Medidas adoptadas por la Diputación de Granada ante la pandemia del Covid-19
Acuerdo histórico entre la capital y la Alhambra

Ocho millones para rehabilitar el Albaicín

Cultura - IndeGranada - Sábado, 25 de Marzo de 2017
La Consejería de Cultura y el Ayuntamiento firman un acuerdo histórico mediante el que la Alhambra se compromete a invertir 5 millones de euros en actuaciones en el barrio del Albaicín, una cantidad a la que se sumará la aportación municipal de 3 millones.
La consejera de Cultura y el alcalde de Granada en la firma del convenio.
J.M.Grimaldi/Junta
La consejera de Cultura y el alcalde de Granada en la firma del convenio.

El Ayuntamiento de Granada y la Junta de Andalucía al firmado al fin un convenio marco que regula la colaboración del Patronato de la Alhambra con la capital en la rehabilitación del Albaicín.

Durante el acto, celebrado en El Bañuelo, el alcalde de Granada, Francisco Cuenca, se ha felicitado por un “acuerdo histórico” que “evidencia la voluntad política de tender puentes para acercar dos sitios declarados Patrimonio Mundial por la Unesco” y ha explicado que la firma del documento “ha supuesto más de 8 meses de intenso trabajo y diálogo que han cristalizado en actuaciones concretas y efectivas, con aportaciones económicas definidas y un plazo real de actuación”.

Así, según ha informado el Ayuntamiento, a través de este convenio la Alhambra destinará una inversión de 5 millones de euros, a los que se suman 3 millones que el Consistorio granadino aporta a las distintas actuaciones proyectadas, algunas de las cuales ya han comenzado, lo que suma un total de 8 millones para actuaciones en los próximos tres años.

Durante su comparecencia junto a la consejera de Cultura de la Junta de Andalucía, Rosa Aguilar, el regidor granadino ha citado algunas iniciativas conjuntas desarrolladas que ponen de relieve este camino de trabajo común entre el monumento nazarí y el barrio histórico, como es el caso de la ruta por monumentos hispano-musulmanes Dobla de Oro o el programa del Día de la Solidaridad de las ciudades Patrimonio.

“Si hasta ahora la Alhambra y el Albaicín han impulsado distintas actuaciones conjuntas, hoy damos un paso definitivo, un paso de gran transcendencia, dado que el acuerdo marco supone una apuesta real, efectiva y decidida por un barrio que requiere de un tratamiento singular desde un modelo de habitabilidad, sostenibilidad, respeto, conservación, desarrollo y mejora permanente de un entorno vivo, habitado, lleno de familias y vecinos”, ha señalado el alcalde.

En este sentido, tanto la consejera de Cultura como el alcalde han desgranado algunos de los proyectos que se desgajan del convenio marco, y que “incidirán en ese valor residencial; potenciarán elementos históricos de inmenso valor patrimonial, y redundarán en el desarrollo económico, cultural, turístico y monumental de este barrio emblemático”.

Al respecto han apuntado que, entre las actuaciones concretas que se derivan del protocolo, destaca la recuperación del Maristán, que fuera hospital musulmán y que constituye el único vestigio con esta finalidad, conocido en Al Ándalus. Otra de las prioridades a realizar en el marco del documento firmado, es la recuperación de la margen derecha del Darro entre el puente del Rey Chico y las Chirimías, así como el conocido como Hotel Reúma, inmueble situado a los mismos pies de la Alhambra, en la colina de la Sabika y junto al paseo de los Tristes, y que data de principios del siglo XX.

El regidor granadino se ha referido a un plan de protección y puesta en valor de cármenes albaicineros, dado que se trata de elementos señeros del barrio patrimonial.

Cuenca ha subrayado la apuesta del gobierno local por el barrio del Albaicín un compromiso que, en sus palabras, “supone una realidad y una prioridad que se traduce en proyectos concretos, -realizados o en marcha- como la puesta a punto de la red de aljibes; el proyecto de instalación de cámaras en entorno patrimoniales, previa limpieza de pintadas; o el convenio firmado en su día con Endesa para la iluminación artística de la Carrera del Darro”.

