Campaña Toca Granada esta Primavera. Patronato de Turismo

CCOO y UGT denuncian que "la pandemia ha hecho más evidente la desigualdad de las mujeres"

E+I+D+i - IndeGranada - Lunes, 8 de Marzo de 2021
En un manifiesto, las organizaciones sindicales reivindican igualdad salarial, derogar la reforma laboral, incrementar el Salario Mínimo Interprofesional, dignificar el cuidado y políticas efectivas con perspectiva de género.
Lectura del  manifiesto a las puertas de la sede de los sindicatos.
UGT
Lectura del manifiesto a las puertas de la sede de los sindicatos.

Con motivo del Día Internacional de la Mujer, delegadas y delegados de ambas organizaciones sindicales han participado hoy lunes, 8 de marzo en una concentración, donde las responsables de Mujer de CCOO y UGT Granada, Eva Calderón, y Rosa María Muñoz, respectivamente, han procedido a la lectura de un manifiesto conjunto en el que ambas organizaciones han reafirmado su compromiso para combatir la eliminación de todas las formas de discriminación y violencia hacia las mujeres. Entre las principales reivindicaciones sindicales, destacan el diseño de una ley de igualdad salarial, derogar la reforma laboral, incrementar el SMI, dignificar el cuidado y políticas efectivas con perspectiva de género.

Rosa María Muñoz, secretaria de Igualdad y Mujer de UGT Granada, ha declarado que la pandemia ha creado unas condiciones "mucho más desfavorables para acometer los retos que siguen existiendo con respecto a la lucha contra la desigualdad", pero también ha servido para hacer "más evidentes las brechas entre mujeres y hombres". Esto demuestra, a su juicio, que debe "priorizarse la acción política al respecto, y pone en valor, una vez más, el poder de la negociación colectiva para avanzar sin descanso hacia la igualdad efectiva entre mujeres y hombres, hito que, a su vez, supondría una sociedad más justa, sostenida y solidaria para el conjunto de la población".

La representante de UGT señala "la necesidad imperante de negociar colectivamente, a través del diálogo social, una ley de igualdad salarial que combata la discriminación retributiva entre mujeres y hombres". Asimismo, opina que es "irrenunciable" diseñar (y exigir que se cumplan) planes de igualdad que se adapten a la legislación vigente. En este sentido, defiende que "la reforma laboral aprobada por el Gobierno de la crisis económica, cuyos recortes de derechos y de gasto público supusieron un grave perjuicio en contra de la igualdad de oportunidades de las mujeres, debe ser derogada, así como situar el SMI en el 60 por ciento de la media salarial para el final de esta legislatura, como medida para apoyar a los sectores más afectados por la crisis sanitaria, entre los que se encuentra el de las mujeres, que siguen siendo las que más sufren los contratos a tiempo parcial, así como las tasas de paro y de temporalidad más altas".

Para Muñoz, resulta "de vital importancia" que se instauren unas políticas efectivas con perspectiva de género en educación, en derechos laborales, en la lucha contra la violencia machista y en materia de corresponsabilidad entre mujeres y hombres. Y advierte que el sindicato "no va a renunciar tampoco a dignificar el sector cuidados", a través de una infraestructura de servicios públicos de calidad, a exigir mayores políticas de compatibilidad de la vida familiar y laboral y a luchar por establecer medidas de protección social igualitaria. 

Por su parte, Eva Calderón, secretaria de Mujer de CCOO de Granada, ha manifestado que, desde el sindicato y a través de sus representantes, todos los días se lucha por los derechos de las mujeres, por la igualdad efectiva, por una sociedad basada en la justicia y en la calidad democrática. Una lucha que reivindicamos este 8 de marzo, Día Internacional de las Mujeres, bajo el lema 'Vivas, libres, unidas en acción y reivindicación'. 

"Las mujeres son indispensables y esenciales, es tiempo ya de que por trabajo de igual valor se pague igual salario, se acaben las violencias contra la mujer y la corresponsabilidad se haga efectiva"

Para la representante de CCOO, "este 8M en el contexto de pandemia que estamos viviendo, nos impide ocupar las calles con las multitudinarias manifestaciones de los últimos años, pero más que nunca y ante el riesgo de importantes retrocesos, hemos de hacer llegar el grito de nuestras demandas que, como trabajadoras, como mujeres, nos afecta y reivindicamos". "Son muchas las desigualdades y discriminaciones que sufren las mujeres en lo personal, familiar, social y laboral, que venimos denunciando -agrega-, pues los empleos que mayoritariamente realizan, aunque imprescindibles, sufren peores condiciones laborales y salariales". Sin embargo, durante esta crisis las trabajadoras de la limpieza, las trabajadoras sanitarias, auxiliares, enfermeras y médicas, las trabajadoras del comercio de alimentación, las trabajadoras de ayuda a domicilio, las que atienden las residencias de los mayores, las trabajadoras del servicio doméstico, las de servicios públicos, los servicios sociales, "han sido declaradas esenciales". Estas mujeres y todas en general, han asumido en su mayoría las tareas de cuidados de sus familiares paralelamente con el teletrabajo. "Porque las mujeres son indispensables y esenciales, es tiempo ya de que por trabajo de igual valor se pague igual salario, se acaben las violencias contra la mujer y la corresponsabilidad se haga efectiva".

La pandemia también "ha ampliado barreras estructurales sociales para las mujeres, las lagunas administrativas, para algunos grupos de mujeres más vulnerables, se ha visto evidenciada en inmigrantes, mujeres con menores y/o mayores a su cargo, con diversidad funcional, jóvenes, mayores, paradas de larga duración… Y por supuesto, el cuestionamiento por parte de la ultraderecha de brechas y violencias de género, recortando las políticas andaluzas de igualdad".

Por otra parte, Calderón valora positivamente algunos avances fruto del Diálogo Social. Los ERTE han resultado "una herramienta esencial para el sostenimiento del empleo en estos tiempos y más en el caso de las mujeres". El IMV (Ingreso mínimo vital) "amplía el Estado de Bienestar, con impacto de género positivo, dada la feminización de la pobreza en nuestro país". Ha sido fundamental -agrega- el subsidio extraordinario para las trabajadoras del hogar afectadas por la COVID-19, a pesar de los problemas en su gestión y aplicación, supuso un avance y esperamos que sea un punto de inflexión de cara al reconocimiento a estas trabajadoras con la ratificación del Convenio 189 de la OIT.

En este sentido, sigue Calderón, los Reales Decretos de Igualdad aprobados en octubre del año pasado, 901/2020, por el que se regulan los Planes de Igualdad y su registro, y el 902/2020 de Igualdad Retributiva entre mujeres y hombres, son dos herramientas que amplían y refuerzan el trabajo sindical dentro de la negociación en materia de igualdad en las empresas.

Información relacionada: