No tienes excusa: recicla

Mascarillas, el nuevo lujo en tiempos de coronavirus

Cultura - IndeGranada - Sábado, 18 de Abril de 2020
Dos diseñadoras granadinas denuncian el desorbitante aumento de precio de productos ahora básicos como las mascarillas, guantes y gel desinfectante presentándolos como artículos de gran lujo.

Tres productos que se han convertido en lujo en tiempos del coronavirus: mascarillas (hasta un 690% más caros que su precio normal), guantes (400%) y gel desinfectante (600%). andrea-garcia.es

Mascarillas, guantes y gel desinfectante como productos de gran lujo. Así muestran las diseñadoras granadinas Andrea García y María Luengo a estos artículos que se han hecho tan populares -e inaccesibles en muchos casos- desde que estalló la crisis del coronavirus, en una crítica desde el mundo de la creación artística.  

A través de una campaña gráfica pretenden denunciar la "desorbitada subida" de precios que experimentaron estos bienes, ya de primera necesidad, especialmente cuando aún se podían comprar, eso sí, a precios mucho más altos que los de mercado, como

Con el título de 'Luxury in times of COVID-19 (Lujos en tiempos del Covid-19), estas dos diseñadoras han creado una serie gráfica en la que Andrea García ha realizado la conceptualización de la campaña y la dirección de arte, mientras que María Luengo se ha encargado de modelar las piezas en tres dimensiones. La imágenes, en tonos dorados, aparecen expuestas como si fueran esculturas reales, propias de una exposición de un museo o de un establecimiento de gran lujo. Y en cada una se señala el incremento de precio que han experimentado tras estallar la pandemia: hasta un 690% más caras en el caso de las mascarillas, un 400% más en los guantes y un 600% los geles desinfectantes, según denuncian las creadoras.  

Las creaciones de Andrea García y María Luego proponen una reflexión crítica sobre la especulación que dificulta conseguir unos artículos que se han convertido en bienes de primera necesidad, pero que se han hecho inalcanzables en muchos casos para quienes realmente los necesitan, y sugieren la conveniencia de regular los precios y priorizar su uso para los sectores que realmente los precisan.