Campaña Toca Granada esta Primavera. Patronato de Turismo

El Ayuntamiento desbroza y limpia el cauce del Darro para "evitar taponamientos" en caso de fuertes lluvias

Ciudadanía - IndeGranada - Miércoles, 16 de Diciembre de 2020
Operarios sacan vegetación del cauce del río Darro.
Ayto. Granada
Operarios sacan vegetación del cauce del río Darro.

El Ayuntamiento ha iniciado las tareas de desbroce y limpieza que el área de Mantenimiento efectúa desde el pasado lunes, unas actuaciones que, en palabras de la edil del área, Eva Martín, “pretenden facilitar el curso del agua, eliminando los obstáculos que pudieran causar taponamientos ante posibles aumentos de caudal por lluvias, principalmente maleza o ramas secas de arrastre, así como eliminar aquella vegetación que se desarrolla al borde del propio curso del río”.

Según ha explicado la concejala, “esta actuación -que se desarrolla entre el puente del Rey Chico y el inicio del embovedado junto a la iglesia de Santa Ana-, es una petición reiterada de los vecinos, si bien se viene realizando dos veces al año coincidiendo con los meses invernales -antes del deshielo-, y una segunda, en los meses estivales tras el agostamiento de hierbas -sobre todo en las partes superiores del cauce que pudieran dar lugar a conatos de incendio-“. Martín ha matizado que “aprovechando esta intervención estival también se retiran los restos acumulados dentro del propio cauce en previsión de grandes afluencias de agua por tormentas y, en ambas intervenciones, se retiran los residuos sólidos urbanos que se encuentren en ese momento en el cauce, desde telas a plásticos o envases, entre otros”.

El año pasado, la limpieza de la vegetación del Darro, llevada a cabo por el anterior gobierno local del PSOE, suscitó críticas por las podas excesivas, talaes y desmoches que dejaron una imagen del cauce sin apenas vegetación. Además, organizaciones medioambientales como Ecologistas en Acción y Oppidum Eleberis reclaman que la limpieza se extienda por el cauce y su entorno hasta la hacienda Jesús del Valle, y que se eliminen también vertidos de aguas residuales. 

La edil de Mantenimiento ha desglosado las principales actuaciones previstas, un trabajo que incluye la retirada de zarzas que crecen sobre muros -excluyendo paredes de edificios privados o sobre otros árboles- “para evitar zonas intransitables”; así como el desbroce de grupos de cañas y zarzas que se desarrollan en el propio cauce; el realce de arbolado -saucos, mimbres y sargas principalmente- “para evitar que las ramas bajeras sirvan de presa con el arrastre de maleza; así como el desbroce de hierbas agostadas en zonas superiores que pudieran suponer peligro de incendio fortuito”.

“Asimismo –ha añadido-, es necesario despejar zonas de paso para facilitar los trabajos de limpieza de los residuos que se puedan acumular por vertidos esporádicos”.

Para Eva Martín “es importante subrayar que, en ningún caso se realizan actuaciones que impliquen modificaciones del propio curso del agua ni de su fauna”, y ha tenido en cuenta “las molestias inevitables que estos trabajos puedan causar a los vecinos y establecimientos del entorno, como es el ruido o la presencia humana durante las 12 o 15 jornadas que puedan durar las labores”.

En cuanto a la organización de los trabajos, tras el perceptivo permiso de la Confederación Hidrográfica para acometer esta intervención y siguiendo sus directrices, “las labores arrancaron el lunes pasado con una cuadrilla de tres trabajadores del área de Jardines que llevarán a cabo las distintas tareas dentro del cauce, comenzando aguas arriba desde plaza Nueva”. Martín ha indicado que “los restos vegetales serán acopiados al margen y sacados mediante camión grúa desde el vial superior -Carrera del Darro y Paseo Padre Manjón-.”

El equipo de trabajo está dotado de la maquinaria y medios auxiliares necesarios para ello, unos medios que forman parte del canon de conservación del contrato con la empresa concesionaria, “al tratarse de un espacio contemplado y definido en el pliego como zona a mantener”.

Por último, Eva Martín ha asegurado que “se prevén un total de 12-15 jornadas de trabajo, no pudiendo desarrollarse las tareas durante los días con climatología adversa por lluvias -en previsión de aumentos de caudal-, por lo que en función de ello la fecha de terminación puede variar”.

Han acompañado a la concejala durante la presentación informativa la responsable de Jardines de esta zona de la ciudad, Adolfina Muñoz, y Antonio Jiménez, presidente de la asociación de vecinos del Albaicín.