Campaña Cetursa Pasión por la montaña en verano
El objetivo de este paso es "dar una respuesta clara, eficiente y rápida en los supuestos de incumplimiento reiterado"

La capital, que no limita el número de terrazas, acuerda con los hosteleros cómo sancionar el exceso de mesas

E+I+D+i - IndeGranada - Viernes, 24 de Mayo de 2024
El gobierno local ha aprobado dos instrucciones aclaratorias sobre la aplicación de la ordenanza que regula la ocupación de la vía pública y la de autorizaciones de actividades.
Mesas y sillas en una terraza en una plaza de la ciudad.
IndeGranada
Mesas y sillas en una terraza en una plaza de la ciudad.
  • "Las terrazas embellecen la ciudad, muchos rincones y calles son recuperadas para uso público, estando limpios y decorosos y dotando de vida a toda la ciudad, con especial relevancia al centro", resalta la Federación de Hostelería. 

La alcaldesa de Granada, Marifrán Carazo, ha comparecido este viernes con el presidente de la Federación Provincial de Hostelería y Turismo, Gregorio García, para informar de las dos "instrucciones aclaratorias" sobre la aplicación de las ordenanzas que tienen que ver con el funcionamiento de las terrazas de hostelería en la ciudad, una actividad que suscita cada vez más quejas ciudadanas por la ocupación incontralada de los espacios públicos. La comparecencia conjunta obedecía, según ha resaltado el Ayuntamiento de Granada, a que hay "consenso" en torno a cómo "regular y sancionar el incumplimiento reiterado del exceso de mesas". Las dos instrucciones aprobadas en Junta de Gobierno, lo que hacen es aclarar la aplicación de la ordenanza reguladora de la ocupación de vía pública con terrazas y estructuras auxiliares y también la que regula el régimen de autorizaciones urbanísticas y actividades, fundamentalmente en lo referido a la suspensión temporal de licencias en caso de infracciones reincidentes.

Son aspectos ya recogidos en esa ordenanza, lo que se hace es clarificar cómo se aplican esas sanciones. En palabras de la alcaldesa, el objetivo es dar "una respuesta eficiente y clarificadora que ordene la ocupación de nuestras calles y plazas, sancionando a aquellos que incumplan la licencia municipal de sus terrazas".

Carazo ha subrayado que "estamos ante una ordenación adecuada en aras a favorecer la accesibilidad y la convivencia", para lo que "se clarifica" los trámites administrativos de autorización y de declaraciones responsables y "se incorporan nuevas medidas cautelares para hacer cumplir por parte de los titulares de establecimientos la normativa municipal". 

De derecha a izquierda, Enrique Catalina, edil de Urbanismo; Ana Agudo, edil de Protección Ciudadana; la alcaldesa, Marifrán Carazo; Gregorio García, presidente de la Federación de Hostelería; y Juan Ramón Ferreira, concejal de Turismo y Cultura. Foto: Ayuntamiento de Granada

En la actualidad hay 1.100 terrazas autorizadas en la ciudad de Granada. 

Según la información municipal, "se prevé la suspensión de la licencia desde siete días a quince días cuando exista un exceso de mesas respecto de las autorizadas o bien vuelvan a instalarse en contra de la decisión municipal de suspensión ante incumplimientos graves o muy graves de la ordenanza de ocupación de vía pública. En caso de llegar al extremo de un nuevo incumplimiento se producirá la revocación de la licencia por el resto del año".

La suspensión de la licencia será "una medida progresiva" que se aplicará "ante situaciones de incumplimientos patentes y que se agravará hasta la posible revocación de la licencia si el incumplidor persiste en su conducta"

Será "una medida progresiva" que se aplicará "ante situaciones de incumplimientos patentes y que se agravará hasta la posible revocación de la licencia si el incumplidor persiste en su conducta". En cualquier caso, de acuerdo con la información municipal, "se tramitará un procedimiento administrativo en el que se garantizará la audiencia del interesado y se notificarán las resoluciones oportunas en cada caso a los infractores".

"La actuación se enmarca dentro de la renovación y modernización del marco normativo municipal impulsado en apenas diez meses por el gobierno de la ciudad, en consenso con los agentes implicados, Federación Provincial de Empresas de Hostelería y Turismo, para que, en este caso, Granada disponga de un espacio público “ordenado y que favorezca la convivencia entre los lugares de esparcimiento y las relaciones sociales que propician las terrazas, pero sin perjuicio de los intereses vecinales y su derecho al descanso", según las explicaciones municipales. 

