Seamos ejemplares

La esperanza de Moka

Implicados - J. M. M. - Lunes, 26 de Octubre de 2020
Una pareja granadina salva la vida de una perra moribunda y paralítica, atropellada en la A-92 y, tras pedir ayuda en las redes sociales, logra más de 6.000 euros a través de un millar de donaciones para su rehabilitación.
María y David, con su perra Moka.
IndeGranada
María y David, con su perra Moka.

El pasado 1 de octubre, una perra podenco de un año de edad vagaba desorientada por la A-92, donde la carretera se bifurca, en el límite de la provincia, hacia Málaga. Fue golpeada por un vehículo y yacía, moribunda, en medio de la autovía. Y entonces aparecieron sus ángeles de guarda, David y María, una joven pareja granadina que se dirigía, como hacen otras muchas, al Ikea malagueño. No se lo pensaron y pararon el coche en el arcén para socorrer al animal.

David, 29 años, intentó parar el tráfico como pudo mientras le sobrepasaban los coches y un camión y, con evidente riesgo para su vida, cogió a la perra y sacó de allí. "No era consciente del riesgo que corría, fue algo intuitivo, solo pensaba en salvarla", cuenta el joven. 

La pareja llevó a la perra al veterinario más cercano, en Archidona. Estaba moribunda, el atropello le había dañado gravemente la columna, la médula espinal, y no podía mover las patas de atrás. El veterinario le dio los primeros auxilios y, a través de su chip, localizó al dueño, un cazador de Málaga. "Como no nos fiábamos, le dijimos al veterinario que nos tuviera informados de lo que ocurría con la perra", dice David. 

El dueño recogió a la perra, pero se deshizo de ella. La llevó a una perrera malagueña cerca de la localidad de Campanillas, donde acaban los perros de rehala que ya nadie quiere. La pareja llamó al cazador para preguntar por la perra. "Nos dijo que ya no le servía y que nos la podíamos quedar si queríamos", afirma David. Y la pareja se dirigió hasta la perrera para recogerla y hacerse cargo de ella. Le pusieron de nombre Moka y le han dado una segunda vida. 

La perra, con el gesto aún traumatizado, al llegar a la clínica veterinaria. 

David y María llevaron al animal, en muy mal estado, a la clínica veterinaria Campus, en el PTS. "Se portaron muy bien", agradece David, pero la perra necesitaba una operación urgente, con un coste que la joven pareja no podía asumir. David, en un ERTE, sin apenas ingresos, y María, en paro, no podían costearla. Y entonces, David, desesperado, grabó un vídeo explicando lo ocurrido y pidiendo ayuda, que difundió en las redes sociales. Y se hizo el milagro. Empezaron a llover las donaciones de particulares, con el impulso de amigos y conocidos de la pareja, como la conocida humorista 'Martita de Graná'. 

Moka tenía muy dañada la médula espinal, con las patas de atrás inmovilizadas, sin controlar sus esfínteres, y en riesgo de morir o quedar paralítica el resto de su vida. Pero la operación salió bien y, con una buena y constante rehabilitación, había la posibilidad de que volviera a andar con sus cuatro patas. Y sus nuevos dueños se están desviviendo desde entonces en darle todos los cuidados y mimos que necesita. 

La pareja creó una cuenta bancaria para recibir las donaciones y David reconvirtió su página de Facebook en otra para su perra, 'La esperanza de Moka' (https://www.facebook.com/TerreMoka), donde va colgando vídeos y fotos de su evolución y mostrando todos los gastos, facturas y donaciones recibidas "para que haya total transparencia", aclara David. 

Y la respuesta ciudadana "ha sido increíble, no lo podíamos imaginar", se emociona el joven. Hasta ahora han conseguido recaudar más de 6.000 euros a través de casi un millar de aportaciones. "Ha habido una persona que ha donado 550 euros para comprar una silla de ruedas para Moka", destaca el joven. 

María y David, con Moka, tras la operación. 

Y es que la rehabilitación de Moka supone una gran cantidad de gastos, desde las pruebas diagnósticas y la intervención quirúrgica, a la compra de una jaula con cuna ortopédica, un carro con pedales más otro de montaña para poder andar por el exterior, más las sesiones de rehabilitación (dos horas al día en un centro especializado) y de adiestramiento, entre otros muchos. 

"Si al final sobrara dinero, lo destinaríamos a organizaciones que ayudan a los animales", precisa David.  

Poco poco, la perra ha ido superando el trauma del atropello en la autovía, responde a los mimos de sus nuevos 'papis' y, con gran esfuerzo y cuidados, está empezando a dar sus primeros pasos. 

El vídeo muestra a Moka intentando andar por sus propios medios en la casa de la pareja. 

David y María han demostrado con su esfuerzo, entrega y amor por los animales que se pueden conseguir objetivos en principio imposibles. Y su ejemplo ha movilizado la solidaridad de cientos de personas. "Creemos que al final Moka podrá andar por sus propios medios, vamos a hacer todo lo posible por ella", afirma, David, convencido y emocionado.  

Emotivo vídeo, colgado este domingo en un canal de Youtube creado por la pareja (https://www.youtube.com/channel/UCsArCpflntedTIY9ou3wWaQ), que resume la esperanza de Moka y su nueva vida: