Recicla la ropa que ya no usas. Es un mensaje del Ayuntamiento de Granada
Otro golpe al Albaicín

Roban la cámara de videovigilancia del Palacio de Dar Al-Horra

Ciudadanía - IndeGranada - Lunes, 20 de Agosto de 2018
La cámara que vigilaba el palacio que mejor representa la belleza de la arquitectura nazarí, fuera de la Alhambra, ha sido víctima del mismo vandalismo que trataba de proteger. Otro golpe al Albaicín.
Imagen de la cámara de videovigilancia sin el visor.
Imágenes: Asoc. Vecinos Bajo Albayzín
Imagen de la cámara de videovigilancia sin el visor.
La voz de alarma partió de la Asociación de Vecinos Bajo Albayzín: "La cámara que tenía por objetivo vigilar y controlar el vandalismo de las pintadas, al parecer, también ha sido objeto de ese mismo vandalismo y como puede verse en la imagen, ha desaparecido".
 
 
Así lo contó una de las asociaciones vecinales más activas en la defensa del patrimonio en su excelente boletín informativo, en una información en la que adjuntaba las imágenes de la cámara instalada y ya, tras el robo, sin el visor de 360 grados.
 



 
Fuentes policiales confirmaron el robo de la cámara de videovigilancia del Callejón de las Monjas, en la madrugada del pasado 7 de agosto.
 
Dar Al-Horra significa Casa de la honesta, y fue la última residencia de la sultana reina Aixa, la esposa legítima del sultán Muley Haccen, ambos padres de Boabdil, el último rey de Granada. Ahora el Palacio, más desprotegido.
Antes de dejar de grabar, la cámara de vídeo grabó su propio robo: dos jóvenes con el rostro tapado con las camisetas que llevaban se encaraman al muro y luego al poste para robar la cámara, una de las ocho instaladas por el Ayuntamiento en diversos puntos del Albaicín para vigilar el vandalismo que se ceba en el barrio. Entre los lugares elegidos, junto a Dar Al-Horra, el arco de Elvira, Puerta Monaita y el arco de las Pesas, zonas de las más castigadas por las pintadas. La señal de las cámaras son registradas desde la Jefatura de la Policía Local de Granada.
 
Las multas por dañar el patrimonio se elevan hasta los 60.000 euros, una sanción a la que se deberá enfrentar un británico que fue grabado por una de estas cámaras a principios de verano.