Por su parte, Gregorio García ha mostrado la disponibilidad de la Federación de Hostelería a "colaborar activamente con el Ayuntamiento" en la regulación de "esta actividad de especial relevancia para Granada, en tanto destino turístico", por lo que ha recalcado "el apoyo del sector desde el convencimiento de que queremos una ciudad armonizada y en convivencia con nuestros ciudadanos vecinos". "No queremos centros de las ciudades vacío y tematizados sin diferencia entre unas ciudades y otras", ha añadido.

Para el presidente de la hostelería granadina, "las terrazas embellecen la ciudad, muchos rincones y calles son recuperadas para uso público, estando limpios y decorosos y dotando de vida a toda la ciudad, con especial relevancia al centro de la misma", si bien ha especificado que "desde la Federación siempre se ha defendido y defenderá la legalidad vigente en todo momento".  

En la comparecencia no se ha planteado en ningún momento la posible limitación de estas terrazas ni la declaración de zonas saturadas o moratorias. Cabe señalar al respecto que el grupo socialista en el Ayuntamiento de Granada advirtió de que, en el informe de la Intervención sobre el Presupuesto de 2024, se señalaba que estaba previsto duplicar el número de terrazas en la ciudad este año, lo que el PSOE criticó por considerarla una medida recaudatoria. 

En el anterior mandato municipal, el Ayuntamiento de Granada preservó 22 espacios públicos de la instalación de terrazas: Alcaicería, Alhóndiga, Arco de las Cucharas, Ermita, Estribo, Libreros, López Rubio, Mesones, Oficios, Paños, Pie de la Torre, Príncipe, Puentezuelas, Salamanca, Tinte, Zacatín, Pasaje de la Ermita, Placeta del Santo Cristo, Placeta de la Seda y las plazas de Los Lobos, del Carmen y de Santa Ana, en el entorno del Pilar del Toro.  

Declaraciones responsables

La instrucción incorpora una novedad referente a la obligatoriedad por parte de los titulares de especificar en la petición mediante declaración responsable, el número de mesas altas previstas en la terraza, medida exigida para evitar el exceso de aforo en el espacio autorizado. 

En cuanto al nuevo desarrollo del articulado de la Ordenanza Reguladora del Régimen de Autorización Urbanísticas y Actividades, de 2018, incorpora como principal novedad un control de las declaraciones responsables de carácter temporal que se suelen presentar para solicitar por parte de establecimientos con música para sustituirlos por bares sin música y poder así proceder a la instalación de terrazas. Se establece un periodo de carencia de seis meses para proceder a un nuevo cambio, "con el objeto de facilitar el control y la inspección". 

Una hora más al horario de los establecimientos sin música y con aparatos como televisión

Asimismo, se autoriza a los establecimientos de hostelería sin música, que cuenten con aparatos de reproducción sonora, como hilo musical o televisión, podrán funcionar con total normalidad hasta las 00.00 horas, horario que se amplía con respecto a la ordenanza vigente una hora, debiendo contar siempre con un limitador/ control, y sin que puedan sobrepasar los 80 decibelios.

Además, las futuras solicitudes de establecimientos de hostelería tendrán la obligación de instalar una doble puerta de acceso al local, con el objetivo de "minorar" la contaminación acústica y la clarificación para los establecimientos con auditorio, que pasarán a ser considerados como establecimientos de hostelería con música, son otras de las innovaciones recogidas en la ordenanza reguladora de Actividades.

El horario de las terrazas durante los días de la semana en invierno es de 20.00 a 00.00 horas, franja que se amplía en el periodo estival y los viernes, sábados y vísperas de festivo a la una. 

Las dos nuevas instrucciones se han sometido a aprobación en Junta de Gobierno Local, de este viernes 24 de mayo, momento en el que, tras su publicación en el Boletín Oficial de la Provincia, entrarán en vigor. 

El marco sancionador de ambas normativas establece para los casos de infracciones graves multas que van de 750.01 euros a 1.500 euros y en su caso, la revocación de la autorización para ese ejercicio, mientras que las infracciones muy graves conllevarán una penalización económica entre1.500,01 euros y 3.000 euros y la revocación de la autorización `para esa temporada y, en su caso, la no autorización para el año siguiente.