Campaña Cetursa Pasión por la montaña en verano
A la sede de la EASP le deja formación, consultoría y colaboración con organismos internacionales

El PP niega a Granada la dirección y gestión de la sede del Instituto de la Salud para dárselas a Sevilla

Política - IndeGranada/EP - Lunes, 6 de Mayo de 2024
La dirección, la gestión y los órganos de gobierno, además de las competencias de conocimiento del nuevo organismo, que absorbe a Escuela, se ubicarán en Sevilla, tras desvelar al fin el PP sus planes, que había evitado en este tiempo.

Maqueta de la EASP, en la sede del organismo que ya no funcionará como lo hemos conocido hasta ahora. IndeGranada

Tras años de proceder al desmantelamiento de la Escuela Andaluza de Salud Pública (EASP), para integrarla en el nuevo Instituto de Salud de Andalucía (ISA), el PP al fin desvela sus planes que, pese a ser conocidos y negaba, mantenía ocultos.

Y así, desprecia la petición unánime para que la sede del nuevo organismo resida en Granada y la sitúa en Sevilla, desde donde no solo se dirigirá el Instituto, también ubicará en la capital andaluza la gestión y los órganos de gobierno, así como las competencias de conocimiento

Lo hace en una enmienda al proyecto de Ley de creación del Instituto de Salud de Andalucía del Grupo Popular en el Parlamento andaluz, que ha registrado en la Cámara autonómica, según informó Europa Press.

Y así, desprecia la petición unánime para que la sede del nuevo organismo resida en Granada y la sitúa en Sevilla, desde donde no solo se dirigirá el Instituto, también ubicará en la capital andaluza la gestión y los órganos de gobierno, así como las competencias de conocimiento.

A Granada, que llama “otra sede”, deja en la EASP los competentes en formación, consultoría y colaboración con organismos e instituciones internacionales, pese a reconocer hasta la consejera de Salud y Consumo, Catalina García, que el acuerdo estrella con la Organización Mundial de la Salud, que mantenía la Escuela, se caerá con la creación del Instituto.

Con ello, el PP o lo que es lo mismo, el gobierno andaluz de mayoría absoluta, no solo relega a Granada, sino que profundiza en la centralización, como ya ha materializado con el Parque de las Ciencias, Cetursa, y reduce, significativamente, el potencia de la ciudad para aspirar a la Agencia Estatal de Salud Pública.

Con ello, el PP o lo que es lo mismo, el gobierno andaluz de mayoría absoluta, no solo relega a Granada, sino que profundiza en la centralización, como ya ha materializado con el Parque de las Ciencias, Cetursa, y reduce, significativamente, el potencia de la ciudad para aspirar a la Agencia Estatal de Salud Pública

Esta enmienda forma parte de las ocho que ha presentado el Grupo Popular durante la tramitación parlamentaria del proyecto de ley que el Consejo de Gobierno aprobó el 17 de octubre de 2023, y que superó el debate de totalidad en el Parlamento el 13 de diciembre del pasado año, por la mayoría del PP a la que sumó la extrema derecha.

La propuesta del PP propone que el Instituto órgano cuente con "una sede en la ciudad de Sevilla" en la que se establecerán "sus órganos de gobierno, dirección y gestión y conocimiento, y otra en la ciudad de Granada, en la que se ubicarán los competentes en formación, consultoría y colaboración con organismos e instituciones internacionales".

Dada la mayoría absoluta con la que cuenta el Grupo Popular en el Parlamento andaluz esta legislatura, lo previsible es que las enmiendas parciales que ha presentado a este proyecto de ley sean aprobadas una vez que se debatan en la Cámara, aunque podrían incluir cambios en su redacción pactados con otros grupos parlamentarios, y posteriormente queden incorporadas al texto de la norma que finalmente obtenga la 'luz verde' del Pleno de la asamblea legislativa.

En otra de las enmiendas registradas por el PP figura una que propone añadir una nueva disposición adicional al proyecto de ley con un contenido en el que se pueda leer que, "sin perjuicio de lo que dispongan sus estatutos, el instituto dispondrá al menos de una sede en la ciudad de Sevilla, donde se establecerán sus órganos de gobierno, dirección y gestión y conocimiento, y otra en la ciudad de Granada, en la que se ubicarán los competentes en formación, consultoría y colaboración con organismos e instituciones internacionales".

