Seamos ejemplares
Fueron ejecutadas, sin juicio, en 1947

La Asociación 14 de Abril solicita la exhumación de nueve víctimas del franquismo en fosas de Gualchos-Castell de Ferro y La Herradura

Ciudadanía - IndeGranada - Lunes, 12 de Octubre de 2020
La solicitud se ha presentado en el marco de la convocatoria del Ministerio de Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática para el desarrollo de actividades relacionadas con la recuperación de la Memoria Democrática y las víctimas de la guerra civil y la dictadura.
Imagen de unas flores depositadas, en un homenaje, a las víctimas enterradas en la fosa de Gualchos-Castell de Ferro.
14 de Abril Costa
Imagen de unas flores depositadas, en un homenaje, a las víctimas enterradas en la fosa de Gualchos-Castell de Ferro.

El proyecto que justifica esta solicitud tiene como objetivo la excavación, exhumación y estudio antropológico de dos enterramientos colectivos ilegales en los cementerios municipales de La Herradura y en el de Gualchos-Castell de Ferro. Se plantea a partir de diversos trabajos de investigación existentes que recogen testimonios de familiares y documentan la localización de esas fosas y la identificación de las víctimas en ellas enterradas, según ha informado este lunes la Asociación 14 de Abril Costa.

"La ejecución de estas víctimas se llevó a cabo en 1947, un año en el que el franquismo incrementó su actuación represiva, abundando casos de tortura y ejecuciones sin juicio previo que afectaron a personas cercanas al mundo de la guerrilla, a sus familiares y a decenas de personas inocentes", según explica el colectivo memorialista. En el caso de la provincia de Granada sufrieron ejecuciones extrajudiciales a lo largo de ese año distintos vecinos de Motril, Almuñécar, Almegíjar, Albuñuelas, Lentegí, Trevélez, y Órgiva, entre otros lugares.

El proyecto, que cuenta con la colaboración de los ayuntamientos de Gualchos-Castell de Ferro y Almuñécar, contempla dos fases de actuación. La primera, trabajo de campo a lo largo de cuatro semanas y la segunda, trabajo de laboratorio durante tres semanas, que se desarrollarán de forma correlativa en el tiempo.

El equipo humano para el desarrollo de esta actividad arqueológica está integrado por tres antropólogos forenses altamente cualificados con experiencia en una docena de intervenciones. La dirección facultativa del proyecto estará a cargo del Francisco Carrión Méndez, profesor titular de Prehistoria y Arqueología de la Universidad de Granada, que ha participado en la apertura de numerosas fosas comunes, entre otras, las del paraje de Alfacar, donde se supone que podría estar enterrado Federico García Lorca.

El proyecto señala como uno de sus principios básicos "la urgencia de la actuación, reivindicada por familiares y asociaciones memorialistas y que, a pesar de haber transcurrido más 80 años de estas masacres, no han cejado en su empeño de encontrar a los suyos y proporcionarles un entierro y sepultura dignos".

Homenaje en la fosa de La Herradura. Foto: 14 de Abril Costa

La Fosa de la Herradura: cinco víctimas de una ejecución extrajudicial en 1947

El 20 de noviembre de 1947, en las proximidades de La Herradura, la Guardia Civil ejecutaba, sin juicio previo, a cinco personas que fueron enterradas en una fosa del cementerio de esta localidad. 

El lugar del fusilamiento fue la cuesta de Marchante, en La Herradura, cerca del cortijo de Los Moránganos, próximo a dicha cuesta, desde donde fueron trasladados a lomos de caballería al cementerio. De acuerdo con los testimonios de la investigación, que deberán ser confirmados por la constatación arqueológica y los estudios consiguientes, las cinco personas fusiladas eran Manuel Rodríguez Martín “Pichín”, Antonio Ruiz López “el Santo”, Miguel Arellano Pérez “Barrancones”, Andrés Melián Suárez y José Antonio Sáez Castilla.

La Fosa de Castell de Ferro: cuatro ejecutados sin juicio previo en julio de 1947

El 26 de julio de 1947 cuatro personas fueron víctimas de un fusilamiento extrajudicial en las proximidades de Castell de Ferro, para ser enterradas a continuación en una fosa común del cementerio del mismo pueblo. 

Tras su detención en Lentegí junto con un numeroso grupo de vecinos y vecinas tras una amplia redada en el municipio, los detenidos fueron trasladados y recluidos en el Castillo de Carchuna, desde donde fueron conducidos a las inmediaciones de Castell de Ferro y fusilados cuatro de ellos. Eran José Villoslada Ruiz, Miguel Fernández Villoslada, Antonio Miguel Medina Franco y una cuarta persona cuya identidad no se ha conseguido establecer. Según la documentación del procedimiento judicial el enterramiento se produjo junto a la tapia que separa el cementerio nuevo del viejo.