Loading
Sierra Nevada te espera para celebrar un espectacular Mundial
Indenews
Una visión ácida y humorística de la realidad con noticias ficticias, por José Miguel Muñoz

Ingresan en el Psiquiátrico a un vecino que nunca se ha quejado de las obras del metro

Indenews - José Miguel Muñoz - Jueves, 30 de Julio de 2015
Lleva alabando la infraestructura desde que empezaron las zanjas hace ocho años. Asegura, incluso, que el tranvía servirá para algo.
Obras del metro en la zona de la estación de tren.
Archivo
Obras del metro en la zona de la estación de tren.

Antonio Rodríguez, un vecino del barrio de Los Pajaritos, de 66 años, ha sido ingresado en el Psiquiátrico tras elogiar las obras del metro delante de sus vecinos, que, alarmados, avisaron a los servicios de urgencias.

Los hechos sucedieron a media mañana en la zona de la estación de tren, donde se sitúa “el último follón que han liado los del metro”, señala Luisa, una vecina de la zona. Allí, mientras transeúntes y conductores despotricaban del caos de tráfico y problemas de tránsito para los peatones, Antonio, apostado en una de las vallas de obra y sin cortarse un pelo, proclamaba: “Sois unos quejicas, tampoco es para tanto”. “Con lo rápido que van los trabajos y lo bien que va a quedar todo después”, decía a quien pasaba por allí.

Los vecinos se miraban unos a otros, incrédulos, ante los comentarios de Antonio, de quien empezaron a sospechar. “Lleva ocho años, desde que se prejubiló, alabando el metro, no ha criticado las obras ni una vez, está claro que le pasa algo”, dijo una vecina, Carmen, que le conoce bien.

Felisa, una de las vecinas, asegura haber visto en años anteriores a Antonio con esa misma actitud en otros tramos del metro, como en Camino de Ronda o Villarejo. “O está pagado por la Junta de Andalucía para que defienda las obras o sufre un grave trastorno mental”, dice.

Además, Antonio asegura que el metro “será muy útil porque tendrá una gran demanda y, sin duda, solucionará los problemas de tráfico de la capital y los pueblos limítrofes. Además, seguro que el billete será muy baratico”.

Los vecinos optaron, finalmente, por llamar a los servicios de urgencias, que se lo tuvieron que llevar, con camisa de fuerza y bajo la protección de la Policía Local, que se encargó de sujetar a comerciantes y transeúntes para que no hubiera un linchamiento público. Antonio Rodríguez fue ingresado con un cuadro de enajenación mental de pronóstico grave.

Esto es una noticia ficticia de Indenews, la sección de sátira y humor de El Independiente de Granada