Piropos poéticos
En noviembre se cumplirán dos años desde que la sentencia que anuló el BIC fue declarada firme

La Junta mantiene sin protección el Valle del Darro pese a la amenaza del 'cierre del Anillo'

Cultura - M.A - Domingo, 23 de Octubre de 2022
Pese al compromiso público de retomar el expediente BIC, tras ser requerido por UGR, CSIC y Real Academia de Bellas Artes, el Gobierno andaluz sigue demorando el trámite y este paisaje histórico sigue sin esa figura de protección extraordinaria, tan necesaria para alejar cualquier intento de especulación.
Vista desde la Abadía del Sacromonte.
IndeGranada
Vista desde la Abadía del Sacromonte.

El Valle del Darro sigue sin protección BIC a pesar del compromiso que adquirió la Junta de Andalucía tras ser requerida por la Universidad de Granada, el CSIC y la Real Academia de Bellas Artes para que la reactivara. En noviembre se cumple un año de la petición formulada por las tres instituciones al presidente de la Junta, Juan Manuel Moreno, sin ningún paso firme para recuperar esa figura de protección extraordinaria, que fue anulada en 2020, por un defecto de forma, por el TSJA. En firme sí avanza el proyecto para la construcción del llamado 'cierre del Anillo' de la Circunvalación, la que será la Ronda Este.

El expediente ni siquiera ha estado sobre la mesa del nuevo delegado territorial de Cultura, Fernando Egea, que ha heredado el compromiso pendiente de su antecesor en esa responsabilidad, el ahora delegado del Gobierno andaluz en Granada, Antonio Granados. Precisamente Granados no ocultaba que era poco partidario del BIC, que ve innecesario, alegando que el planeamiento urbanístico ya protege los terrenos. Lo que se pretende con el BIC, llegó a decir Granados es "reproteger desde la perspectiva cultural". Pero en el compromiso se implicó la anterior consejera, Patricia del Pozo, y debe resolverlo ahora, si la Junta tiene realmente esa intención, el actual titular, Arturo Bernal. 

El PP en el Gobierno andaluz no se ha sentido cómodo con este asunto. Lo estaba más cuando dejaba pasar el tiempo, con el expediente BIC ya anulado, escudándose en la Ley de Patrimonio de Andalucía

El PP en el Gobierno andaluz no se ha sentido cómodo con este asunto. Lo estaba más cuando dejaba pasar el tiempo, con el expediente BIC ya anulado, escudándose en la Ley de Patrimonio de Andalucía y en el plazo de tres años que fija cuando caducan estos expedientes. Pero, al margen de la interpretación jurídica sobre si esa espera era aplicable o no en este caso, pues no se trata de caducidad sino de la anulación por parte de un tribunal, la propia ley permite, si así lo piden instituciones como la UGR y las otras entidades que le acompañaron en la defensa del Valle del Darro, no aguardar plazos. 

Ese importante paso por parte de estas instituciones y la movilización de la Plataforma del Valle del Darro al conocer los planes de la Junta, de los que informó El Independiente de Granada, incomodaron a la Junta, que también asumió otro compromiso, y con plazos, con la plataforma ciudadana en defensa del Darro: en enero de este año, el delegado de Cultura les trasladó que la protección BIC llegaría en tres meses.

El único movimiento que ha hecho la Junta de Andalucía este año fue poco antes de las elecciones andaluzas de junio. En una de las reuniones de la Comisión Provincial de Patrimonio se abordó la situación del Valle del Darro. El Gobierno andaluz no es claro respecto a qué decisión se adoptó en la Comisión sobre este expediente en concreto. En este tiempo transcurrido se ha limitado a señalar públicamente que trabajaba "de manera interna" en el expediente. 

