Plan Recclaje Diputación de Granada.

‘Qué (e)moción’

Blog - Reflexiones del Por Venir - Chema Rueda - Sábado, 11 de Marzo de 2023
Ramón Tamames.
La Sexta.
Ramón Tamames.

Aunque ha disminuido últimamente la atención informativa sobre el asunto no es aconsejable que nos olvidemos que estamos en puertas de celebrar el debate y votación de la Moción de censura impulsada por Vox y que presenta como candidato a la presidencia del Gobierno a D. Ramón Tamames, persona que no es, en la actualidad, miembro del Congreso de los diputados.  Es cierto que una vez deshojada la margarita de la presentación oficial de la anunciada varias veces moción, y solventada la cuestión (no menor) de quien sería presentado como candidato a la presidencia, pareciera que el asunto ya ha llegado a su final, cuando en realidad es que tan sólo se ha iniciado un camino, eso sí, lleno de (e)moción.

Interesante será analizar en la llamada "presentación" de la Moción, los argumentos del líder del partido mocionador, señor Abascal, más que nada por si ofrece una muestra de originalidad y se sale del consabido guion de que "España va a la ruina y el gobierno es ilegítimo"

Emoción quizá no por el resultado, más que anunciado a la vista de las manifestaciones previas de los grupos políticos, sino por conocer los argumentos que cada cual haya de manifestar en la tribuna del parlamento y que, sin duda, contribuirán a clarificar, u oscurecer (según para quienes) el panorama político a pocos meses vista de las elecciones generales. Interesante será analizar en la llamada "presentación" de la Moción, los argumentos del líder del partido mocionador, señor Abascal, más que nada por si ofrece una muestra de originalidad y se sale del consabido guion de que "España va a la ruina y el gobierno es ilegítimo". Una mezcla de percepción muy subjetiva y errónea de la realidad y una imponente mentira. La verdad, si dicha presentación transcurre por esos previsibles derroteros, nula será la aportación del partido mocionador a tan importante debate.

Desde luego, lo más (e)mocionante de la moción será la intervención del candidato a la presidencia del gobierno. No tanto por su historia (que también), sino por el hecho de que públicamente ha manifestado sus discrepancias con el partido que lo propone como presidente, y ha adelantado que lo que pretende es hacer unas "reflexiones" sobre su parecer de la situación política, social y económica española, para intentar convencer al hemiciclo de la necesidad de un cambio de rumbo. Al parecer, no ha debido encontrar mejor foro ni formato para hacer esas reflexiones que participar como candidato a la presidencia del gobierno en una Moción de censura, cuyo fin constitucional no es precisamente el de "reflexionar". Pero no seré yo quien niegue legitimidad constitucional a tales hechos, del mismo modo que espero que nadie cuestione la legitimidad de quienes critican, incluso ridiculizan, la iniciativa.

Qué duda cabe que un momento especial del debate de la Moción será la intervención del PP, que no correrá a cargo de su máximo representante por no ser miembro del Congreso, pero que está llamada a convertirse en una auténtica tarde de gloria para la derecha española

Qué duda cabe que un momento especial del debate de la Moción será la intervención del PP, que no correrá a cargo de su máximo representante por no ser miembro del Congreso, pero que está llamada a convertirse en una auténtica tarde de gloria para la derecha española. Fundamentalmente porque, queriéndolo o no, y antes de empezar el debate ni conocerse (al momento de escribir estas líneas) siquiera la fecha del mismo, ya se han enredado en la tela de sus contradicciones. De un lado, y seguramente, para no hacer un feo a la veterana figura del candidato a la presidencia del gobierno, se han desecho en elogios hacia su persona, su obra, su trayectoria, su legítimo derecho al cambio de opinión y su probada solvencia intelectual. Algunos incluso se han leído el índice de su celebre "Estructura económica de España", más conocido en mi época universitaria como "el Tamames", pues obviamente un libro de tales características, escrito por un comunista, nunca formó parte de sus lecturas.

O una cosa o la otra, señores del PP

Pero de otro lado, no han cejado en calificar y definir a la Moción de censura como una acción estrambótica, ridícula y no sé cuantos adjetivos denigratorios más, olvidando ( o no) que una persona respetable, solvente e intachable nunca jamás participa en una acción estrambótica y ridícula. O una cosa o la otra, señores del PP.

Obviamente espero y deseo que el PSOE y el resto de fuerzas que de una manera u otra, apoyan o prestan soporte al gobierno legítimo de España, cumplan el papel constitucionalmente atribuido al debate de la Moción de censura. Es decir, desmontar las razones o "reflexiones" tendentes a cambiar el rumbo o a "echar al gobierno", según quien hable y poner sobre la mesa las innumerables razones que aconsejan mantener el rumbo en lo social, lo económico y lo político, a la vista de los resultados obtenidos, del reconocimiento internacional de los mismos y del horizonte que se ve venir para el futuro. En la medida de lo posible, con mesura, equilibrio, racionalidad y cortesía parlamentaria. Nadie dude que todas y todos quedarán retratados a ojos de la ciudadanía española.

Así que mientras llega el momento, mantengan la (e)moción¡

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Imagen de Chema Rueda

Nacido en Guadix (Granada) en 1963, por tanto de la generación de "A hard days night" y "Satisfaction". Licenciado en Derecho por la Universidad de Granada y funcionario de Administración Local, grupo A, trabaja en el Edificio de Los Mondragones. Fue concejal del PSOE en el Ayuntamiento de Granada (desde 2003 y hasta junio de 2015. Ha sido Secretario General del PSOE de la ciudad de Granada entre 2008 y 2017 y Miembro del Comité Federal del PSOE desde 2017 a 2021. Actualmente es miembro del Comité Director del PSOE-A. Me apasiona escribir (lo que pienso), debatir y participar en la vida pública, desde todos los ángulos posibles. Me duelen bastantes cosas de la vida y de la política actual, y no pienso dejar de intentar arreglarlas. Me apasiona la vida, la amistad, la Alpujarra y el Atlético de Madrid.