El Marrón Más Caro del Mundo
Apuesta por la 'máxima presencialidad'

La rectora reclama una financiación justa para que la UGR siga entre las mejores universidades de España y del mundo

E+I+D+i - IndeGranada - Sábado, 11 de Septiembre de 2021
Te informamos del acto inaugural del curso académico en la Universidad de Granada (UGR).
El canto del 'Gaudeamus' cerró la apertura del curso académico en la UGR
Indegranada
El canto del 'Gaudeamus' cerró la apertura del curso académico en la UGR

La rectora de la Universidad de Granada, Pilar Aranda, volvió a reclamar este sábado a la Junta de Andalucía, en la apertura del curso académico 2021/2022 “un modelo de financiación estable que garantice un reparto equitativo basado en criterios de suficiencia financiera, pero también en resultados, y que establezca incentivos y medios para una planificación estratégica del modelo de universidad que queramos impulsar en nuestra diversidad”.

La rectora, junto al consejero de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades, Rogelio Velasco. Indegranada

En presencia del consejero de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades, Rogelio Velasco (Cs), la rectora señaló que la propuesta presentada por el Gobierno andaluz “no colma, completamente, nuestra legítima aspiración a un trato adecuado que compense un reparto en el que nos sentimos perjudicados una vez más y que ha venido penalizando sistemáticamente a la Universidad de Granada, y que es una reivindicación que esta Universidad ha defendido y dirigido de forma reiterada a los distintos gobiernos andaluces durante años”.

“Y cuando demandamos esa suficiencia financiera no lo hacemos por un afán de construir un nuevo piso en la torre de marfil de la Universidad, sino porque necesitamos recursos que nos permitan seguir haciendo lo que los resultados dicen que hacemos bien, situados entre las 300 mejores universidades del mundo, la segunda española, la primera andaluza”

“Y cuando demandamos esa suficiencia financiera no lo hacemos por un afán de construir un nuevo piso en la torre de marfil de la Universidad, sino porque necesitamos recursos que nos permitan seguir haciendo lo que los resultados dicen que hacemos bien, situados entre las 300 mejores universidades del mundo, la segunda española, la primera andaluza”.

La rectora destacó que la UGR es, posiblemente, la universidad española que genera más impacto en su provincia que, de acuerdo con el último estudio realizado por el Consejo Social, es aproximadamente del 6,2 % de su PIB y del 7% del empleo generado”.

“La Universidad y la ciudad son una realidad institucional indisoluble, porque ningún proyecto de ciudad se entiende sin su dimensión universitaria, como ninguna actividad de la Universidad de Granada puede pensarse sin su repercusión en su entorno ciudadano. Una universidad ciudadana es aquella que no solo está en la ciudad sino que es y contribuye a hacer ciudad”, significó.

Pilar Aranda, rectora de la UGR. Indegranada.

Por ello, subrayó que la institución académica que preside necesita “compensar en alguna medida el enorme esfuerzo que esta Universidad hace por estar en esos lugares de privilegio y que tanto cuesta mantener en un escenario de competitividad global” y ofreció al consejero “lealtad institucional” y “compromiso para seguir trabajando en la concreción de ese modelo de financiación y que se cierre de forma satisfactoria para los intereses de la Universidad de Granada y para el sistema andaluz en su conjunto”.

Pilar Aranda se refirió también a la nueva ley de universidades, “una reforma –reseñó- que no debía consistir únicamente en una mera actualización o cambio superficial de aspectos puntuales disfuncionales en nuestras universidades, sino una visión sistémica de la Universidad en el contexto global de la sociedad del conocimiento”

Pilar Aranda se refirió también a la nueva ley de universidades, “una reforma –reseñó- que no debía consistir únicamente en una mera actualización o cambio superficial de aspectos puntuales disfuncionales en nuestras universidades, sino una visión sistémica de la Universidad en el contexto global de la sociedad del conocimiento”.

En ese sentido, expresó su deseo de que el debate del proyecto de ley “sirva, al menos, para situar a la Universidad española en la agenda política de este país y abrir un debate amplio, riguroso y profundo en la sociedad sobre la Universidad que queremos y necesitamos”.

Máxima presencialidad

En su discurso, se refirió a la pandemia “-nos ha golpeado duramente”- para señalar que el curso pasado “ha sido duro y difícil por el cambio y la variabilidad de las situaciones a las que hemos tenido que hacer frente en cada momento; las soluciones que imaginábamos provisionales se han ido prolongando y puede que se prolonguen sin un punto definido de término; algunos de los cambios que presumíamos transitorios puede que se queden con nosotros. Ese quizás ha sido lo más valioso de la experiencia del curso pasado donde se aceleraron procesos, y se experimentaron metodologías e innovaciones tecnológicas y pedagógicas que han llegado con la pandemia para quedarse”.

Doctorados asisten a la inauguración del curso académico. Indegranada.

Pero dijo que, como institución, “estamos saliendo reforzados de esta situación. Ahora más que nunca, se ha puesto en valor la importancia de nuestra diversidad y fortaleza institucional. Los distintos campus, centros y departamentos, han sabido encontrar las respuestas adecuadas a los retos a los que han tenido que enfrentarse en cada caso. Hemos realizado un importante esfuerzo institucional y personal para poder hacer frente a los nuevos escenarios que se nos presentaban. Hemos desplegado nuevas herramientas (nuevas tecnologías y metodologías de docencia y aprendizaje a distancia) y hemos rescatado virtudes que parecían corresponder a otros tiempos: sacrificio e ingenio, resistencia ante la adversidad y capacidad de adaptación, empatía y generosidad”.

"Nuestra apuesta será por la máxima presencialidad, cumpliendo escrupulosamente los protocolos sanitarios y las medidas vigentes que solicitamos todos los rectores que se flexebilicen urgentemente"

Y así, manifestó que el su deseo es que el curso que hoy inauguraba “sea lo más normal posible, procurando que la calidad formativa sea la más óptima y que nuestros estudiantes puedan formarse y enriquecerse en conocimientos, pero sobre todo en vivencias universitarias”

“Por eso reseñó- nuestra apuesta será por la máxima presencialidad, cumpliendo escrupulosamente los protocolos sanitarios y las medidas vigentes que solicitamos todos los rectores que se flexebilicen urgentemente. El éxito del plan de vacunación en nuestro país y en particular en nuestra comunidad autónoma, nos hacen ser optimistas en volver a retomar la normalidad en la docencia y en los procesos de aprendizaje lo más pronto posible”.

“En los centros donde los espacios y los medios lo permitan, el curso arrancará con una presencialidad total, y en el resto se están maximizando los recursos disponibles, los aforos y los espacios para permitir el mayor grado de presencialidad dentro del cumplimiento de las medidas vigentes”.