Seamos ejemplares
Será voluntario y reversible y con carácter general, la propuesta plantea un 20% del horario semanal en esa modalidad

El Ayuntamiento de Granada regula el teletrabajo

Política - M.A. - Miércoles, 28 de Octubre de 2020
El área de Personal, Servicios Generales y Organización que gestiona el edil Francisco Fuentes (PP) negocia con los sindicatos el acuerdo, cuyas líneas generales te adelantamos.
El concejal Francisco Fuentes, en una visita a oficinas municipales.
J.A./Ayto.Granada
El concejal Francisco Fuentes, en una visita a oficinas municipales.

El Ayuntamiento de Granada se dispone a regular el teletrabajo. La pandemia obligó el pasado mes de marzo, cuando se decretó el primer estado de alarma, con un duro confinamiento, a trabajar desde casa, de un día para otro y sin medios. Las administraciones han ido después adaptando la normativa para incluir esta modalidad de trabajo, no exenta de dificultades para los trabajadores y trabajadoras y que abre también el debate sobre cómo afecta a la prestación de servicios públicos, como otra opción, no sólo en situaciones excepcionales. Ahora es el Ayuntamiento de Granada el que se suma a la regulación del teletrabajo con un documento que el gobierno local perfila con los sindicatos y a cuyo borrador ha tenido acceso El Independiente de Granada.

Para los empleados y empleadas municipales tendrá carácter "voluntario y reversible", salvo excepciones debidamente jusstificadas.

Habrá puestos de trabajo que no puedan acogerse a esta modalidad, pues exige la presencia física del personal en dependencias administrativas o asistenciales "para su adecuada prestación". Tampoco se podrán acoger los equipos directivos ni las secretarías de los órganos superiores. 

Hay otra salvedad en la propuesta municipal, el personal de los programas de empleo que no se encuentran dentro del Convenio Regulador de las Relaciones entre la Corporación y el Personal Laboral a su servicio, que deberá desarrollar su tarea de forma presencial. 

Con carácter general la propuesta plantea que se desarrolle el 20 por ciento de la jornada en la modalidad no presencial

El teletrabajo, según el documento, no viene a sustituir a la presencialidad. El gobierno local propone que la parte de la jornada laboral que se desarrolle de manera no presencial sea del 20 por ciento, porcentaje que podrá ser ampliado hasta el 80 por ciento si las direcciones generales o responsables de la unidad en la que desempeñe su tarea el trabajador así lo autorice. También se incluye la opción de llegar al 100 por ciento cuando formen parte de turnos semanales de trabajo rotatorio en dicha modalidad. 

En el caso de los trabajadores en situación de riesgo o especial vulnerabilidad, que así tengan reconocida esa condición por el Servicio de Vigilancia de Salud del Ayuntamiento, podrán disponer de la semana laboral completa en modalidad no presencial, mediante teletrabajo, "en tanto se mantenga la situación de riesgo o especial vulnerabilidad reconocida por el citado servicio". 

El gobierno local incluye en el acuerdo que presenta a los sindicatos con representación en el Consistorio un punto en el que advierte de que esta modalidad de trabajo no presencial "no constituye en sí misma ningún derecho adquirido", y tanto los trabajadores como la propia Administración podrán variar esas condiciones y determinar que se deje de prestar. En ese caso será comunicado con 48 horas de antelación a su incorporación presencial. El mismo plazo que se fija por si es requerido a que acuda presencialmente para entregar documentación.

La figura del teletrabajo, más allá de la urgente necesidad organizativa actual, constituye una oportunidad para la introducción de cambios en las formas de organización del trabajo que redunden en la mejora de la prestación de los servicios públicos, en el bienestar de las empleadas y los empleados públicos, en los objetivos de desarrollo sostenible de la Agenda 2030 y en una administración más abierta y participativa. Supone el fomento del uso de las nuevas tecnologías de la información y el desarrollo de la administración digital, con las consiguientes ventajas tanto para aquellos, como para la administración y la sociedad en general.

Derecho a la desconexión digital 

La jornada semanal se distribuirá entre el trabajo presencial y el teletrabajo, con sistema de turnos de rotación periódica, en su caso. En el día a día se atenderá -así lo especifica la propuesta- correos electrónicos, llamadas, videoconferencias y resto de conexiones online requeridas, que en ningún momento podrá exceder del horario laboral diario.

La regulación que plantea el gobierno local incluye el derecho a "la desconexión digital", así como a la protección de la privacidad y la seguridad de los datos, así como el derecho a la imagen personal, al cuidado de los datos y a la intimidad de las personas que teletrabajan.

El empleado o empleada que se acoja a esta modalidad mantendrá la jornada laboral diario que prestaba en la modalidad presencial y también la flexibilidad horaria.

Serán las direcciones generales las encargadas de hacer un análisis de los puestos de trabajo para determinar los que podrán acogerse al trabajo no presencial. 

En situaciones excepcionales, la modalidad general será la no presencial

La propuesta municipal recoge igualmente la prestación de servicios "en situaciones excepcionales o extraordinarias por agravamiento de las medidas de contención y prevención". En ese caso, como indica el documento, "la modalidad general de prestación de servicios de las personas afectadas por la concreta situación será la no presencial, salvaguardando la continuidad del servicio de cada unidad administrativa, con las particularidades que puedan establecerse sectorialmente o, en su caso, en cada entidad instrumental".

Sobre los medios para desempeñar el trabajo en la modalidad presencial

Lo que no queda regulado en el acuerdo es cómo facilitará el Ayuntamiento de Granada los medios a los trabajadores y trabajadoras que se acojan a la no presencialidad.

Al respecto, esto es lo que indica la propuesta municipal: "Siendo la modalidad de teletrabajo voluntario, y para el supuesto que el Ayuntamiento de Granada no pueda facilitar los medios tecnológicos necesarios para realizar el trabajo en modalidad no presencial; el trabajador, hasta tanto se le faciliten dichos medios, realizará el teletrabajo con medios propios, sin que quepa reclamación alguna por este motivo al Ayuntamiento".

En este sentido, el documento de hecho aclara que "en el supuesto de que el trabajador no disponga en la actualidad de medios propios para el desarrollo del teletrabajo, no podrá acogerse a esta modalidad".