Loading
Este verano, el ciclo Lorca y Granada en el Generalife  une la voz de Federico a Nicolás Guillén y Alejo Carpentier  Con el espectáculo ‘Oh Cuba’, arte de las dos orillas  Del 18 de julio al 26 de agosto, de martes a sábado

La quimera de la moción de censura

Blog - Reflexiones del Por Venir - Chema Rueda - Miércoles, 12 de Julio de 2017
Sebastián Pérez y Luis Salvador.
M.Rodríguez
Sebastián Pérez y Luis Salvador.

Aunque retóricamente sea un recurso del que no se desprenderá Sebastián Pérez tan fácilmente, pues sabe que aún le puede dar para algunas ruedas de prensa, la posibilidad de que pueda producirse una moción de censura en el Ayuntamiento de Granada, en la presente legislatura, constituye, lisa y llanamente, una quimera inalcanzable.

Y no porque "no den los números", que dan. Entre PP y Ciudadanos. Como dieron en junio de 2015, para mantener a Torres Hurtado en la Alcaldía. Y cómo se encargaron de recordar, no hace tanto, los máximos responsables de ambas formaciones en rueda de prensa conjunta con tambores y cornetas. Dan los números, pero no dan las circunstancias. Ni el sentido común. Ni la realidad de la ciudad. Pero como esos argumentos, parecen importar poco a los partidos que suman 15 concejales en nuestro Ayuntamiento, queda el argumento principal. Tampoco dan las estrategias partidistas de los dos partidos.

Ciudadanos ya ha hecho el recorrido completo que le cabía dar en este mandato

Ciudadanos ya ha hecho el recorrido completo que le cabía dar en este mandato. Empezaron permitiendo, bien que con espectáculo y suspense incluido, el gobierno del PP, con Torres Hurtado y Sebastián Pérez a la cabeza. Continuaron vanagloriándose de ser decisivos e imprescindibles en la (nula) gestión realizada en el primer año de mandato. Contribuyeron con su (inevitable) voto a la investidura de Paco Cuenca como alcalde. Y terminaron por no contribuir lo más mínimo a dotar a la ciudad de ningún instrumento político que permita el desarrollo de una gestión, aunque sea de mantenimiento. En esas estamos. Una vez hecho el recorrido completo del círculo, a esperar a las próximas Elecciones Municipales, sin hacer mucho ruido y sin que se note mucho. Con una equidistancia respecto a los dos partidos mayoritarios, insoportable para la ciudad, y sólo sostenida en su interés particular. Para que no se diga que la "nueva" política no ha pasado de largo por la Plaza del Carmen.

El PP, aún tocado por el sonoro golpe, en toda su estructura, de la corrupción, que día a día nos ofrece nuevos datos y nuevas versiones, languidece en una oposición plana

El PP, aún tocado por el sonoro golpe, en toda su estructura, de la corrupción, que día a día nos ofrece nuevos datos y nuevas versiones, languidece en una oposición plana y de manual de mínimos, agotando la presencia de varios de sus concejales y concejalas, ya más fuera que dentro del Salón de Plenos. No cabe pensar que, realmente, estuvieran en disposición ni siquiera de intentar hacerse con el mando de la ciudad, con el bastón siempre inestable de C's. Más bien, esperan que la larga travesía del desierto en la oposición, les resulte digerible, mientras su Presidente Provincial, parece aguardar su momento, mientras comparece públicamente, de vez en cuando, anunciando un sin fin de alegrías y satisfacciones vacías. Sobre todo, mantener alta la moral de la tropa. Que no se diga tampoco.

No es un panorama halagüeño, ya lo he dicho en varias ocasiones. Pero es la constatación evidente de que la moción de censura, ahora, en nuestro Ayuntamiento, es sólo una quimera, que se desvanece entre las manos de sus creadores, y, dicho sea de paso, ante la mirada atónita de la ciudadanía granadina. Que se merece mucho más.

 

 

Nacido en Guadix (Granada) en 1963, por tanto de la generación de "A hard days night" y "Satisfaction". Licenciado en Derecho por la Universidad de Granada y funcionario de Administración Local, grupo A, trabaja en el Edicio de Los Mondragones. Fue concejal del PSOE en el Ayuntamiento de Granada (desde 2003 y hasta junio de 2015. En la actualidad es Secretario general del PSOE de la ciudad de Granada y Miembro del Comité director del PSOE de Andalucía. Me apasiona escribir (lo que pienso), debatir y participar en la vida pública, desde todos los ángulos posibles. Me duelen bastantes cosas de la vida y de la política actual, y no pienso dejar de intentar arreglarlas. Me apasiona la vida, la amistad, la Alpujarra y el Atlético de Madrid.