Loading

Cadena humana para salvar el histórico refugio Elorrieta, el más alto de España

Ciudadanía - IndeGranada - Sábado, 3 de Septiembre de 2016
Una numerosa cadena humana formada por más de medio millar de montañeros de todas las edades rodeó este sábado el refugio Elorrieta, en una iniciativa organizada por segundo año consecutivo por Acción Sierra Nevada para reclamar a las instituciones la rehabilitación y conservación del refugio más alto de España, a casi 3.200 metros de altitud.
Imagen de la cadena humana celebrada este sábado.
P.V.M.
Imagen de la cadena humana celebrada este sábado.
Pasada las 10.00 horas los montañeros se fueron concentrando en la Hoya de la Mora para partir hasta el refugio, construido en 1931 y 1933, entre los picos Tozal de Cartujo y los Tajos de la Virgen, entre los términos municipales de Lanjarón y Capileira, como enclave para fomentar el conocimiento de las altas cumbres del grueso de la sociedad granadina y como refugio para toda una nueva zona de repoblación de las altas alpujarras.
 
Dos horas más tarde, los asistentes se reagruparon en la Laguna de las Yeguas para, después de hacer un descanso, iniciar junto la subida al refugio.
 
Una vez allí, más de medio millar de montañeros, superando las previsiones iniciales y la convocatoria del año pasado, procedieron a rodear la instalación en una multitudinaria cadena humana, como acto simbólico para exigir la restauración del histórico refugio, abandonado desde hace años, pero vital para aquellos que emprenden la travesía de las altas cumbres de Sierra Nevada.
 
Un grupo de niños residentes en los municipios de la zona, representando el futuro, leyeron el manifiesto reivindicativo.
 
Manifiesto "Salvemos el refugio Elorrieta"

"El diccionario de la Real Academia de la Lengua define a un refugio como "Lugar de asilo, acogida o amparo de pobres, viajeros o excursionistas". Y es la función de amparo la que hace que altas montañas y refugios sean consustanciales, de forma que no sólo se necesitan mutuamente, sino que además se complementan y enriquecen.

Pero los viejos refugios de montaña son mucho más que benefactores techos bajo los que guarecerse en caso de necesidad. Son espacios vividos llenos de recuerdos, de sentimientos, de complicidades y de experiencias, muchas de ellas acaecidas en circunstancias inolvidables. Son cálidos cobijos, hogares de altura, abrigos con alma, amables espacios que trasmiten vibraciones y parecen hablarnos. Lugares a fin de cuentas que no dejan indiferentes a casi ninguno de sus visitantes.

Todo eso, y mucho más, puede decirse del Refugio Elorrieta, que, por si fuera poco, se ha ganado a lo largo de casi 90 años de existencia un lugar distinguido en la gran historia de Sierra Nevada. Un elemento del patrimonio histórico que conviene recordar fue declarado protegido en 2006, dentro del ya existente Parque Nacional.

Pero, desgraciadamente, corren malos tiempos para este venerable refugio, hoy salpicado de escombros, que fue levantado en el primer tercio del siglo XX por abnegados hombres de la Séptima División Hidrológica-Forestal. En su inicio fue albergue forestal, dando soporte a investigaciones meteorológicas, edáficas y selvícolas, para convertirse pronto en refugio de montañeros, llegando a ser cedido incluso, durante 30 años, a la Federación Española de Montañismo. Este refugio lleva agonizando demasiado tiempo y, más que hablarnos, parece gritarnos que no le dejemos morir, que le demos nueva vida. Y en eso estamos, en convencer a los gestores del espacio natural que este refugio, aparte de patrimonio histórico, no tiene impacto ambiental, no molesta a la mayoría y es muy venerado.

Queremos pensar que la administración competente será sensible al final a tantas voces como se vienen levantando en defensa del Refugio Elorrieta, recibidas tanto a nivel particular como desde colectivos muy diferentes del deporte, la ciencia, la cultura, el patrimonio histórico o el medio ambiente.

Y esta reivindicación debería servir también para otros antiguos refugios vivacs de Sierra Nevada, como este de Elorrieta. Muchos malviven sin apenas mantenimiento, desparramados por este enorme y elevado macizo, que cuenta con más de 170.000 hectáreas protegidas, cuyos visitantes (cada vez más numerosos) requieren del auxilio que, en ciertos momentos, pueden prestar los refugios en la alta montaña mediterránea, sobre todo por cambios repentinos de las condiciones meteorológicas.

Ojalá en un futuro próximo pueda lucir de nuevo en la puerta del Refugio Elorrieta aquella placa puesta en 1935, que rezaba así: "Para abrir alcen el picaporte. Siempre abierto, confiado a la hidalguía del caminante”.

Solo resta dar las gracias a los miles de amigos del Elorrieta y a los participantes en esta segunda cadena humana en favor de su conservación, sin cuyo aliento y empuje nada se podría hacer. Hidalgos caminantes como los de antaño que defienden sus montañas, pero también su escaso y mal conservado patrimonio histórico y cultural".
Tras visitar por turnos el refugio, a primeras horas de la tarde el grupo descensió para regresar al punto de partida.
 
Cinco razones para conservarlo

1. Es testigo histórico, construido, de una época histórica en la que realmente se trataba de paliar la escasez del campo andaluz mediante una política agraria novedosa y proactiva.

2. Es uno de los 5 refugios construidos durante la II República en la alta montaña andaluza.

3. Es representativo de una arquitectura modernista, que desde el programa y hasta sus soluciones constructivas conforma un ejemplo de sostenibilidad constructiva y ambiental realizada con materiales del propio lugar.

4. Se encuentra en buen estado estructural, lo que posibilita una rehabilitación basada en la protección superficial y retrazar su programa interior, dotándolo de carpinterías y mobiliario fijo interior.

5. Es necesario para facilitar las rutas por la zona durante el verano, y de especial sensibilidad para la salvaguarda de la vida de muchos montañeros que atraviesan la zona, cuando las condiciones invernales desfavorables son insalvables.

Por tanto, y por ser de justicia histórica, Acción Sierra Nevada solicita que sea catalogado de patrimonio Histórico de Andalucía y sean convenientemente promovidas medidas cautelares de proteccion y un programa de rehabilitación para el efectivo mantenimiento del mismo.
Una necesaria rehabilitación
 
El refugio está conformado como una articulación de dos plantas en forma de “L”, estando una de ellas excavada y otra sobre la rasante. En la actualidad se encuentra en buen estado estructural pero mal conservado, especialmente en sistemas y acabados exteriores. Los tendidos superficiales están muy dañados tanto en el interior como el exterior, y las carpinterías y cerrajerías están muy dañadas.
 
Sin embargo, una sencilla obra de rehabilitación mantendría este refugio en un buen estado, estima la plataforma, conservando el mismo hasta acometer una rehabilitación total de mayor alcance cuando sea posible.
 
En agosto pasado, un grupo de montañeros procedió a limpiarlo y a pintar por dentro el refugio.
 
Acción Sierra Nevada mantiene activa la reclamación para que las autorades competentes procedaqn a la rehabilitación y programen un plan de conservación del regugio de Elorrieta. Esta plataforma, además, convoca peiródicamente actuaciones de medioamebinretales en Sierra Nevada de limpieza y conservación.