Plan Recclaje Diputación de Granada.
La rectora Pilar Aranda, nombrada Embajadora de Honor de las Choperas por la Agrupación de Productores Marjal

Profesores e investigadores analizan los beneficios ambientales y culturales del chopo

E+I+D+i - IndeGranada - Viernes, 17 de Marzo de 2023
Una veintena de profesores, investigadores y expertos en distintas áreas del conocimiento se han reunido esta mañana en el Carmen de la Victoria de la Universidad de Granada para reivindicar los valores ambientales y culturales de las choperas.
Participantes en el seminario en el Carmen de la Victoria, junto a la rectora.
UGR
Participantes en el seminario en el Carmen de la Victoria, junto a la rectora.

Una veintena de profesores, investigadores y expertos en distintas áreas del conocimiento se han reunido esta mañana en el Carmen de la Victoria de la Universidad de Granada para reivindicar los valores ambientales y culturales de las choperas., un cultivo agroforestal muy arraigado en la provincia que vive una etapa esperanzadora con el impulso a la construcción sostenible con madera de chopo por parte del proyecto europeo LIFE Wood for Future/Madera para el Futuro. 

Más allá de la rentabilidad social y económica que el desarrollo de una industria de productos estructurales para la edificación sostenible puede aportar a Granada, los participantes en el seminario han puesto de manifiesto los beneficios ambientales de las alamedas, que, aun siendo espacios arbóreos artificiales -con un ciclo de vida de entre diez y quince años entre la plantación y la corta-, se comportan en muchos aspectos como bosques de ribera. 

Las choperas son un refugio para la biodiversidad, en especial para insectos, aves, anfibios y micromamíferos, refrescan el ambiente en verano, retienen el suelo y mejoran su composición, y constituyen un eficaz ‘filtro verde’ que, sin ningún coste, depura los metales pesados y otras sustancias contaminantes que contienen las aguas residuales urbanas y agrícolas usadas para su riego

Así, varios investigadores han destacado que las choperas son un refugio para la biodiversidad, en especial para insectos, aves, anfibios y micromamíferos, refrescan el ambiente en verano, retienen el suelo y mejoran su composición, y constituyen un eficaz ‘filtro verde’ que, sin ningún coste, depura los metales pesados y otras sustancias contaminantes que contienen las aguas residuales urbanas y agrícolas usadas para su riego. En la Vega de Granada, por ejemplo, se ha comprobado su capacidad para recargar con agua limpia el acuífero, donde se almacena como reserva pública para tiempos de sequía, y para captar grandes cantidades de CO2 y partículas contaminantes de la atmósfera. 

Asimismo, se han destacado otros beneficios que aportan las choperas, menos tangibles, pero de un enorme valor, como espacios de disfrute, paseo y contemplación para una población que las siente como parte indisociable de su memoria íntima, familiar y social. Algunos investigadores han subrayado que las alamedas son fuente de salud y bienestar; y otros, su pertenencia al patrimonio industrial de Granada a través de los secaderos de tabaco que salpican la Vega. Se ha destacado su atractivo para la creación artística: están en los poemas de Góngora, Machado, Juan Ramón Jiménez y, por supuesto, Federico García Lorca, que creció entre los “chopos musicales” de Valderrubio, pero también en manifestaciones contemporáneas como la instalación sonora ‘Populus’ que el compositor José López Montes estrenará esta tarde en el Aljibe del Rey. 

La rectora, Pilar Aranda, ha asegurado que “las choperas son algo atávico ligado a la provincia de Granada; son parte del paisaje de nuestra vida. Si a eso le sumamos que son un cultivo que genera rentabilidad económica de forma sostenible, con un consumo de agua mínimo, tienen un valor extraordinario”

La rectora, Pilar Aranda, ha asegurado que “las choperas son algo atávico ligado a la provincia de Granada; son parte del paisaje de nuestra vida. Si a eso le sumamos que son un cultivo que genera rentabilidad económica de forma sostenible, con un consumo de agua mínimo, tienen un valor extraordinario”. Aranda ha subrayado la importancia de que los investigadores que trabajan por su recuperación a través del proyecto LIFE Wood for Future se trasladen a la Azucarera de San isidro, cuya rehabilitación y puesta en valor son una apuesta decidida de la Universidad por la revitalización de la Vega y su conexión con la ciudad.  

