El Ayuntamiento de Granada te informa ante el coronavirus
Beber alcohol en la calle vuelve a estar prohibido en toda la ciudad

Clausura de una década de botellódromo

Ciudadanía - IndeGranada - Jueves, 1 de Septiembre de 2016
A partir de este jueves, 1 de septiembre, se cierra un recinto cuya continuidad era insostenible.
El recinto del botellódromo se vallará provisionalmente para garantizar que se cumple con su clausura.
P.V.M.
El recinto del botellódromo se vallará provisionalmente para garantizar que se cumple con su clausura.

El 30 de marzo de 2007, una vez que el Ayuntamiento de Granada se había dotado de la ordenanza que amparaba su existencia, comenzó a funcionar el botellódromo. Con él, el Ayuntamiento de Granada, como el de otras capitales y localidades andaluzas, pretendían hacer frente a un problema que se descontrolaba, el del consumo de alcohol en las calles, con botellones dispersos por la ciudad y descontrolados.

Pero casi una década después, un recinto de esas características, habilitado únicamente para el consumo de alcoho entre jóvenes -muchos de ellos menores- es insostenible. Como reitera el gobierno local, Granada era la última capital que aún mantenía abierto el botellódromo, un recinto de 9.450 metros cuadrados habilitado sobre la cubierta del aparcamiento de la zona de Hipercor. 

Granada no es la ciudad del botellón, ha clamado el alcalde, Francisco Cuenca, cuando se aproximaba un cierre acordado por unanimidad antes de su llegada a la Alcaldía en el seno de la comisión del botellódromo.

A las razones relacionadas con un hábito cuestionable entre los jóvenes como es el consumo excesivo de alcohol, se suma otra de gran calado como son las quejas vecinales que ha cosechado el recinto. Nueve años de ruidos, como recordó la concejala de Protección Ciudadana, Raquel Ruz, en una de las comparecencias de estos días para anunciar las medidas policiales para garantizar el cumplimiento de la clausura. 

Lo cierto es que hasta la Fiscalía de Menores había dado el pasado año un toque de atención al Ayuntamiento. María Rosa Guerrero cuestionó en junio de 2015 la mera existencia del botellódromo, a raíz de un programa de televisión nacional dedicado a este recinto. "Granada no merece ser conocida como la ciudad del botellón", dijo entonces. 

El botellódromo se abrió en marzo de 2007. p.v.m.

Un total de 25 agentes conformarán el dispotivo extraordinario que se encargará de velar por el cierre. Desde este jueves se incrementarán los controles de alcoholemia y estupefacientes, así como sobre los establecimientos que venden bebidas alcohólicas. El espacio se vallará provisionalmente hasta que se decida el uso al que se destinará. 

Aunque es asumida la necesidad del cierre, hay preocupación sobre las consecuencias que puede tener y que derive en microbotellones y fiestas en viviendas. Para lo primero el gobierno local cree que la mera presencia policial será disuasoria; para la segunda opción se modificará la ordenanza de ruidos con el objetivo de reforzar los instrumentos legales para poner coto a esas fiestas. Se hará responsable subsidiario al propietario del inmueble, lo que faciltará la identificación de los causantes de los ruidos, que muchas veces obstaculizan su labor a la Policía.

Actividades para los jóvenes, el reto

Aunque se lleva más de una década hablando de la necesidad de fomentar un ocio alternativo, lo cierto es que no se había avanzado en ese sentido. Los deberes se han tenido que hacer a última hora. Para este fin de semana, el primero sin botellódromo, se han organizado actividades relacionadas con el deporte y el baile. El Ayuntamiento quiere que los jóvenes llenen ahora las calles con deporte y baile -la explanada del Palacio de Congresos y la Plaza de las Pasiegas son los puntos donde se desarrollarán las actividades- para cambiar esa imagen de ciudad del botellón.

Se inicia un camino y será un ensayo-error, afirmó el concejal de Participación Ciudadana, Juventud y Deporte, Eduardo Castillo, que considera necesario que no se hable de "alternativas de ocio", pues ello implica que giran en torno al consumo de alcohol. 

Las actividades organizadas por el Ayuntamiento irán rotando por los barrios. La próxima semana, aprovechando la celebración de las fiestas del Zaidín, se trasladarán al distrito.