Sierra Nevada, Copa del Mundo 24
artículo de opinión por Gabriel Pozo Felguera

¿Acaso esta Sanidad será su tumba?

Política - Gabriel Pozo Felguera - Lunes, 1 de Enero de 2024
Una opinión a tener muy en cuenta sobre la maltrecha sanidad pública andaluza por Gabriel Pozo Felguera, que te recomendamos.
Juan Manuel Moreno, en una visita al Virgen de las Nieves de Granada.
Alex Cárama/Europa Press
Juan Manuel Moreno, en una visita al Virgen de las Nieves de Granada.

¡Eh, oiga, Moreno! Me dirijo a Usted. No mire para otro lado. Ni disimule. Estos garabatos se los envío con todos los respetos.

Pero es que ya chirría más de la cuenta. No me refiero a la parte médica, excelente cuando entras en el sistema hospitalario. Pero la vertiente administrativa es para llorar

Quería yo decirle que llevo un tiempo leyendo muchas quejas en cartas a los periódicos. Algo no debe estar funcionando, o empeorando día a día. Que la Sanidad en Andalucía venía oxidada de eras anteriores, cierto. Pero es que ya chirría más de la cuenta. No me refiero a la parte médica, excelente cuando entras en el sistema hospitalario. Pero la vertiente administrativa es para llorar. Y conste que no me puedo quejar personalmente.

Llevo tiempo leyendo en este diario, desde el que remito la misiva, que nuestra sanidad no levanta cabeza. Los últimos días se han sumado otros medios de la prensa afín a San Telmo; leo que le están saliendo grietas, demasiadas grietas, a su castillo. Y que el sistema sanitario andaluz ha entrado en parada. Me cuentan amigos médicos que ya hay situaciones que no salen de la UVI.

Sí veo que la des-atención primaria está provocando el colapso en las urgencias. Nos estamos convirtiendo en lazarillos pícaros buscando resquicios para colarnos por las listas de espera. O estamos muchos malos o son muy malos los responsables de repartir e impartir sanidad.

La bola del descontento está creciendo en un campo, el de la salud, que tuvo buena fama en Andalucía. Los números que ayer nos ofrecía este diario son de escándalo: 70.000 granadinos estamos en espera de que nos atienda el especialista y 24.000 en listas preoperatorias

La bola del descontento está creciendo en un campo, el de la salud, que tuvo buena fama en Andalucía. Los números que ayer nos ofrecía este diario son de escándalo: 70.000 granadinos estamos en espera de que nos atienda el especialista y 24.000 en listas preoperatorias. Esto ya ha pasado de castaño a oscuro. Negro en algunos casos.

La rebelión de las masas es lenta, pero acaba por moverse. Como llegó cuando las macro-movilizaciones de hace siete años por el cierre del Virgen de las Nieves. Aquella avalancha se cobró sus piezas; como hace unos días se ha cobrado las suyas en la Consejería de Salud. Sólo hace falta un pequeño empuje y alguien que capitanee la marabunta. En este caso, de toda Andalucía. Como lo hizo Spiriman en su día. Desgraciadamente, su oposición política continúa evadida de la realidad, no está en condiciones de capitanear ni una patera.

Que Andalucía está tranquila es innegable, dentro de su perenne retraso. Que va bien es más discutible. A pesar de las indecentes subidas de sueldos de políticos y allegados. Sin que desde ningún partido hayan mugido. Pero nunca olvide que ya a mediados del XIX un personaje de Pedro Antonio de Alarcón advertía: “¿Acaso esta mansión (un barco) será mi tumba?” El capitán continuó sin prestar atención a las filtraciones. Aunque la humedad mojaba sus zarpas, avisaba a los navegantes.

Y la tripulación se fue a pique.

Si aún no has leído el último análisis de El Independiente de Granada sobre la sanidad pública andaluza: