Sierra Nevada, Copa del Mundo 24
Las máximas han sido 4,5 grados más altas que el promedio histórico

El verano de 2023 ha sido el más caluroso en Granada desde que hay registros

Ciudadanía - J. M. M. - Viernes, 1 de Septiembre de 2023
El promedio de las máximas en agosto, 38,7º, marca un nuevo récord que supera en un grado el anterior, de 2017, y se une a los 39º de media en julio, lo que supone el periodo julio-agosto más cálido jamás medido en la provincia.
Turistas por la Carrera del Darro, una de las calles donde mejor se soportan las altas temperaturas en Granada.
CLARA ESPINOSA/ARCHIVO
Turistas por la Carrera del Darro, una de las calles donde mejor se soportan las altas temperaturas en Granada.

Informar de nuevos récords de calor se ha convertido en habitual en los últimos años y podría llegar a ser hasta aburrido si no fuera por la gravedad del constante aumento de temperaturas extremas que está sufriendo Granada y el resto de España y el mundo.

Agosto de 2023 ha marcado un nuevo tope histórico de calor en Granada: el promedio de las temperaturas máximas ha sido de 38,7º, más de un grado por encima del anterior récord, 37,6º, de agosto de 2017. Los récords de calor suelen batirse por décimas, pero en esta ocasión ha sido por más de un grado, lo que da una idea de lo extraordinariamente altas que han sido las temperaturas a lo largo de casi todo el mes.

Si a ello le añadimos el dato de julio, 39º de media de las máximas, el segundo valor histórico más alto, el verano de 2023 se confirma como el más caluroso en Granada desde que existen mediciones en la Agencia Estatal de Meterología. El promedio de las máximas de julio-agosto de 2023 ha sido de 38,8º, el más alto jamás registrado, por encima de los 38,3º del periodo julio-agosto del año pasado, de los 37,9º del verano de 2017 o de los 37,8º de 2020, los siguientes más cálidos. 

El gráfico, con datos de la estación de Aemet en el aeropuerto de Granada, muestra con claridad cómo han evolucionado al alza las temperaturas máximas de agosto a lo largo de este siglo. Entre 2001 y 2011 el promedio de las máximas iba variando entre los 32 y 34 grados, sin superar los 35º. Pero a partir de ahí los valores van llegando a 36º y 37º, hasta culminar en 2023 con cerca de 39º de promedio. 

Los 38,7º de promedio de las máximas de este agosto son nada menos de 4,5 grados más que lo habitual en ese mes, según la media del periodo 1981-2010, que es de 34,2º. Cuatro grados y medio más de lo normal es una auténtica barbaridad. 

La temperatura media del mes (el promedio entre la máxima y mínima de cada día) también ha sido la más alta jamás medida en agosto, 28,2º, por encima de los 27,7º del anterior récord de 2017, y que supone 3,4º más de lo normal en un mes de agosto, según la media histórica. 

Durante este verano se ha batido también otra marca que no figura en las estadísticas habituales, pero que muestra cómo de caluroso ha sido este periodo. Desde el 23 de junio al 26 de agosto no habido un solo día en que se haya bajado de los 35º en Granada. Son 65 días seguidos por encima de los 35º. Hasta ahora, la racha más larga era de 45 días, precisamente el año pasado. 

Y es que esa es otra de las notas características del constante aumento de las temperaturas de los últimos años, la persistencia del calor extremo, sin días de tregua. Incluso en los últimos años en que se han producido récords de calor, a un mes de julio de calor extremo se sucedía un agosto algo más suave, o al contrario: tras un julio no tan caluroso había un agosto de calor intenso. Pero este verano de 2023 ha sido de récord casi continuo, pues julio fue el segundo de mayor temperatura histórica y agosto, el primero. 

En este mes de agosto ha habido hasta 12 días con máximas superiores a los 40º, la cifra más alta jamás registrada. Y si le sumamos los 10 de julio son 22 días de más de 40º en dos meses

El gráfico de barras indica los días de los periodos de julio-agosto con más de 40 grados de máxima registrados en Granada entre 2001 y 2023, con datos de la estación meteorológica del aeropuerto. Hasta 2011 había más veranos sin días superiores a los 40º, que suponían una excepción, con dos o tres días como mucho. Pero en la segunda década del siglo se vuelven habituales, en 2015 se disparan hasta los 17 días, 19 días en el verano de 2017 y se llega a los 22 días de más de 40 grados registrados este verano de 2023. 

Afortunadamente, la temperaturas empezarona a moderarse desde el pasado domingo, en que cayeron por primera vez por debajo de 30 grados (29,1º) en más de dos meses (la última vez fue el 21 de junio), y a partir de este sábado bajarán todavía más e incluso podrían registrarse las primeras lluvias desde ese 21 de junio, el último día que llovió en Granada. Para el domingo Aemet pronostica solo 20º de máxima en la capital, aunque los 30º volverán la semana que viene.