Ven al Parque de las Ciencias
Alegan que técnicamente es muy difícil cumplir las normas exigidas

Una treintena de ayuntamientos no abrirá sus piscinas municipales en verano

Ciudadanía - Europa Press - Jueves, 4 de Junio de 2020
Lo justifican en que las "duras condiciones" establecidas por las autoridades sanitarias, "a la vez que necesarias, resultan esencialmente incompatibles con la naturaleza del propio servicio".
Por las "duras" condiciones decretadas para su funcionamiento con garantías de seguridad.
Junta de Andalucía
Por las "duras" condiciones decretadas para su funcionamiento con garantías de seguridad.

Un total de 29 ayuntamientos de la provincia de Granada ha decidido no abrir sus piscinas municipales este verano por las "duras condiciones" que las autoridades sanitarias han decretado en la lucha contra el coronavirus, las cuales, "a la vez que necesarias, resultan esencialmente incompatibles con la naturaleza del propio servicio", dado que estos espacios "si por algo se caracterizan, es por su ambiente de juego, relajación y convivencia".

Todo ello hace "técnicamente muy difícil garantizar el cumplimiento de las mismas", sin que, en su caso, "tanto esfuerzo, ofrezca a nuestros vecinos las garantías sanitarias necesarias en estos momentos de gran incertidumbre", han indicado en un comunicado estos ayuntamientos, entre los que los hay de municipios de interior y de costa, y a los que se podrían sumar más.

Los que por el momento han suscrito el acuerdo son los ayuntamientos de Motril, Pulianas, Escúzar, Güevéjar, Purullena, Fornes, Albolote, Gor, Íllora, Padul, Torvizcón, Almegíjar, Albondón, Válor, Arenas del Rey, Peligros, La Malahá, Pinos Puente, Maracena, Juviles, Alpujarra de la Sierra, Nevada, Algarinejo, La Peza, Freila, Gobernador, Alhendín, Cádiar y Valderrubio.

Según estos consistorios, la adaptación a la nueva normalidad del servicio de piscina "no es un mero problema económico, y como tal salvable, sino que va más allá, dado que supone la quiebra de la esencia del propio servicio".

Por ello, "pese a lo doloroso de la decisión, en aras de proteger la salud de nuestros vecinos como el bien más preciado, hemos entendido que la opción más responsable pasa porque dichas instalaciones permanezcan cerradas durante este verano", han agregado.

Han afirmado tener "la esperanza" también de que, "una vez superada esta terrible pandemia, podamos ofrecer a nuestros vecinos el mejor servicio público y en las mejores garantías para su bienestar".

Estos ayuntamientos de Granada han explicado que la piscina es el servicio municipal "más popular y concurrido" que ofrecen durante los meses de verano, "punto de encuentro de vecinos de todas las edades y visitantes de distintos lugares".

Precisamente, en estos momentos, son estas bondades las que convierten a las piscinas en "potenciales focos de contagio, debiéndose extremar en ellas las medidas de higiene y seguridad".

Las autoridades sanitarias tanto del Gobierno como de la Junta han elaborado sendas guías para la protección de la salud en la reapertura de las piscinas municipales, con "estrictas medidas higiénico sanitarias vertebradas en torno a tres puntos clave: distanciamiento, higiene de manos y respiratoria y desinfección".

Así las cosas, la exigencia del distanciamiento social impuesta, tanto en área de baño como de descanso, "no solo comporta una importante disminución del aforo, sino, además, la prohibición de toda actividad recreativa en ambas zonas, así como la exigencia de que los niños menores de 14 años permanezcan dentro del espacio ocupado por la unidad familiar".