Ven, conoce la provincia de Granada.

Progresividad fiscal, prioridad al nuevo PGOU y políticas de igualdad, ejes de la negociación del PSOE para apoyar las cuentas

Política - M.A. - Sábado, 18 de Enero de 2020
Los socialistas, que este viernes mantuvieron una reunión con el equipo de gobierno, al que habían tendido la mano para sacar adelante los presupuestos, advierten de que las condiciones de la ciudad y la situación económica heredada por el bipartito no son las mismas que las de hace tres años y se debe traducir en el presupuesto.
Francisco Cuenca con Raquel Ruz y José María Corpas.
PSOE
Francisco Cuenca con Raquel Ruz y José María Corpas.

"No vale un documento de mínimos o que se separe escasos cientos miles de euros del presupuesto de 2015". Es el mensaje que el grupo socialista traslada en el marco del debate para sacar adelante unos presupuestos para la ciudad de Granada, que están prorrogados desde 2015. 

El PSOE, que no contó durante sus tres años de mandato con el respaldo de los dos partidos que ahora gobiernan, Cs y PP, para hacerlo, se ha vuelto a reunir con el gobierno para poner encima de la mesa los ejes de esa posible negociación, después de que su portavoz, Francisco Cuenca, tendiera la mano para sacar adelante un presupuesto.

"Esto no es un menudeo de inversiones en calles", explican desde el grupo socialista para subrayar que entienden el presupuesto como "una herramienta de transformación de la ciudad" y ahí enmarcan los ejes que consideran prioritarios para sacarlo adelante.

Y en primer lugar se sitúan los impuestos. En la oposición, Cs y PP fueron beligerantes y durísimos en las críticas por la subida del IBI que llega vía actualización de los valores catastrales. Exigían a los socialistas que no se subiera y rechazaron la propuesta que se planteó para que pagaran más los inmuebles de mayor valor. En 2020, la subida ya se ha aprobado. El bipartito utilizó los ingresos previstos por el incremento del 3 por ciento en ese impuesto para cuadrar el plan de ajuste -serán más de 2 millones de ingresos anuales- y no ha previsto compensaciones. 

Desde el PSOE se subraya la importancia de la progresividad fiscal. "Si el gobierno quiere el apoyo del PSOE se debe aplicar esa progresividad en el IBI y en cualquier otra tasa o impuesto", subrayan desde el grupo municipal a este diario, recordando también 'la tasa cero' de basuras y exigiendo que no se cambien el criterio para calcular los ingresos.

Entre las propuestas concretas que los socialistas ponen sobre la mesa está la redacción de un nuevo PGOU. El presupuesto debe reflejar "un compromiso cierto", con una partida "lo suficientemente ambiciosa para ser creíble".

En el debate presupuestario las políticas de igualdad "son básicas", advierten. Y por ello reclaman de un lado un incremento en las partidas, que el Plan de Igualdad sea el elemento en torno al que se elaboren las cuentas, que deben seguir la perspectiva de género, y, por supuesto, una apuesta clara por la prevención y lucha contra la violencia de género. 

La apuesta en la Cultura, que se plasme en los presupuestos

Los socialistas creen que el mensaje del bipartito -especialmente el del alcalde- sobre la cultura y la capitalidad cultural debe tener su reflejo en los presupuestos. Y al respecto reivindican que la partida de Cultura se duplique. "Apuesta por la cultura sí, pero vamos a hacerlo de verdad".

Igualmente consideran irrenunciable que se consoliden los derechos sociales. Cabe recordar que en los últimos años la capital ha venido logrando el reconocimiento de la Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales por la "excelencia" en el gasto social.