La "actualización del cierre del Anillo, avanza"

Pasó la cita electoral de junio, que añadía preocupación al PP ante cualquier atisbo de movilización ciudadana. Y siguen pasando los meses sin atender la petición de instituciones tan representativas como las que se movilizaron en defensa del Valle del Darro, un paisaje de alto valor histórico, ambiental y paisajísitico, y mientras tanto, lo que sí se está elaborando es el estudio informativo para retomar el proyecto de la Ronda Este, una infraestructura conocida como 'cierre del Anillo'. Y, aunque la Junta, cuando es preguntada al respecto, asegura que el proyecto que ha retomado no invadirá estos parajes, la mera construcción de la carretera ya traslada presión a esta zona. 

"Nos encontramos buscando la mejor alternativa" y que sea "viable", dijo Carazo a los empresarios

Esta misma semana la consejera de Fomento, Vivienda y Articulación del Territorio, Marifrán Carazo, reafirmó, en una reunión con los empresarios, el compromiso con esta infraestructura que, como ella misma recordó, tanto ha reclamado el empresariado. Un proyecto, que según dijo, el Gobierno del PP ha tenido que "desempolvar" tras varios lustros y que pretende sacar adelante "siendo respetuoso con el entorno que atraviesa". 

"Su actualizacion avanza", afirmó Carazo, que defendió que "no podemos prescindir de ningún proyecto que venga a mejorar Granada, su vertebración, el tráfico y la mejora de la calidad del aire". El próximo paso será la declaración de impacto ambiental del proyecto. 

"Nos encontramos buscando la mejor alternativa" y que sea "viable", dijo la consejera enfatizando la importancia del estudio de impacto ambiental del proyecto de carretera, porque será el que determinará si se puede hacer. Según sus cálculos -y los plazos establecidos en la licitación- a lo largo de 2023 la Junta contará con "el primer resultado". Si es "técnica, medioambiental y socialmente posible", insistió, Granada, en sus palabras, no debe renunciar al 'cierre del Anillo'. 

El Parlamento instó a la Junta a reactivar el BIC

El paso para activar la protección BIC debe partir de la Delegación Territorial de Granada y trasladarlo a la Consejería para que siga su curso. De momento, ni siquiera los ayuntamientos de los municipios por los que discurre el Valle del Darro han sido notificados. Y, como ya se ha señalado, ni siquiera ha pasado por la mesa del delegado territorial.

De la importancia del Valle del Darro

"El río Darro fue fuente de vida con la construcción de presas, acequias, pozos, aljibes y norias, albercas y fuentes.

Las reinas nazaríes tenían fincas en Huétor Santillán y Beas de Granada. El río tenía su primer aporte de agua en la Fuente de la Teja, en la Sierra de la Alfaguara, término municipal de Alfacar, recogiendo aguas de la Sierra de Huétor y del río Beas, su principal afluente, dirigiéndose hacia el Sur, donde se sitúa la Presa Real. Tras el azud la orografía fuerza su trayecto hacia el oeste, a la hacienda de Jesús del Valle.

De él parten las siguientes acequias: acequia de Cortes, de la Umbría, de la Solana y de los Arquillos. La acequia Real después se divide en la superior del Tercio y la de los Dos Tercios, así como las de Romayla o San Ana y Axares o San Juan
".

Forman parte esos apuntes del artículo publicado por Reynaldo Fernández Manzano en El Independiente de Granada en noviembre del año pasado para resumir la importancia histórica de este espacio y la necesaria protección adicional que, casi un año después, aún no se ha despejado. 

Lee el artículo completo en el siguiente enlace: 'En defensa del Valle del Darro'

Al no aprobar de nuevo la figura extra de protección, la Junta incumple igualmente un mandato del Parlamento de Andalucía, donde se debatieron distintas iniciativas formuladas por PSOE y Unidas Podemos, entre ellas una aprobada en Comisión de Cultura que instaba al Gobierno andaluz a iniciar los trámites para declarar Bien de Interés Cultural el Valle del Darro. 

Más información:  

También te puede interesar: