Piropos poéticos

Condenado a 11 años de cárcel por forzar a su exmujer a tener relaciones sexuales con él amenazándola con un cuchillo

Ciudadanía - e.p. - Lunes, 14 de Noviembre de 2022

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha condenado a once años de prisión a un hombre acusado de forzar a su exmujer a mantener relaciones sexuales haciendo uso de un cuchillo de grandes dimensiones que colocó debajo del pecho de ella, con la que estaba en trámites de separación tras mantener una relación conyugal durante más de veinte años.

En la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press y contra la que cabe recurso de casación, se recoge que los hechos ocurrieron en agosto de 2020 en la vivienda que ambos compartían en un pueblo de Granada y es que, a raíz de su separación, acordaron que él se quedara con la segunda planta de la casa mientras que ella viviría con su hija mayor de edad en la primera.

Sobre las diez de la mañana de aquel día, la víctima entraba en la vivienda desde una zona ajardinada aneja al inmueble y él la llamó para que se acercara a hablar, momento que aprovechó para colocarle un gran cuchillo de sierra de 22 centímetros de largo y unos 11 centímetros debajo del pecho y le dijo que "no podía soportar verla con otro hombre y le solicitó su deseo de mantener por última vez relaciones sexuales antes de quitarse él la vida".

Mientras asía el puñal, el acusado insistió de nuevo a su esposa en su deseo de mantener relaciones sexuales con ella y ante su negativa "se revolvió agresivamente rompiendo el cuchillo que llevaba, y corrió a la cocina para tomar un segundo puñal de iguales características con el propósito de pinchar de nuevo" a su expareja, momento en el que se inició un forcejeo entre ellos.

En ese preciso instante, estando la mujer "completamente aterrorizada y con el fin de evitar sobre todo que pudiera quedar lesionada de gravedad por el uso del cuchillo que esgrimía el acusado y que trataba de usar contra ella, finalmente se vio forzada a cumplir la exigencia de su marido y subió con él para consumar sus deseos en una de las habitaciones", expone la sentencia.

Se intentó ahorcar

Tras la agresión sexual, el acusado bajó corriendo al garaje de la vivienda y allí empuñó un cuchillo de caza que había colgado en la pared y se autolesionó con él. A renglón seguido trató de ahorcarse, pero fue descolgado minutos después por agentes de la Guardia Civil que habían sido comisionados en la vivienda alertados por la llamada desesperada de la víctima.

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Granada condenó al acusado como autor de un delito de agresión sexual con instrumento peligroso con la circunstancia mixta de parentesco a la pena de trece años, seis meses y un día de prisión y a otros ocho años de libertad vigilada consistente en participar con éxito en programas de educación sexual.

Asimismo, impuso al acusado la prohibición de aproximación en un radio no inferior a 200 metros respecto a su exmujer, así como de comunicarse con ella por cualquier medio por un período de catorce años, seis meses y un día. También le condenó al pago de las costas causadas y a que, en concepto de responsabilidad civil, indemnice a la víctima en 3.000 euros por los perjuicios causados.

El acusado recurrió el fallo por vulneración de la presunción de inocencia, error en la apreciación de la prueba y, subsidiariamente, aplicación indebida de la circunstancia de parentesco como agravante, pero la Sala de lo Civil y Penal del TSJA lo ha confirmado en todos sus extremos aunque, por aplicación retroactiva de la normativa vigente, ha reducido la pena de prisión a once años y un día de prisión.