Campaña Toca Granada esta Primavera. Patronato de Turismo

IU rechaza la "avalancha" de macroplantas de energías renovables en la provincia

Política - IndeGranada - Martes, 26 de Enero de 2021
Pide que se fomenten las instalaciones para autoabastecimiento en viviendas y edificios públicos.
Planta solar en Las Gabias.
iu
Planta solar en Las Gabias.

Izquierda Unida, que afirma apostar "decididamente por las energías renovables", ha mostrado su rechazo a la “avalancha de macroplantas energéticas” tanto de fotovoltaica como eólica que planean instalarse en la provincia a raíz de la construcción de la línea 400 kilovoltios Caparacena – Baza y de El Fargue – Saleres – Órgiva.

La formación de izquierda apuesta por un cambio de modelo energético basado en renovables con generación distribuida, es decir, pequeñas centralitas e instalaciones en tejados y terrazas de edificios, y pide a las Administraciones que se potencie esta modalidad favoreciendo el autoconsumo con balance neto. "Este modelo aboga por que se vierta a la red la energía producida y no consumida y se extraiga de la red el aporte de energía cuando sea necesaria, así, temporalmente se hace balance y se paga o se cobra según el balance sea positivo o negativo", explica en un comunicado.

Por otra parte, Izquierda Unida plantea que las distintas administraciones, ayuntamientos, Junta de Andalucía y Gobierno de España "deberían dar ejemplo instalando pequeñas plantas energéticas en las cubiertas de los edificios bajo su gestión y promocionando que los vecinos instalen las propias en sus viviendas, fomentando la constitución de cooperativas y comunidades de energía".

Más de un centenar de proyectos

Actualmente en los distintos ayuntamientos de la provincia hay más de cien solicitudes para instalar macroplantas energéticas. Según la información de izquierdas, de llevarse a cabo este plan, “la provincia se convertirá en exportadora de energía sin dejar ningún valor añadido ni crear empleo, continuando con un modelo que fomentaría la exportación de mano de obra y recursos del sector primario dejando además un territorio con un gran deterioro ecológico e imposibilitando otras líneas de actuación más acordes con una economía ecológica, sostenible y respetuosa con nuestro entorno”.

Por otro lado, IU afirma que el modelo que se intenta seguir “perpetúa el actual modelo de oligopolio eléctrico, manteniendo un sector estratégico en manos de unas pocas empresas multinacionales sostenidas con capital especulativo”. En su lugar, han rescatado que la “línea deseable” es le democratización del sector eléctrico a través de la autogeneración distribuida lo cual, además, "abarataría sensiblemente las facturas eléctricas".

La energía generada distribuida crea mucho más empleo que el modelo de macroplantas, además el empleo creado es local y aporta conocimiento. Las grandes instalaciones, en cambio, crean poco empleo y de baja calidad, con lo cual tampoco fijan población. Como ejemplo han subrayado la situación de la comarca de Guadix, que ha seguido perdiendo población a pesar de los macroproyectos eólicos y solares ya instalados.

También apunta que “se debe dar un impulso a la eficiencia y ahorro energético, se puede vivir mejor consumiendo menos”.

“Estamos por la transición energética hacia energías renovables, pero con autoconsumo, generación distribuida controlada de forma democrática y generadora de empleo de calidad en forma de cooperativas locales.  Ninguna de estas características la cumple el plan actual”, concluye.