Ven, conoce la provincia de Granada.
Análisis del Covid-19 en la provincia

La contaminación agrava la incidencia y los daños del coronavirus en Granada

Ciudadanía - J. M. M. - Domingo, 26 de Abril de 2020
Es uno de los factores que explican las altas tasas de contagios, hospitalizaciones y fallecimientos en Granada respecto al resto de provincia andaluzas.

Una de las habituales imáganes con la 'boina' de la contaminación sobre Granada, antes de la pandemia. Prensa Junta

Andalucía es, afortunadamente, una de las áreas del país menos afectadas por el coronavirus, la segunda comunidad en la España peninsular con menos tasa de contagios y fallecidos por cada 100.000 habitantes, solo por detrás de Murcia. 

Pero, dentro de Andalucía, Granada presenta, como ha ido contando puntualmente El Independiente de Granada, los mayores daños por el Covid-19 y está a la cabeza en las tasas de contagios, hospitalizaciones y personas fallecidas en relación con el número de habitantes. 

Los cuadros muestran cómo Granada encabeza las tasas andaluzas de positivos por Covid-19, ingresos en unidades de cuidados intensivos (UCI) y mortalidad, todo ello expresado en casos por cada 100.000 habitantes.

Fuente: Junta de Andalucía y últimos datos de población del INE. 

¿Por qué Granada se ha visto más afectada por este virus que el resto de provincias andaluzas? 

No hay un solo factor que lo explique, pero la elevada contaminación que soporta Granada ha contribuido a agravar la incidencia del coronavirus, especialmente en la capital y su área metropolitana. De hecho, en los últimos días se han publicado varios estudios científicos internacionales que destacan la relación entre una alta mortalidad por el coronavirus y la elevada concentración de dos contaminantes de gran incidencia en Granada: dióxido de nitrógeno (NO2) y partículas en suspensión PM2,5, las más pequeñas y dañinas. 

Los estudios señalan, en un caso, la alta mortalidad del Covid-19 en zonas muy afectadas por NO2 como Madrid y varias regiones del norte Italia, áreas rodeadas de montañas donde la contaminación queda atrapada, como ocurre precisamente en Granada. Y en otro caso las investigaciones destacan el aumento de mortalidad por el virus en zonas de Estados Unidos con una gran concentración de partículas PM2,5.

Y hay que recordar que la capital granadina tiene las mayores concentraciones de NO2 de Andalucía y de las mayores en España (solo por detrás de Madrid y Barcelona) y en partículas PM2,5 (tamaño inferior a a 2,5 micras) es la capital andaluza más afectada, con valores que duplican los máximos recomendados por la Organización Mundial de la Salud y que están muy por encima, por ejemplo, de Madrid. Unas concentraciones que, desde que empezó el estado de alarma, se han reducido a la mitad y presentan estos días los niveles más bajos desde que hay registros de medición

Un árbol respiratorio en desventaja frente al Covid-19

“La contaminación sitúa a nuestro árbol respiratorio en una situación de desventaja, por lo que la infección de un virus como este nos puede afectar más”, afirma Francisco Casas Maldonado, neumólogo del Hospital Clínico del PTS, coordinador de la consultas externas en la Unidad de Gestión Clínica de Neumología del centro sanitario. 

Francisco Casas recuerda que la contaminación “provoca daños en la salud, agrava el impacto de una infección en las vías respiratorias y deja nuestro sistema inmunitario en desventaja" para luchar contra un virus como el Covid-19, que ataca especialmente a los pulmones. Antes de que llegara el coronavirus, Granada ya notaba los efectos de la polución, pues "los picos de contaminación aumentan la mortalidad y la asistencia a las urgencias", especialmente de personas afectadas por asma u otras afecciones como la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC). 

Y es que la OMS cifra en unas 10.000 las muertes provodadas por la contaminación cada año en España y la Agencia Europea del Medio Ambiente sitúa en 33.000 el número de fallecimientos prematuros causados por la contaminación en nuestro país. 

Otros factores

Sin embargo, para concretar el efecto de la contaminación en la incidencia del coronavirus en Granada "habría que realizar estudios en profundidad", advierte Francisco Casas. El neumólogo estima que las mayores tasas de contagio y otras variables que presenta Granada respecto al resto de Andalucía responden a "múltiples factores", más allá de la mayor polución que sufre la capital y el extrarradio. 

Entre ellos está "el microclima de Granada, con temperaturas más frías que el resto de Andalucía", indica Casas, así como menos humedad y viento, lo que favorece la pervivencia y expansión del virus, frente a zonas incluso más pobladas que Granada, como Málaga o Sevilla, pero más cálidas y húmedas.

También influye el gran castigo que han recibido las residencias de mayores, especialmente en el área metropolitana, donde hay numerosos alojamientos de este tipo, y que han sufrido virulentos focos del virus, con 79 personas fallecidas en total en la provincia de Granada, un 20% de las 391 de toda Andalucía.

No hay que olvidar factores como el turístico, con el gran movimiento de entrada y salida de viajeros que registra Granada, que dispone de conexiones áereas directas con Milán, el primer gran foco europeo del coronavirus. Unos vuelos que se mantuvieron hasta el 10 de marzo y que pudieron contribuir a extender los contagios.  

Y también pudo influir el partido de vuelta de semifinales de la Copa del Rey, Granada-Athletic de Bilbao, celebrado el 5 de marzo, con la presencia en Granada de un millar de aficionados de una de las provincias españolas más afectadas por el Covid-19, Vizcaya, con más de 8.000 contagios (casi cuatro veces más que Granada) y 642 muertos (tres veces más).