actividades relacionadas con la construcción como la minería, la cerámica, la fabricación de cemento o el metal, ha hecho que el peso del sector en la producción granadina disminuya de forma considerable.

La provincia necesita músculo industrial, porque el que tiene es claramente deficitario. La recuperación económica de los años previos a la crisis nunca se sustentó en este sector, un hecho que se hace palpable al consultar los datos socioeconómicos. Sin embargo, la industria genera valor añadido, crea empleo estable, cualificado y de calidad y sienta las bases de una economía menos sujeta a los vaivenes que aquellas que se asientan en el sector servicios, como lo es la nuestra, explica UGT.

Así, el desarrollo industrial es una asignatura pendiente para Granada, tarea que se debe acometer cuanto antes puesto que la industria aporta un valor añadido distinto al sector servicios. La provincia tiene ante sí una enorme oportunidad de crecimiento gracias a este sector, que no está siendo aprovechado.

Las Administraciones "miran para otro lado"

Y mientras la industria granadina se desmantela, las administraciones públicas "miran para otro lado",  afirma Ruiz-Ruano, en una dejación de funciones que está condenando a nuestra industria y a sus trabajadores. El hecho de contar con un modelo productivo sustentado en actividades de muy reducido valor añadido, como el de servicios, provoca que estemos condenados a padecer, en mayor medida, los efectos de las crisis económicas. Esta menor presencia de la industria en nuestra provincia también conlleva que el propio sector se vea más afectado por la situación actual por la que atraviesa el conjunto de la economía, de lo que lo hacen otras provincias con mayor presencia industrial.

La industria granadina necesita, con urgencia, un importante paquete de medidas dirigidas a asegurar la viabilidad de las empresas, sobre todo de nuestras pymes industriales, y a salvaguardar los puestos de trabajo que el sector secundario genera en nuestra provincia. Desgraciadamente, los Presupuestos andaluces para el próximo ejercicio económico no parece que vayan a contener una apuesta similar a la que hacen los Presupuestos Generales del Estado para implantar el necesario cambio de modelo productivo.

El representante de UGT denuncia la dejación de funciones de las Administraciones públicas en materia de política industrial, incapaz de diseñar, ni intentar implantar las medidas por las que clama el sector y, menos aún, hacerlo mediante el Diálogo Social, única forma de asegurar un mayor porcentaje de posibilidades de éxito para las mismas. La industria genera empleo de calidad y es, por tanto, la que debe encabezar la erradicación de la precariedad laboral que impera en Granada. UGT no va a permitir el desmantelamiento de la industria, y llevará a cabo cuantas acciones sean necesarias para salvaguardar los puestos de trabajo y los derechos de los trabajadores del sector industrial granadino.