Un verano en el Parque de las Ciencias.

El Metro pone asideros para mejorar la sujeción a las barras en los vagones

E+I+D+i - IndeGranada - Viernes, 23 de Agosto de 2019
"Algunos usuarios manifestaban no llegar con soltura" a las barras de seguridad ancladas al techo, reconoce la Junta.
Los asideros se irán colocando de forma paulatina en los trenes.
junta de andalucía
Los asideros se irán colocando de forma paulatina en los trenes.

Metro de Granada está completando la instalación de asideros en los pasillos centrales de su flota de trenes, que se suman a las barras instaladas inicialmente en las unidades y a la que "algunos usuarios manifestaban no llegar con soltura", dice la Junta en un comunicado. Con esta medida, la Agencia de Obra Pública de la Junta de Andalucía "da respuesta a una de las demandas planteadas por los viajeros, aumentando así el confort y la comodidad de los pasajeros al facilitar un mayor número de puntos de sujeción".

Esta instalación forma parte del compromiso adquirido el pasado mes de marzo por la consejera de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, Marifrán Carazo, para la mejora del servicio de transporte del metro y se incluye en el contrato de mantenimiento correctivo que se adjudicó en mayo por un montante de cuatro millones de euros.

Hasta el momento se han instalado en una unidad, teniendo cada módulo unos ocho asideros superiores de goma con abrazadera metálica, con lo que se consiguen hasta 40 nuevos puntos de sujeción. Está previsto que la instalación de estos asideros se incorpore paulatinamente dentro de las tareas habituales de mantenimiento del parque de trenes, sin afectar al servicio, hasta conseguir que la totalidad de la flota cuente con este tipo de sujeciones para usuarios que viajen de pie.

Además, se ha decidido eliminar los asientos abatibles disponibles en la zona de PMR (personas de movilidad reducida) de forma que, en los casos en los que no existan usuarios preferentes, el tren consiga aumentar su capacidad entre 16 y 32 plazas adicionales, lo que supone un incremento del aforo de un diez por ciento.

Finalmente se está incorporando también la instalación de brazos laterales en algunos asientos fijos de los coches que mejoran la seguridad del pasaje ante frenadas bruscas.