Disfruta del Mundial en Sierra Nevada

UGT denuncia que el SAS "ha privatizado" el mantenimiento del antiguo Clínico

E+I+D+i - IndeGranada - Lunes, 10 de Diciembre de 2018
El sindicato asegura que en Salud "hay plantilla" para realizar estas tareas y una bolsa de trabajo en caso de necesitar más personal.
Antiguo hospital Clínico San Cecilio.
archivo
Antiguo hospital Clínico San Cecilio.

UGT han denunciado que el Servicio Andaluz de Salud (SAS) ha privatizado el mantenimiento del antiguo Clínico de Granada, lo que supone, dice el sindicato, la asunción, por personal contratado de una empresa externa y privada de las tareas de mantenimiento en las dependencias de un centro sanitario público que, hasta ahora, han venido desempeñando trabajadores del SAS. A UGT le consta que dicha empresa privada ya realiza las tareas del mantenimiento en el edificio, informa en un comunicado.

Para Isabel López, secretaria de Sanidad Pública de la Federación de Empleados de los Servicios Públicos (FeSP) de UGT Granada, "refleja muy poca predisposición por parte del SAS para garantizar los servicios públicos y de gestión directa". Así, la Administración Pública sanitaria "prefiere hacer concesiones mediante concursos de licitación para que los servicios públicos sean gestionados por empresas privadas con ánimo de lucro", ha denunciado la ugetista, y recuerda no sólo que hay plantilla en el SAS como para realizar este mantenimiento, sino que, en caso de que no la hubiera, existe una bolsa de trabajo de la que se debería haber “tirado”.

Desde el sindicato, informa López (UGT), ya se están manteniendo asambleas y reuniones informativas con las plantillas de mantenimiento de los centros públicos hospitalarios de Granada, para explicarles la situación ante el temor de que esta privatización se traslade al resto de hospitales de la provincia.

Por último, la representante sindical anuncia una reunión de carácter urgente con el delegado de Salud de Granada, que se celebrará este martes, 11 de diciembre, en la que el sindicato va a dejar clara su oposición a cualquier privatización en el ámbito de la sanidad pública, y va a exigir que se dé marcha atrás a esta decisión, de forma que no produzca un cambio en el modelo de gestión.