Campaña Cetursa Pasión por la montaña en verano
Los tres profesores que impartieron las jornadas han denunciado al Ayuntamiento de Granada por impago

Una jueza rectifica a la Jefatura de la Policía Local y obliga a pagar un curso impartido en el anterior mandato

Política - M.A. - Viernes, 18 de Junio de 2021
Una primera sentencia da la razón a uno de los formadores que participó en las jornadas sobre perfeccionamiento de unidades caninas organizadas por el anterior responsable del servicio, que fue apartado de su responsabilidades en una decisión también tumbada por otro Juzgado.
Imagen reciente de la Academia de Policía Local, con César Díaz todavía como edil de Seguridad Ciudadana.
J.A./Ayto.Granada archivo
Imagen reciente de la Academia de Policía Local, con César Díaz todavía como edil de Seguridad Ciudadana.

La negativa de la Jefatura de la Policía Local a pagar a los profesores de unas jornadas sobre perfeccionamiento de unidades caninas celebradas en el anterior mandato ha acabado en los juzgados, y ya hay una primera sentencia que rectifica esa posición. Así, el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 1 de Granada ha dictado una sentencia en la que reconoce el derecho de uno de estos formadores a que se le abone su actividad. Hay otros dos juicios pendientes.

Las jornadas de reciclaje y perfeccionamiento para unidades caninas se celebraron en marzo de 2019 y tuvieron una gran repercusión, al coincidir con un momento de modernización y apertura de esta unidad. Según se recoge en la sentencia, consultada por El Independiente de Granada, en el juicio, José Antonio Moreno, que estaba al frente de la Jefatura en el anterior mandato, confirmó que el pago estaba autorizado y había dotación presupuestaria, pues de otra manera no podrían haberse celebrado. Fueron unas jornadas "con mayor nivel" de las que hasta ese momento se habían organizado.

Ante el silencio a la reclamación de este impago, los formadores han acudido a los tribunales

Pero la actual Jefatura se ha negado a pagar a los tres formadores. En el caso del recurrente que ya tiene una sentencia favorable, interpuso en marzo de 2020 una reclamación de cantidad, sin que ni siquiera le hubiera contestado el Ayuntamiento de Granada. Ante el Juzgado la actual Jefatura de la Policía Local sí tuvo que dar respuestas y justificó su decisión en que el curso no reunía los requisitos del Reglamento Interno de la Policía Local y que tanto la selección del profesorado como la del alumnado no siguieron el procedimiento reglamentario.

Aunque la jueza explica que este encuentro no aparece en la memoria de cursos de 2019, las jornadas se celebraron, como certificaron en el juicio los testigos, entre ellos el agente que estaba al frente en ese momento de la Unidad Canina de la Policía Local de Granada, Óscar del Pino. Cabe recordar en este punto que, con la llegada del bipartito, la nueva Jefatura apartó a este policía de la unidad -decisión que también ha tumbado la Justicia- y cortó de raíz el exitoso giro del servicio.

"Las jornadas se hicieron, tuvieron repercusión pública, asistieron autoridades, como resulta de las fotografías que se adjuntan con la demanda, y el recurrente prestó servicios docentes en las mismas, por lo que con independencia de que no se hubiera seguido formalmente el procedimiento conforme al Reglamento de la Escuela de Policía, y de que el curso no apareciera en la memoria de cursos realizados para el ejercicio 2019 y el recurrente en la relación de profesorado, los servicios prestados han de ser abonados, pues de lo contrario se produciría un enriquecimiento injusto", expone la jueza, que determina por tanto que el pago debe efectuarse. 

El recurso presentado se estima en ese sentido, si bien rebaja la cantidad a percibir, fijándola en 1.442,4 euros, aplicando un precio público de 60,10 euros la hora y no 80,85.

La sentencia supone un nuevo varapalo para la Jefatura de la Policía Local y se suma a otras anteriores que han cuestionado la gestión que se lleva a cabo. De fondo, como ya se ha mencionado, los pasos para 'borrar' el éxito que cosechó la Unidad Canina a partir del rescate de un cachorro maltratado -Stan Lee- y la gran operación en redes sociales que lo propició.