“Desde el Ayuntamiento, a través de sus órganos competentes; en colaboración con la Junta de Andalucía, a través de la Alhambra, seguiremos trabajando de la mano para que los distintos proyectos e iniciativas incidan en la conservación y sostenibilidad del Albaicín; en la mejora del bienestar y calidad de vida de sus vecinos, y en la mejora cultural, monumental, económica y turística del barrio”, informa Europa Press.

Han acompañado al alcalde de Granada y la consejera de Cultura en la presentación informativa del acuerdo-marco, la delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía en Granada, Sandra García y el director del Patronato de la Alhambra y el Generalife, Reynaldo Fernández.

'La Alhambra es ciudad y la ciudad es Alhambra', insiste la consejera

"La Alhambra es ciudad y la ciudad es Alhambra", ha destacado por su parte la consejera de Cultura, Rosa Aguilar, que ha destacado que tras este protocolo está la "voluntad cierta y decidida de poner una mirada hacia el futuro en el barrio". Aguilar se ha congratulado de la "cooperación institucional" para "mejorar" este entorno declarado Patrimonio Mundial por la Unesco con la "participación de la ciudadanía".

El acto ha contado con vecinos que han conocido de primera mano los principales proyectos en edificios y enclaves en los que se va a trabajar y que conforman "el propio ser y alma del barrio", ha agregado Rosa Aguilar que ha indicado que el presupuesto de al menos cinco millones puede ir "a más" según avancen las actuaciones pues "vamos a ir deprisa" en las mismas.

En lo referente al Maristán Nazarí, se abordará la restauración del pórtico sur, y también se contempla la actuación en los Baños Hernando de Zafra, en la calle Elvira, que, propiedad de la Junta, se va a adscribir a la Alhambra al modo de otros edificios del barrio como el propio Bañuelo o la Casa de Horno de Oro que, con el Palacio de la Dar-Al-Horra, entre otros elementos patrimoniales, que, en la modalidad de visita de la Dobla de Oro, conformarán un "itinerario cultural y turístico" en el que también se implicará al CSIC que tiene la Escuela de Estudios Árabes en la Cuesta del Chapiz.
 
Aguilar se ha referido también a la recuperación de la margen izquierda del río Darro entre los puentes del Río Chico y de las Chirimías, trabajando ya los arqueólogos en el Paseo de Romayla, y a la iniciativa para "conocer la opinión de los vecinos" acerca del futuro del conocido como Hotel Reuma, "fundamental" para darle "un enfoque adecuado, preciso y, desde luego, compartido" a este edificio a los pies de la Alhambra.
 
El arquitecto responsable de la redacción del proyecto para la primera fase de intervención en el Maristán, Pedro Salmerón, ha detallado que la principal idea es "recuperar lo que hay en pie" de este antiguo hospital de la época hispano musulmana, "una rareza en pleno centro de la ciudad". Se trataría de "incluso hacerlo visitable" con la vista puesta en recuperar su "jardín arqueológico" en el espacio porticado en cuatro lados y estanque que lo caracterizó.

Mandado construir por el sultán Muhammad V entre 1365 y 1367, este edificio es un testimonio excepcional del esplendor que adquirió la ciudad hispanomusulmana en el siglo XIV por ser el único hospital de al-Andalus del que se tiene suficiente información.

Las obras de consolidación y restauración del pórtico sur de este edificio, que fue adscrito al Patronato de la Alhambra y Generalife en febrero de 2016, comenzarán en las próximas semanas. Ya se ha realizado un estudio geotécnico y dos catas arqueológicas para la localización de cimentaciones y pavimentos originales.

La primera fase tiene como objetivo frenar el deterioro de los restos originales del pabellón sur, el que se conserva en pie; la recuperación de su estructura espacial y material, y la conservación de los restos arqueológicos originales. Además, se ha previsto la eliminación de la sobrecubierta instalada en 1988 y la estructura de acero que la sustenta; consolidación y restauración de los restos emergentes del pabellón -muros, pilares, pinturas murales, y pavimentos, entre otros-; aplicación de técnicas adecuadas de restauración y el restablecimiento de la funcionalidad estructural de los elementos originales.

En las fases sucesivas de la intervención se va a dar voz a los colectivos ciudadanos que, también, podrán aportar sus ideas y conocimientos en aras de un proceso de colaboración "participativa".