No tienes excusa: recicla
ARÍCULO DE OPINIÓN POT Ignacio Pozo

'Hispanofobia'

Política - Ignacio Pozo - Miércoles, 1 de Julio de 2020
El abogado Ignacio Pozo nos ofrece una reflexión en la que critica con argumentos el derribo de estatuas de figuras históricas españolas en Estados Unidos, en las protestas por la muerte de George Floyd a manos de la Policía.
Una de las estaturas de Colón derribadas en Estados Unidos.
Youtube
Una de las estaturas de Colón derribadas en Estados Unidos.

Llevamos unos días viendo en los distintos medios de comunicación como al socaire de las protestas por la muerte del afroamericano Floyd a manos de la policía norteamericana se han ensalzado en aquel país en la destrucción o afeamiento de esculturas de personajes históricos españoles de distintas disciplinas. Son los nuevos iconoclastas del pensamiento único  que generalmente se apoyan en escritos que han sustentado  erróneamente  la llamada “Leyenda  Negra española” sin cuestionar su origen histórico. 

Que las esculturas del navegante Cristóbal Colón, del bueno de Fray Junípero Serra o del mismísimo Miguel de Cervantes sean destrozadas por la turba con la excusa de una deleznable muerte da idea del nivel intelectual de quien lo hace, y de que esta batalla, por desgracia, la están ganando los barbaros

Que las esculturas del navegante Cristóbal Colón, del bueno de Fray Junípero Serra o del mismísimo Miguel de Cervantes sean destrozadas por la turba con la excusa de una deleznable muerte da idea del nivel intelectual de quien lo hace, y de que esta batalla, por desgracia, la están ganando los barbaros.

Pero, quizás sea necesario recordar que nunca se había cuestionado nuestra historia de forma tan generalizada y radical. Ha sido a raíz de  la  aparición de ciertos populismos, y la inestimable ayuda de distintas normas legales de las últimas décadas, las que de forma interesada han reeditado  a base de imprecisiones y falsedades lo diseñado por los inventores de la Leyenda Negra contra España; comenzando por  el príncipe de las Provincias Unidas (actual Holanda ) Guillermo de Orange,  que  bajo la Corona  Española,  guerreó contra la misma, y en la que  curiosamente había más holandeses luchando en los tercios del duque de Alba que en su  ejército  integrado  mayoritariamente por mercenarios, continuando por  autores de la época de la  Ilustración, el liberalismo o, finalmente, la izquierda radical  con ayuda de movimientos indigenistas o independentistas. 

En la Lima virreinal había una cama de hospital por cada 101 habitantes, que los españoles fundaron cientos de escuelas o más de veinte universidades para los nativos de aquellas tierras (a modo de referencia el imperio Británico no creó ninguna)

Pero, para que cualquier historia negra funcione necesita de un vocero interno, y sus precursores lo encontraron en el texto de “La Brevísima” de Fray Bartolomé de las Casas. Un libro sin ningún rigor histórico y cuestionado por sociólogos e historiadores apoyados en  la documentación del propio Archivo de las Indias que señalan como la conquista de América fue mucho menos sangriento que otras conquistas de otros imperios. La mayor parte de la expansión de los españoles en América se hizo pactando con indios y las primeras leyes de abolición de la esclavitud partieron precisamente desde España, y por obra de la reina Isabel la Católica. Ha sido tan asumido el concepto racial en nuestra tierra que habría que recordar que en Granada, Juan de Sessa, conocido popularmente como Juan Latino,  fue el  primer hombre de raza negra que llegó a ser  Catedrático de Gramática y Lengua Latina en la Universidad de Granada. En contra, el primer presidente de los EE.UU. George Washington llego a “poseer” más de 400 esclavos al igual que otro de sus sucesores, y cabe señalar que en la Lima virreinal había una cama de hospital por cada 101 habitantes, que los españoles fundaron cientos de escuelas o más de veinte universidades para los nativos de aquellas tierras (a modo de referencia el imperio Británico no creó ninguna).

Los españoles tenemos falta de autoestima,  y no tenemos motivos para ello. Caminamos hacia un periodo áureo de indigencia mental en que La Leyenda Negra española, respondiendo a la propaganda de parte de las oligarquías de los territorios que estaban bajo dominio español o que se enfrentaron a su poder, continúan de la mano de otra nueva oligarquía que se autodenominan intelectual y con la pretensión de subvertir nuestros valores y cultura milenaria.



Ignacio Pozo es CEO del despacho jurídico Ignacio Pozo & Asociados.