La consejera de Salud y la directora de la EASP, en una imagen de archivo. JUNTA DE ANDALUCÍA

Según el texto del propio proyecto de ley, para la creación de este Instituto de Salud de Andalucía se parte de la premisa de que resulta "necesario proceder a la integración de dos entidades instrumentales ya existentes, la Fundación Pública Andaluza Progreso y Salud, y la Escuela Andaluza de Salud Pública, S.A. -con sede en Granada-, y de una parte de la organización administrativa de la consejería competente en materia de salud, concretamente el órgano directivo con competencia en materia de investigación, desarrollo e innovación en salud, en una agencia administrativa de nueva creación".

El futuro del personal de la EASP

Los populares en otra enmienda del PP se refiere al modo como debe acometerse la integración del personal de la Fundación Pública Andaluza Progreso y Salud y de la Escuela Andaluza de Salud Pública en el nuevo instituto.

El PP plantea que sea "el personal al servicio de la Fundación Pública Andaluza Progreso y Salud y de la Escuela Andaluza de Salud Pública S.A. que haya superado un proceso de estabilización y ostente la condición de personal laboral fijo" el que "podrá integrarse en el instituto, con carácter voluntario, en la condición de personal laboral fijo al servicio de la Administración General de la Junta de Andalucía

El proyecto de ley que aprobó el Consejo de Gobierno dedica su disposición adicional tercera al 'Régimen de integración del personal al servicio de la Fundación Pública Andaluza Progreso y Salud, y de la Escuela Andaluza de Salud Pública S.A'.

Al respecto, el texto del proyecto de ley determina que "el personal que viniera prestando sus servicios en la Fundación Pública Andaluza Progreso y Salud, y en la Escuela Andaluza de Salud Pública S.A., se integra en el Instituto" de Salud de Andalucía, "con todos los derechos y obligaciones laborales y sociales inherentes, de acuerdo con lo establecido en el artículo 44 del Real Decreto Legislativo 2/2015, de 23 de octubre".

"Este personal tendrá la consideración de personal laboral del Instituto de Salud de Andalucía sin que pueda ser considerado personal laboral de la Administración General de la Junta de Andalucía", añade la disposición adicional tercera del proyecto de ley.

Sin embargo, el Grupo Popular ha propuesto en una de sus enmiendas una nueva redacción para esta disposición adicional tercera, con la que plantea que sea "el personal al servicio de la Fundación Pública Andaluza Progreso y Salud y de la Escuela Andaluza de Salud Pública S.A. que haya superado un proceso de estabilización y ostente la condición de personal laboral fijo" el que "podrá integrarse en el instituto, con carácter voluntario, en la condición de personal laboral fijo al servicio de la Administración General de la Junta de Andalucía".

"Reglamentariamente se establecerá el procedimiento de integración directa, con carácter voluntario, en el grupo y categoría profesional equivalente del personal laboral al servicio de la Administración General de la Junta de Andalucía", propone la enmienda del PP-A, que apostilla que, "hasta tanto se produzca la integración prevista en el párrafo anterior, este personal se regirá por las condiciones establecidas en sus contratos de trabajo, en su convenio colectivo vigente y demás previsiones que resulten de aplicación conforme a la legislación laboral".

"Este personal tendrá la consideración de personal laboral del instituto, sin que pueda ser considerado personal laboral de la Administración General de la Junta de Andalucía", añade el texto de la disposición adicional tercera enmendada por el PP-A.

De igual modo, el PP ha planteado que "el personal al servicio de la Fundación Pública Andaluza Progreso y Salud y de la Escuela Andaluza de Salud Pública S.A. que tenga la condición de personal laboral temporal se integrará en el instituto, quedando el instituto subrogado en los derechos y obligaciones derivados de sus contratos de trabajo y, en su caso, de su convenio colectivo vigente, así como de los acuerdos derivados de la interpretación, aplicación y desarrollo del mismo, dentro de los límites legales aplicables, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 44 del texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, aprobado mediante el Real Decreto Legislativo 2/2015, de 23 de octubre".

"Este personal tendrá la consideración de personal laboral del instituto, sin que pueda ser considerado personal laboral de la Administración General de la Junta de Andalucía", añade el texto de la disposición adicional tercera enmendada por el PP-A.

Las reacciones:

También te puede interesar: