Seamos ejemplares

La Coordinadora Andaluza por la Memoria Histórica critica el nombramiento del Comisionado de Concordia "sin participación y durante el estado de alarma"

Política - E.P. - Viernes, 24 de Abril de 2020
Placa indicando una de las fosas del Barranco de Víznar.
IndeGranada
Placa indicando una de las fosas del Barranco de Víznar.
La Coordinadora Andaluza por la Memoria Histórica y Democrática muestra su "decepción" por el nombramiento del Comisionado para la Concordia, Francisco Javier Arroyo, "sin diálogo ni participación de las entidades memorialistas, tampoco información por parte de la Junta de su intención". El portavoz de la Coordinadora, Antonio Manuel Mateos, ha lamentado que se haya hecho "por la puerta de atrás en pleno estado de alarma, y que no haya merecido siquiera un pronunciamiento de la consejera de Cultura, Patricia del Pozo".
 
Por este motivo, y teniendo en cuenta que "no se ha consensuado esta designación política con las entidades memorialistas, mucho nos tememos que de nuevo sea una concesión a la ultraderecha", ha indicado en un comunicado Mateos, quien además se ha preguntado si es "la misma persona que solo hace dos meses, en febrero, había sido nombrado subdirector general de Presupuestos".
 
"El Gobierno andaluz de las derechas no ha consultado al Consejo Andaluz de la Memoria porque lleva casi ocho meses sin reunirse, pese a que es su obligación cada cuatro meses, y pese a que el viceconsejero de Cultura -Alejandro Romero- les había anunciado reunión para enero o febrero", ha resaltado el portavoz. "El mismo cargo que envía una carta el 15 de abril excusándose en el estado de alarma para no reunir al Consejo de la Memoria, pero que sí ha resuelto la designación sin que el estado de alarma lo impida", ha sentenciado.
 
"Desconocemos igualmente -añade Mateos- la capacitación de Arroyo para el cargo, teniendo en cuenta sus puestos anteriores vinculados sobre todo al Turismo en los gobiernos de Rajoy, el presidente que dejó ocho años la Ley estatal de Memoria en un cajón, sin presupuesto ni ejecución, y se jactaba de ello".
 
Por todo esto, el portavoz de la Coordinadora ha exigido a la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico que se den "las explicaciones necesarias a las entidades memorialistas, que se detallen las tareas de este alto cargo, y que, Francisco Javier Arroyo como funcionario público haga cumplir la ley, su desarrollo normativo, sus plazos y su presupuesto. Tareas de obligado cumplimiento, y que permitirán sacarla del olvido al que la tienen sometida tanto la consejera como el viceconsejero desde que llegaron a sus cargos, con promesas vacías y convocatorias fantasmas como la orden de simbología, el plan anual 2019 y 2020, nuevas iniciativas para exhumaciones o convocatoria de subvenciones", ha concluido.