Campaña Toca Granada esta Primavera. Patronato de Turismo

"Nos llevan a la extinción tras 25 años haciendo sustituciones de apoyo educativo en los centros"

E+I+D+i - IndeGranada - Sábado, 7 de Marzo de 2020
El colectivo Educadoras y Psicólogas en Extinción denuncia que un decreto de la Junta les deja sin optar a vacantes tras décadas de experiencia.
Miembros del colectivo de Educadoras y Psicólogas en Precariedad.
IndeGranada
Miembros del colectivo de Educadoras y Psicólogas en Precariedad.

Una mesa redonda celebrada el jueves por tarde en el IES Ángel Ganivet, organizada por los sindicatos CGT, SAT y USTEA, reunió a diversos colectivos laborales femeninos para hablar de mujer y precariedad laboral. 

Allí contaron su situación camareras de piso, las conocidas como kellys, un sector en el que abundan las jornadas extenuantes cargadas de estrés con un bajo salario, apenas dos euros por habitación. También relataron sus experiencias otros colectivos de limpiadoras, de trabajadoras de ayuda a domicilio, mujeres taxistas y personal del ámbito docente.  

Un momento de la mesa redonda. indegranada

En la actividad educadora contó también su situación el colectivo Psicólogas y Educadoras en Extinción, un grupo de mujeres que, además de llevar décadas de trabajo en precario, su labor está "abocada a la extinción", según denunció su representante, María José Ariza. Se trata de educadoras y psicólogas dedicadas a atender a niños y niñas con necesidades educativas especiales en los centros públicos de enseñanza. Alumnado con discapacidad intelectual o sensorial, autismo y otras necesidades de apoyo. Llevan entre 20 y 25 años haciendo sustituciones en los centros y reclamando estabilidad laboral.

"Después de todo este tiempo, este personal fijo, al que sustituimos se está jubilando, parcial o totalmente. La Delegación de Educación ha ido cubriendo estas plazas vacantes de laborales jubilados con interinos­ funcionarios (personal que no es laboral y que, para más inri, carece de antigüedad y experiencia en el puesto ocupado), y las plazas de laborales jubilados parcialmente las cubrían a través del Servicio Andaluz de Empleo (SAE) en el que prima la antigüedad en el paro y no la antigüedad en el puesto a desempeñar. Ante esta situación, se nos cierran todas las puertas de poder continuar trabajando y, nuestras preguntas son: ¿qué va a pasar con nosotras?, ¿qué salidas laborales nos quedan, después de tantos años trabajando para la Administración?", explican.

Además, la situación para ellas ha empeorado aún más a partir de un decreto de la Junta de finales de diciembre pasado que "ha decidido que esas vacantes son para el Personal Técnico de Integración Social, que tienen una categoría más baja que la nuestra, lo que nos lleva automáticamente a la exinción", lamenta este colectivo. 

De hecho, el decreto, 628/2019, de 27 de diciembre así lo indica: "se declara a extinguir la adscripción a la categoría profesional de aquellos puestos de trabajo de Educador/a en el ámbito de los centros docentes públicos de la Consejería de Educación y Deporte que se encuentran actualmente ocupados, que serán modificados, de forma automática, cuando se encuentren vacantes".

"Queremos que se nos escuche y vamos a luchar porque no tenemos 20 años, tenemos una media de 50 años, ¿a dónde vamos ahora con 50 años o más a buscar otro empleo después de toda la experiencia acumulada en un trabajo al que hemos dedicado media vida y en el que se nos ha dado con la puerta en las narices?", se queja María José Ariza. 

"Ese decreto nos dice que no servimos para nada, después de habernos formado, preparado, adquirido experiencia para atender a esos niños a los que amamos y que nos dan la vida, pero ese decreto dice que ya no tenemos derecho a esas vacantes y que nos extinguimos. Pero no nos vamos a extinguir porque vamos a seguir luchando", finaliza, emocionada, la representante de este colectivo de profesionales.