La diputada de Empleo y Desarrollo Sostenible, Ana Muñoz, ha insistido en la importancia de seguir trabajando para que “las choperas, tan importantes en el territorio, sean útiles para el desarrollo socioeconómico de la provincia”. “Si logramos convertirlas en un material útil para el sector de la construcción habremos contribuido a crear un enfoque de economía verde y circular, elementos imprescindibles para hacer frente a la emergencia mundial que representa el cambio climático”, ha apuntado Ana Muñoz, que ha recordado que los objetivos son “generar empleo, crear nuevas oportunidades, impulsar la calidad de vida, respetar nuestra tierra y cuidar nuestra población”.

El coordinador de LIFE Wood for Future y catedrático del Departamento de Física Aplicada de la UGR, Antolino Gallego, ha agradecido el respaldo de ambas instituciones y ha anunciado que el libro-catálogo de la exposición, una cuidada edición patrocinada por la Diputación que incluye las fotografías participantes en el I Concurso de Fotografía Choperas de Granada, forma parte de una enciclopedia. Los siguientes volúmenes se dedicarán a gestión, selvicultura y asociacionismo; el pino laricio como madera que acompañará al chopo en la fabricación de elementos estructurales para la construcción sostenible; y construcción y arquitectura en madera. 

La rectora, embajadora de honor

Previamente a la celebración del seminario, la rectora ha mantenido una reunión con la Agrupación de Productores Marjal Chopo, que la ha nombrado Embajadora de Honor de las Choperas de Granada. Su apoyo al proyecto de recuperación de este cultivo se ha traducido en la firma de un convenio con la Consejería de Fomento de la Junta de Andalucía para el desarrollo de vigas laminadas y otros productos estructurales de madera de chopo y su uso en la construcción de vivienda pública, o en el impulso a la instalación de la ‘spin off’ impulsada por LIFE Wood for Future en la Azucarera de San Isidro. 

La rectora ha firmado en el Libro de los Embajadores y Embajadoras del Chopo, que recoge los 25 argumentos para la defensa de las choperas de Granada, presentados en el seminario por Patricia Gómez, gerente de la Confederación de Organizaciones de Selvicultores de España.

La jornada ha sido patrocinada por la Diputación de Granada, la Cátedra Cívitas-UGR de Sosteniblidad, el Ayuntamiento de Vegas del Genil y la Universidad de Granada, y organizada con la colaboración de la Agrupación de Productores Marjal Chopo, Salvemos la Vega-Vega Educa, la Asociación Forestal de Andalucía AFA-Profor, el Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (Ifapa) la Junta de Andalucía, la Fundación AguaGranada y el Geoparque de Granada. 

Exposición de fotografías e instalación sonora

En el marco del seminario, el espacio expositivo de la Fundación AguaGranada acoge desde hoy la muestra ‘Choperas de Granada’, que reúne una selección de 26 fotografías de las 194 que participaron en el concurso convocado por el proyecto LIFE Wood for Future, la Asociación de Productores Marjal Chopo y la Universidad de Granada. Las fotografías se muestran acompañadas de la instalación sonora ‘Populus (100 minutos de audio estéreo en ciclo)’, creada para la ocasión por José López Montes, compositor y profesor del Real Conservatorio de Música Victoria Eugenia de Granada y la obra ‘Aurum. Un paseo por los secaderos de la Vega’, edición con texto, fotografías e intervención artística creada por la profesora de Pintura de la UGR Consuelo Vallejo.